eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

De Eurovegas a la privatización sanitaria: los ocho fiascos del PP madrileño

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella, no dejan de coleccionar malas noticias en los meses que llevan en sus cargos

65 Comentarios

- PUBLICIDAD -
IU ve a Ignacio González "con los pies en cemento" tras la imputación de su esposa y le aconseja pensar en la dimisión

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. / Europa Press

¿Annus horribilis? Podría calificarse así. No en vano el PP madrileño, con Ignacio González y Ana Botella al frente de la Comunidad y la alcaldía de la capital, recibe una mala noticia detrás de otra. El primero llegó a la presidencia autonómica en septiembre de 2012 y la segunda acaba de cumplir dos años en Cibeles: poco tiempo y pocas alegrías.

Y todo esto en un contexto electoral adverso. Ninguna de las encuestas publicadas concede la mayoría absoluta al PP en la capital y la Comunidad. Es decir, tiene muy difícil repetir Gobierno, por lo que ni Ana Botella ni Ignacio González tienen asegurado repetir como candidatos. Más bien al contrario, el PP esperará hasta el último momento para elegir su candidato hasta ver quién tiene mejores expectativas electorales.

Lo que es seguro es que ni Botella ni González, que acumulan malas noticias, las tienen todas consigo: desde la barrera observan otros referentes populares en Madrid, la expresidenta Esperanza Aguirre y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes. Y más aún si la economía madrileña está lastrada por el paro y la caída del turismo.

Eurovegas. El proyecto sedujo a Miguel Sebastián, entonces ministro de Industria de José Luis Rodríguez Zapatero, pero quienes más se implicaron en él fueron Esperanza Aguirre e Ignacio González. Es más, en el entorno del Ejecutivo regional se responsabiliza, en parte, al Gobierno de Mariano Rajoy por el portazo de Sheldon Adelson, al no haber hecho las reformas que pidió el magnate en materia fiscal y de legislación contra el tabaco. Al menos, dicen las fuentes, "podrían haber dicho antes que no iban a ceder a sus pretensiones desde el principio".

Adelson dijo que no se instalaba en Alcorcón en las mismas fechas en que, según los planes, tenía que haberse puesto la primera piedra de un proyecto que, según sus defensores, lograría crear 200.000 puestos de trabajo –incluidos los indirectos– cuando estuviera completamente desarrollado.

Euro por receta. En los mismos presupuestos que se incluía la privatización sanitaria se aprobaba la puesta en marcha, desde el 1 de enero de 2013, de la recaudación del euro por receta. La medida se publicitó como económica, pero se topó con el rechazo ciudadano y gubernamental. Moncloa recurrió al Constitucional, que el 29 de enero de 2013 suspendió la medida. Los argumentos: vulneraba las competencias del Estado y afectaba a la igualdad de los españoles.

Juegos Olímpicos. El proyecto, personificado en el relaxing cup de Ana Botella, naufragó por tercera vez consecutiva ante, entre otros, los 328 invitados por la candidatura a Buenos Aires. En esta ocasión, además, no contaba con el consenso político: IU se terminó sumando a la oposición al proyecto para 2020 que expresó UPyD desde el principio. Aún no se sabe qué va a pasar con las infraestructuras que se habían proyectado para los Juegos –Madrid gastará cientos de millones en su rescate– y que habían costado unos 6.000 millones.

Ana Botella. Ha dado la vuelta al mundo. Primero por su relaxing cup, que le ha valido ser distinguida por la revista Time por haber protagonizado la metedura de pata del año. Pero, además, su gestión de la huelga de barrenderos ha sido retransmitida en directo por los medios internacionales.

Relaciones con Hacienda. Cristóbal Montoro es, seguramente, el político más criticado por los dirigentes del PP madrileño por detrás de Tomás Gómez, el secretario general del PSM. Pero siempre con escaso éxito. Esperanza Aguirre e Ignacio González han cargado contra las subidas de impuestos desde el primer momento, así como contra el reparto de los objetivos de déficit de las comunidades autónomas. El Gobierno regional siempre que ha tenido ocasión ha calificado de injusta la financiación autonómica y ha pedido un nuevo sistema antes de que acabe 2014.

Telemadrid. El ERE aplicado en la radiotelevisión autonómica está siendo revisado por el Supremo –el TSJM sentenció que los despidos no se habían ajustado a derecho–. Si el alto tribunal ratifica la improcedencia de los 861 despidos, González ya ha anunciado que hará lo que sus compañeros de partido en la Comunidad Valenciana: echar el cierre. Según los datos de Kantar Media, Telemadrid tuvo en 2013 una audiencia media del 3,8% de cuota de pantalla (5,3% en 2012). Las pérdidas acumuladas en los últimos dos años ascienden a 230 millones de euros.

Ático de Estepona. El 18 de diciembre la titular del Juzgado de Instrucción Número 5 de Estepona, Mariana Peregrina, imputó a la esposa de Ignacio González, Lourdes Cavero, copropietaria del ático, tras apreciar en el auto indicios racionales de un “supuesto delito contra la Hacienda Pública”, así como un “supuesto delito de blanqueo de capitales provenientes de unas supuestas comisiones, producido con anuencia de una entidad extranjera ad hoc”, en alusión a la sociedad Coast Investors, radicada en el estado norteamericano de Delaware.

Sanidad. El cambio del modelo sanitario y la privatización de la gestión de seis hospitales en Madrid no estaban en el programa electoral con el que ganó las elecciones Esperanza Aguirre en mayo de 2011. Aun así, se convirtió en una de las principales banderas del PP regional: los presupuestos de 2013, aprobados a finales de 2012, incluían una medida que ha reunido en su contra a todos los colectivos sanitarios. Una 'marea blanca' transversal unió la presión en la calle con la batalla judicial, hasta lograr la renuncia de González al proyecto y la dimisión del consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. El proyecto de privatización se había convertido en un lastre para el Gobierno regional y en un blanco fácil para la oposición.

La 'marea blanca', meses atrás, ya había logrado paralizar la conversión del hospital de La Princesa –con firma de Ana Botella contra el desmantelamiento incluida– en un geriátrico. La externalización de una veintena de centros de salud, también planeada, nunca llegó a ponerse en marcha.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha