Andalucía estudia el traslado obligatorio de médicos entre hospitales para paliar la falta de personal

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre

Álvaro López


4

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) plantea la posibilidad de que los médicos cambien y trabajen en varios hospitales a la vez si es necesario, según ha podido conocer en exclusiva elDiario.es Andalucía. La semana pasada, Salud entregó a los sindicatos el borrador de la medida durante la mesa sectorial. En él, se recoge la posibilidad de que médicos facultativos especialistas de los hospitales puedan ser trasladados de unos centros otros si hay una falta de plantilla que lo haga necesario. La medida incluye un epígrafe en el que el SAS afirma que, si no hay médicos que se presenten voluntarios para cambiar de hospital, se seleccionará a los candidatos de forma obligatoria. Preguntada por el tema, la Consejería de Salud matiza que, aunque la normativa respalda la propuesta y los desplazamientos se harían siempre “dentro de la misma provincia”, se negociará con el sector sanitario.

Los sindicatos amenazan con movilizaciones sanitarias en Andalucía en medio de un ambiente preelectoral

Los sindicatos amenazan con movilizaciones sanitarias en Andalucía en medio de un ambiente preelectoral

La idea, que está en estudio y que se debatirá el próximo 28 de enero en una mesa sectorial entre Salud y los sindicatos que se espera que sea tensa, se propone por la falta de plantilla que tiene la sanidad pública de Andalucía. Así lo admite el SAS en el borrador al que ha tenido acceso este medio donde se explica que se tomará la medida para paliar “la falta de disponibilidad en determinados centros de suficientes Facultativos Especialistas para el mantenimiento de la actividad asistencial y asegurar la cobertura de una guardia diaria para la atención de los pacientes que precisarán estos servicios de atención continuada exige, y dada la obligatoriedad de cobertura de las necesidades asistenciales a la población de referencia (...) para otorgar la debida cobertura asistencial a las circunstancias que la motivaron”. Una realidad que contrasta con la que describe el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, cuando habla de que la región nunca ha tenido más profesionales en su sanidad pública. Unas palabras que han provocado el rechazo unánime de los sindicatos.

Salud justifica la medida alegando que existen varias leyes que la respaldan. En concreto, la ley 14/1986, la 55/2003 y la 44/2003. La Junta de Andalucía interpreta esas tres normas de rango nacional para darle peso legal a su propuesta. La interpretación se basa en que esta medida se puede adoptar porque la “defensa de la salud de la población lo requiere”, porque el personal estatutario “debe prestar colaboración profesional cuando así sea requerido por las autoridades” y porque “los profesionales podrán prestar servicios conjuntos en dos o más centros, aun cuando mantengan su vinculación a uno solo de ellos, cuando se mantengan alianzas estratégicas o proyectos de gestión compartida entre distintos establecimientos sanitarios”.

En detalle, las instrucciones que recoge el borrador recogen que esta propuesta podrá ponerse en marcha cuando haya falta de personal en determinados hospitales y a la vez en las bolsas de contratación del SAS. Algo que es justo lo que está sucediendo en este momento porque muchos profesionales se marchan a la medicina privada o a otras comunidades según denuncian los sindicatos. Es decir, cuando haya bajas en un centro hospitalario y no se pueda contratar a nadie a través de la bolsa pública de empleo que tiene la sanidad andaluza, cada centro podrá solicitar personal de esta manera para que los médicos especialistas puedan prestar sus servicios en “dos o más centros, manteniendo su vinculación a uno solo de ellos”.

Traslados forzados

Salud propone que los hospitales seleccionen a personal temporal que pueda, a su vez, prestar servicios tanto en este como en el que falten trabajadores. Es decir, los médicos que quieran optar a un empleo eventual podrían hacerlo en estas circunstancias, sabiendo que podrán estar trabajando en dos o más hospitales si las direcciones del SAS y de los centros lo consideran. No obstante, como prevén fuentes del sector, si nadie quiere aceptar un trabajo en estas condiciones, Salud se reserva la opción de obligar a los médicos a que cambien de centro hospitalario si hacen falta en algún lugar. En este sentido, se tendrá en cuenta la antigüedad del profesional de menor a mayor. Dicho de otra forma, los médicos con vinculaciones temporales, los más jóvenes o los que llevan pocos años ligados al SAS tendrán mayores probabilidades de tener que estar con este tipo de contratos.

Si la propuesta sale adelante (aunque fuentes del sector afirman que los sindicatos se oponen mayoritariamente) las condiciones económicas también serán polémicas. Lo serán porque a estos médicos se les pagarán 500 euros por cada mes completo en el que estén desarrollando durante al menos dos días semanales su trabajo en el hospital que se le designe. Una cantidad que arroja una media de unos 60 euros al día, según explican fuentes sectoriales. Al menos, reconocen, las guardias sí se pagarían más caras que en circunstancias normales: 17 horas a 200€ y 24 horas a 300€. No obstante, las dudas de la mesa sectorial no acaban ahí, porque la disponibilidad geográfica tampoco queda clara.

Según el borrador, los médicos que participen en este plan cobrarán sus correspondientes dietas de desplazamiento y manutención si son necesarias, pero no se aclara hasta dónde podrán enviar al profesional, aunque el SAS afirma a este medio que solo se moverían entre centros de la misma provincia. Lo único que sí se especifica es que el médico en cuestión podrá ir de una localidad a otra, pero nada más. Al respecto, fuentes sanitarias explican que “los nombramientos como personal estatutario solo pueden hacerse a un centro hospitalario o a un distrito de atención primaria, no existe el nombramiento a dos centros distintos, es ilegal”. Por otro lado, no se tiene constancia de que otras comunidades autónomas hayan tomado medidas similares. Así lo han confirmado a este medio Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Catalunya y Cantabria.

La propuesta andaluza se debatirá el próximo 28 de enero en una mesa sectorial que será bronca por la situación en la que está la sanidad pública de Andalucía. Los sindicatos denuncian la opacidad del SAS a la hora de darles información sobre la verdadera plantilla que hay y protestan porque no se están cumpliendo acuerdos laborales que se alcanzaron en julio. Además, alertan de la “improvisación” y de los “parches” que está promoviendo el SAS para salvar la sexta ola de la Covid-19 y la presión asistencial heredada desde hace meses, especialmente en la atención primaria. “Por encima de cualquier otra consideración no creemos que esta sea la solución para la falta de profesionales. Es decir, si ahora cuesta trabajo contratar gente para centros comarcales, con estas medidas tampoco querrán ir a otros hospitales porque los pueden mandar a estos. La solución pasa por pagar más y hacer contratos más largos en esos centros comarcales a los que no quiere ir nadie, no por obligar a los profesionales a hacer más jornadas y lejos de sus casas”, denuncian fuentes del sector sanitario.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats