eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las mujeres son menos proclives a iniciar una guerra que los hombres

Un informe del Pew Research Center publicado por el Foreign Policy ha concluido que existe una brecha de género en lo relativo al uso de la fuerza para resolver conflictos

Esta tendencia ya fue anticipada en un estudio realizado por un profesor de la Universidad de Trufts (Massachusets) en 2007

21 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Los rebeldes sirios anuncian la toma del aeropuerto militar de Meneg

Un estudio del Pew Research Centre concluye que las mujeres son menos proclives a usar la fuerza en la resolución de conflictos. \ EFE

Los hombres son más propensos a usar la violencia que las mujeres. Así lo ha concluido un estudio publicado en el Foreign Policy y realizado por el Pew Research Center que afirma que las mujeres son menos proclives a iniciar un conflicto armado que sus compañeros masculinos.

El título original del informe, America’s Global Image Remains More Positive tan China’s, ha pasado inadvertido para los medios de comunicación. En su lugar, ha sido la brecha de género en lo relativo al uso de la fuerza para la resolución de conflictos la que ha acaparado la atención de los periodistas. Basado en un sondeo realizado en 39 países, el estudio detalla la posición de hombres y mujeres de muchos lugares del mundo respecto a lo conveniente de involucrarse en guerras o de responder a ataques cibernéticos.

La divergencia de opinión según el género es una constante en las encuestas de los últimos años relacionadas con la opinión de los ciudadanos sobre el uso de la fuerza.  Esta brecha persiste con independencia de las armas empleadas, el tipo de misiones militares o las estrategias empleadas. Richard Eichenberg, profesor de la Universidad de Tufts (Massachusetts) especialista en estudios de género, ha concluido que, aunque existen múltiples puntos de convergencia en las opiniones de hombres y mujeres, estas últimas son "siempre y en todas partes menos proclives a apoyar el uso de la fuerza militar”. En concreto, y después de examinar 496 encuestas realizadas a cuidadanos americanos entre 1990 y 2003, los datos publicados fueron los siguientes:

  • Un 8,5 % más de hombres que de mujeres apoyaron la acción militar de Estados Unidos en Irak durante la Primera Guerra del Golfo en 1990.
  • Un 6% más de hombres que de mujeres se posicionaron a favor de la intervención en Ruanda en 1994.
  • Un 7% más de hombres que de mujeres estaban de acuerdo con la intervención en Bosnia en 1995.
  • Un 17% más de hombres que de mujeres apoyaron a Estados Unidos en la guerra de Afghanistan en 2001.
  • Un 12% más de hombres que de mujeres aprobaron la acción militar en Iraq de 2003.

La conclusión a la que Eichenberg llega en el estudio realizado en 2007 puede corroborarse si echamos un vistazo a los datos publicados en el informe del Pew Research Center. En Francia, por ejemplo, un 14% más de hombres de que mujeres apoyaron la intervención de su país en Malí en los primeros meses de este año. Algo similar ocurre en Alemania, donde son un 20% más los hombres que consideran que la fuerza es necesaria para mantener el orden en el mundo.

No obstante, el Foreign Policy argumenta que, por falta de datos, no es posible dilucidar si el liderazgo de las mujeres (ya sea en la presidencia, la secretaría de defensa o la CIA) podría haber frenado las decisiones de usar la fuerza en determinados conflictos. De hecho, es el propio Departamento de Defensa norteamericano el que publica en su web imágenes como ésta, que evidencian que el número de mujeres en cúpulas de poder como, por ejemplo, la del Pentágono es notablemente inferior al de hombres. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha