eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Estamos dispuestos a seguir con la huelga indefinida todo el año"

Los profesores amenazan con continuar con las medidas de fuerza si el Govern balear no acepta aplazar la aplicación del trilingüismo al siguiente curso.

Hay otra reunión prevista, tras nueve días de huelga que han paralizado el inicio del curso, aunque el acuerdo no está cerca. La Consejería de Educación pretende que las clases en inglés, catalán y español comiencen inmediatamente, al menos en Infantil y Primaria. Los docentes dicen que no tienen los medios necesarios para hacerlo.

Baleares es una de las comunidades con mayor índice de fracaso escolar, algo que según los profesores se agravará al incorporar de repente clases en un idioma que no manejan la mayoría de alumnos y profesores.

35 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Una huelga contra la política educativa marca el inicio del curso en Baleares

Una huelga contra la política educativa marca el inicio del curso en Baleares

La negociación sigue estancada en Baleares. Ya van casi dos semanas de una huelga indefinida que ha vaciado las aulas y que pueden costar a los profesores más de 1.000 euros de sus sueldos. Pero no hay visos de que la medida de fuerza en contra de la aplicación del decreto de Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) vaya a detenerse. "Estamos dispuestos a seguir con la huelga indefinida todo el año", desafía Toni Baos, representante de los huelguistas del sindicato CC OO.

El apoyo que ha ido consiguiendo la protesta y la presión política -incluso miembros del PP han pedido públicamente al Ejecutivo de José Ramón Bauza que negocie con los docentes- ha cambiado radicalmente el discurso del Gobierno balear. De la intransigencia inicial han pasado a convocar una mesa de negociación, y a la oferta de que el trilingüismo no fuera obligatorio en Secundaria durante este curso, sino que fueran los centros los que decidieran si están en condiciones de aplicarlo. Además, han readmitido a los tres directores expulsados en Menorca por negarse a implantar el TIL en sus colegios. La Consejería ha permitido que vuelvan a sus lugares de trabajo, pero como profesores, sin devolverles sus funciones ni el complemento salarial.

Asimismo, ha añadido que también se abordará mantener y mejorar los presupuestos de los centros educativos, o aumentar la partida presupuestaria destinada a las ayudas de comedor y transporte, entre otras medidas.

"El clima de la reunión ha sido cordial", relata Baos. Pero la negativa a atrasar el calendario del TIL bloquea toda conversación. "Hay algo que no entienden. No nos tienen que convencer a nosotros sino a toda la sociedad balear. Los profesores podemos decir que la huelga se acaba pero no se acabará porque los padres, los alumnos y la mayoría de los ciudadanos no creen en la imposición. Están pidiendo democracia y participación, que se implique a las familias", explica el docente. 

El trilingüismo ya existe en Baleares como programa piloto. Lo que solicitan los huelguistas es que se evalúe su funcionamiento y se vaya aplicando paulatinamente y en función de los recursos de cada centro. Bauzá parece estar dispuesto a negociar, pero no a ceder ante los huelguistas, lo que explicaría el empeño en que el TIL se inaugurara este año en Infantil y Primaria. Para Baos, esta es la demostración de que "El Gobierno no hace política educativa sino política con la educación".

Una manifestación histórica

Los convocantes cifran el seguimiento del paro en "alrededor de un 45%" (el Govern lo deja en un 6%), y reconocen el "lógico desgaste" que implican nueve jornadas sin trabajar que se descuentan en las nóminas a razón de unos 100 euros al día. Para paliar este perjuicio económico se ha creado un fondo especial, una 'caja de resistencia' que ya ha recaudado más de 130.000 euros. "Podemos establecer estrategias para seguir con la huelga indefinida y tener la educación balear bloqueada durante meses", sostienen en la Asamblea de Docentes. Piensan en iniciativas "de distinta intensidad" consensuadas con padres y alumnos, como las que han permitido en estas dos semanas algunos docentes acudieran a trabajar en días determinados (y así evitar descuentos salariales) con la garantía de que los progenitores no llevarían a clase a los niños. El absentismo durante la huelga ha llevado a la diputada del PP Ana María Aguiló a amenazar a los padres con que podrían perder la custodia de sus hijos.

El domingo está convocada una manifestación que los representantes de los profesores calculan que será "tan masiva que podrá calificarse de histórica". Y como ejemplo mencionan que en Mallorca, por ejemplo, ya no hay autobuses disponibles. Todos los que estaban en alquiler se utilizarán el domingo para trasladar manifestantes desde distintas ciudades de la isla hasta Palma. ¿Y si hubiera un acuerdo finalmente en la próxima reunión con la Consejería? Toni Baos no duda: "Entonces convertiríamos la manifestación en una fiesta". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha