eldiario.es

9

Sevilla-Cádiz: la Alta Velocidad más lenta

Más de un tercio de los 158 kilómetros de vía siguen en obras trece años después del encargo de los primeros proyectos del desdoble.

En los últimos meses, Fomento ha dado un impulso al tramo Aeropuerto de Jerez-Marismilla y ha reactivado los trabajos en el tramo abandonado Las Cabezas-Utrera.

La AV permitirá viajar entre Cádiz y Madrid en tres horas y veinte minutos.

Ave Sevilla Cádiz / Carlos Carmona

Ave Sevilla Cádiz / Carlos Carmona

El Ministerio de Fomento ha dado un impulso a los tres últimos frentes abiertos en el histórico proyecto de la Línea de Alta Velocidad (LAV) entre Sevilla y Cádiz: el soterramiento de Puerto Real (Cádiz), el tramo entre el aeropuerto de Jerez y Marismilla (Las Cabezas), y el tramo Las Cabezas-Utrera (Sevilla). Los trabajos acometidos en estos tres puntos abren nuevas expectativas para la llegada de la Alta Velocidad a la provincia de Cádiz, una iniciativa que se remonta a finales de los noventa y que ha sufrido desde entonces los incumplimientos sistemáticos protagonizados por los gobiernos del PP y del PSOE.

La vía ferroviaria entre las estaciones de Santa Justa (Sevilla) y Cádiz abarca 158 kilómetros de norte a sur. El desdoble está operativo en 93 kilómetros de vía que se reparten en ambos extremos del trazado: al sur, entre Cádiz y Jerez, a excepción del tramo soterrado de Puerto Real; al norte, entre Sevilla y Utrera. 65 kilómetros siguen en obras. Se concentran en el tramo intermedio de la vía, entre Jerez y Utrera. La Alta Velocidad permitirá viajar entre Cádiz y Madrid en tres horas y veinte minutos, frente a las cuatro horas y cinco minutos actuales en el servicio más rápido.

El Ejecutivo socialista dejó a finales de 2011 todos y cada uno de los tramos y equipamientos de la Alta Velocidad Sevilla-Cádiz adjudicados, pero muchos trabajos no contaban con presupuesto y otros estaban, directamente, abandonados. El panorama ha cambiado en los últimos meses.

Puesta en servicio parcial

Este mes está programada la puesta en servicio de forma parcial de 32,5 kilómetros más del desdoble. Los trenes empezarán a circular en este nuevo trazado en sólo una de las dos nuevas vías habilitadas, entre el poblado de Marismilla, unos tres kilómetros al sur de Las Cabezas, y el aeropuerto de Jerez. Adif ha comunicado en el ámbito técnico esta puesta en servicio en vía única, la vía 1, en la madrugada del 30, tras un retraso de dos semanas aprobado este martes, según la información técnica de Adif a la que ha tenido acceso este medio. Así, los trenes ya podrán abandonar la vía actual, que será desmantelada para permitir que se finalice la instalación de la nueva vía.

De forma simultánea se producirá el estreno de la estación de Lebrija, según los planes de Adif. Estos días, una veintena de trabajadores se afanan en los últimos detalles de los andenes y en el acondicionamiento del propio vestíbulo, un edificio de 670 metros cuadrados formado por grandes cristaleras junto a un amplio aparcamiento. Fomento inició la obra de esta infraestructura en marzo de 2011 con una inversión de 8,3 millones de euros. La alcaldesa de Lebrija, María José Fernández Muñoz (PSOE), señaló el lunes que aún está a la espera de que el Ministerio confirme al Ayuntamiento la fecha de estreno de esta infraestructura "vital" para la localidad.

Desdoble Sevilla-Cádiz / Carlos Carmona

Desdoble Sevilla-Cádiz / Carlos Carmona

Si la obra mantiene su pulso actual, el desdoble estará 100% operativo entre el aeropuerto de Jerez y Marismilla a final de este año. Entonces, la LAV estará pendiente sólo del tramo que une Las Cabezas y Utrera, en la provincia de Sevilla, que es donde se han acumulado los mayores retrasos.

Son alrededor de 26 kilómetros de recorrido. Allí, Fomento ya construyó la plataforma de tierra sobre la que se asentará la vía y adjudicó el proyecto para construir la doble estructura de hierro y para electrificar el trazado. Era enero de 2011. Pero, desde entonces, la obra quedó abandonada. Las malas hierbas tomaron la zona.

Hace sólo tres semanas varias cuadrillas de trabajadores retomaron los trabajos. Los operarios están haciendo los huecos de hormigón en los que se insertarán las catenarias. A pie de obra, cerca de El Torbiscal (Utrera), estos trabajadores explicaron que tienen que preparar más de mil y que su cupo diario se limita a 20 o 30. Después de este trabajo, añadieron, habrá que acondicionar la plataforma; realizar el acopio de las traviesas; distribuir el balasto, las piedras que sirven de base para las vías; colocar las vías y electrificar todo el recorrido.

Este procedimiento, según el pliego de adjudicación, se prolongará durante alrededor de 30 meses. La obra podría prolongarse dos años y medio desde ahora, pero todo depende del interés inversor que Fomento ponga en el proyecto. En los últimos Presupuestos Generales del Estado, el desglose para el tramo Las Cabezas-Utrera prevé inversiones hasta 2017. Fuentes oficiales del Ministerio no han ofrecido más información sobre la situación y perspectivas del proyecto.

158 kms en, al menos, 15 años

Según las primeras previsiones, la Alta Velocidad debía estar operativa en la provincia más al sur de Andalucía en 2006. Desde entonces se acumulan retrasos. La suma de dificultades técnicas, carencias presupuestarias y falta de decisión política ha provocado que para hacer una línea de Alta Velocidad de 158 kilómetros se vayan a emplear al menos 15 años, siempre que no haya más demoras. La evolución de esta obra contrasta con otros proyectos ferroviarios, tal y como explican expertos en infraestructuras ferroviarias. El AVE llegó a Levante en ocho años de obras (2002-2010) en los que se construyeron más de 450 kilómetros de vía. La LAV Córdoba-Málaga, de 155 kilómetros, se desplegó en seis años (2001-2007).

Los trenes Alvia que unen Cádiz y Madrid registraron un tráfico de casi 600.000 viajeros el año pasado, con un crecimiento próximo al 30% con respecto al ejercicio de 2009, según datos aportados por Renfe. El 80% de los usuarios emplearon estos trenes (cuatro diarios de ida y vuelta en temporada alta) para desplazarse entre la Bahía (Cádiz, San Fernando, El Puerto y Jerez) y la capital.

El desdoble permitirá reducir el tiempo de viaje en tren desde y hasta Cádiz e incrementar el número de trenes en servicio en un trayecto de alta demanda. Patronales, empresarios turísticos y sindicatos han reclamado durante el último decenio la culminación del trazado de la Alta Velocidad para paliar el déficit de infraestructuras que sufre la provincia gaditana.

Una década de compromisos incumplidos

1996/2000. La intención de llevar la Alta Velocidad (AV) a Cádiz se remonta a la puesta en marcha del AVE Madrid-Sevilla. La extensión del desdoble a la Bahía gaditana se consideraba una medida “razonable y necesaria”. El encargo y ejecución de los proyectos, sin embargo, no arranca hasta el final de la legislatura 1996/2000, con el PP en el Gobierno.

2000. El Gobierno y la Junta respaldan el desdoble de la vía Cádiz-Sevilla. La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez (PP), asegura tras reunirse con el ministro de Fomento Álvarez Cascos que la Alta Velocidad será una realidad en 2006. “Nos encontramos ante una de las apuestas de futuro más decididas que ha hecho jamás un Gobierno por Andalucía y por Cádiz”, recalca Martínez.

2001. La alcaldesa de Cádiz afirma que el proyecto de la Alta Velocidad a Cádiz está más adelantado que el de Málaga, aunque hasta el momento sólo hay estudios informativos. Fomento reitera que en 2006 se podrá circular en tren entre Cádiz y Sevilla en 53 minutos.

2002/2004: Se finaliza el soterramiento de la ciudad Cádiz y se adjudica la mayor parte de los tramos Cádiz-Jerez (El Portal, El Puerto, Bahía Sur-San Fernando) pero el proyecto global empieza a acumular retrasos.

2005. Tras el cambio de Gobierno en 2004, el PSOE critica el bajo nivel de ejecución de la obra en el tramo Jerez-Utrera, 97 kilómetros prácticamente sin hacer. Fomento prevé finalizar la obra en el último tramo de 2007.

2006. El presidente de Renfe, José Salgueiro, visita Cádiz y anuncia que la llegada de la Alta Velocidad a Cádiz será en realidad en 2009. Entonces, el tren unirá la Bahía y Madrid en tres horas y veinte minutos.

2007. Los tramos Jerez-Cádiz están en obras y los que van de Jerez a Sevilla, adjudicados en su mayoría. Pero la obra avanza lentamente. El diputado del PSOE por Cádiz y portavoz del PSOE en la Comisión de Infraestructuras del Congreso, Salvador de la Encina, atrasa un año más la previsión de puesta en marcha del tren de AV: “Mucho tendrán que torcerse las cosas para que no esté finalizado en 2010”, vaticinó.

2008. Arranca la segunda legislatura de Zapatero en el Gobierno. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anuncia por sorpresa en el Congreso que la Alta Velocidad no llegará a Cádiz hasta 2012, coincidiendo con el Bicentenario de la Constitución de 1812.

2009/2010. Fomento licita obras y equipamientos de la línea con plazos de ejecución que van más allá de 2012. A pesar de la realidad técnica de la obra, el Gobierno socialista insiste en que la Alta Velocidad será una realidad en el Bicentenario.

2011. En plena crisis, la obra sigue acumulando retrasos. Un informe interno de Fomento (todavía del Gobierno socialista) retrasa la llegada de la Alta Velocidad a Cádiz hasta 2014. El ministerio alega que es sólo “una hipótesis”. A su salida del Gobierno, el PSOE deja el desdoble adjudicado al completo pero sin resolver, con grandes retrasos y tramos abandonados.


Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha