La portada de mañana
Acceder
El debate sobre el tope a las hipotecas
La candidata del PP en València privatizó por 5,7 millones una universidad
OPINIÓN | El fascismo sociológico ya está aquí. Por Rosa María Artal

Andalucía recopila medidas antiguas para “vender” el nuevo plan de refuerzo en atención primaria que anunció Moreno

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, junto al consejero de Salud, Jesús Aguirre, en una foto de archivo

Álvaro López


0

El plan de la Junta de Andalucía para reforzar la atención primaria ha acabado por no ser un plan. Al menos, no un plan nuevo, según admite la propia Consejería de Salud. Aunque el pasado viernes el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, de visita electoral en Castilla y León y ausente en el Parlamento de Andalucía mientras la oposición le reprochaba su política sanitaria, anunciaba un ambicioso proyecto para mejorar la actividad asistencial de los centros de salud, los detalles que se han conocido hoy tras el Consejo de Gobierno lo han dejado casi en agua de borrajas. Porque no se ha presentado ninguna medida que no esté ya en marcha y, por si fuera poco, se trata de propuestas que no se han negociado con los sindicatos y que han resultado polémicas desde el principio.

Andalucía presenta un plan de choque para la atención primaria sin negociarlo con el sector

Andalucía presenta un plan de choque para la atención primaria sin negociarlo con el sector

Lo que ha anunciado el consejero de Salud, Jesús Aguirre, es en realidad una “readaptación” del plan de alta frecuentación -refuerzo para los casos de gripe y otras dolencias respiratorias en invierno- conocido como Plan de Respuesta a la Alta Incidencia Covid-19 en Atención Primaria (PRAIP) “para adaptarlo ante la incidencia del covid de la sexta ola”. “Es adecuar y ordenar todo lo que estamos haciendo en centros de salud”, dice Aguirre. Está pensado para “optimizar” la atención primaria y ha sido revisado para mejorar la presión asistencial que padecen los centros de salud.

Curiosamente, el orden del día del Consejo de Gobierno no incluía ningún punto que hiciese referencia a este proyecto, pero a preguntas de los periodistas el consejero ha explicado que se ha debatido con carácter urgente, a pesar de que Moreno Bonilla ya anunció el pasado viernes que este martes se presentaría públicamente. Por otra parte, el PRAIP que ha promocionado la Junta como nuevo en realidad lleva en marcha desde comienzos de enero, ya que Aguirre ha explicado que se trata de un plan que tendrá su desarrollo durante las ocho semanas que hay entre el primer día del año y el último de febrero. En todo este tiempo, según el Ejecutivo andaluz, la presión asistencial en los ambulatorios ha crecido un 30%.

En cifras, Salud sostiene que se va a invertir en total 14,7 millones de euros en adoptar las medidas que contiene este refuerzo de la atención primaria. Sin embargo, fuentes del sector ponen esa cantidad de dinero en entredicho porque hay distritos sanitarios en los que, solo en los refuerzos de verano, se gastan 20 millones de euros para aumentar la plantilla. “Con ese dinero no tienen ni para empezar”. Peor aún, según el Servicio Andaluz de Salud (SAS), de esos 14,7 millones de euros, 3,2 se han destinado a contratar personal, por lo que la cifra se aleja mucho de cualquier refuerzo estival que se haga en una única provincia de Andalucía. “En todo este tiempo se ha hecho un refuerzo de las plantillas. Nada más que a nivel de atención primaria hay 387 sanitarios más a lo largo de enero en comparación de cómo se estaba en diciembre”, afirma el consejero de Salud, Jesús Aguirre.

Esos nuevos contratos se reparten, según Salud, en 97 licenciados sanitarios (médicos), 251 diplomados sanitarios (enfermeras) y 39 profesionales de gestión y servicios (auxiliares administrativos). Además, “ello ha permitido mantener abiertos los 1.512 centros de atención primaria y conservar la misma actividad que en el periodo reglamentario de vacaciones de los profesionales de atención primaria durante las Navidades 2021/2022”. Aunque todos los ambulatorios han podido abrir, lo cierto es que la mitad de ellos han tenido que cerrar cada tarde en Andalucía por falta de profesionales, tal y como ha admitido el SAS en varias ocasiones. Para cambiar la tendencia y ante la falta de plantilla, el consejero de Salud dice que con las medidas del PRAIP “se le da la oportunidad al personal a trabajar por la tarde si quiere”.

Un anuncio frente a la realidad

Esta batería de propuestas contrasta con la realidad que describe el sector sanitario y reconoce a duras penas el propio SAS. Por un lado, Salud dice estar reforzándose con contratos nuevos y por otro adopta políticas que delatan que faltan trabajadores en la sanidad andaluza. Por eso, este plan se basa en las conversaciones que hubo en la mesa sectorial de finales de diciembre en las que la Junta presentó alternativas como la ampliación de la jornada laboral de enfermeros y médicos, así como la incorporación de personal jubilado para completar las plantillas. Pero entonces, como ahora, la Consejería de Salud ha optado por no negociar ninguna de las novedades con los sindicatos, tal y como denuncian fuentes sindicalistas.

En ese sentido, el plan de choque para reforzar la atención primaria se ha encontrado con el rechazo unánime del sector. Otra vez, como viene siendo habitual, la mesa sectorial que integran CCOO, UGT, CSIF, Sindicato Médico y Sindicato de Enfermería SATSE lamentan que Salud anuncie propuestas que no negocia y que, además, como ocurre en este caso, ya han sido contestadas con polémica por parte de los profesionales. “Mentira tras mentira, no hemos negociado nada, ni precio, ni tiempo, ni forma de hacerlo, ni cuántas por centro, ni cuántas por profesional. Es un mentiroso patológico”, dice Antonio Macías, portavoz de UGT sobre el consejero Aguirre y el anuncio que ha hecho del plan tras el Consejo de Gobierno. “El nuevo plan de atención primaria o dónde está la bolita son lo mismo”.

Según Victorino Girela de CSIF, los números que ha dado Salud están tergiversados: “Es decir, lo que se contrata para la alta frecuentación, como ahora hay menos gripe y menos virus respiratorio, se utiliza para refuerzos”. Como el resto de sindicatos, no sabe de dónde salen los profesionales nuevos a los que hace referencia el consejero cuando habla de 387 incorporaciones más. “Los contratos son los que se han venido ofertando por bolsa o la renovación de muchos de ellos y no me creo que sean nuevos, entre otras cosas porque según el mismo reconoce, no hay médicos ni pediatras disponibles en bolsa”. Para la mesa sectorial, la Junta pretende “vender” un refuerzo asistencial y una realidad del sistema que no se corresponden con el día a día que tienen que soportar los trabajadores.

“Mienten más que hablan”, denuncia Rafael González de CCOO sobre la dirección del SAS. “No hay profesionales porque se fueron y los pocos que había los contrataron por Navidad”. Andalucía, según los sindicatos, ha recuperado a menos del 15% de los despedidos a 31 de octubre. “Son medidas que se le ocurren a alguna mente pensante y van dando palos de ciego anunciando a bombo y platillo humo”. José Sánchez, portavoz del Sindicato de Enfermería SATSE dice que “este plan que dicen que es un nuevo plan no lo es”. Asegura que los datos de contratos de enfermeros y enfermeras que ha anunciado el consejero son cifras que no se corresponden con las últimas semanas, sino que en algunos casos son incorporaciones que llevan meses en el SAS.

El juego de las cifras

Para el sector, la Junta juega con la foto fija de la plantilla que hay por refuerzos para hablar de un total que no respaldan los sindicatos. De hecho, el portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, ha vuelto a decir, como hizo Moreno hace unas semanas, que ahora hay 30.000 sanitarios más que en 2019 cuando ganaron las elecciones. “Si es verdad, que nos den las cifras oficiales”, afirman desde la mesa sectorial.

Carmen Serrano, portavoz del Sindicato Médico, recuerda que las propuestas de ampliación de jornada de los galenos de atención primaria ya se discutieron a finales de diciembre y que, entonces, se hablaba de que solo se haría en algunos centros de salud, pero que ahora se amplía a todos los de la comunidad. Este sindicato insiste en que lo ideal es que los médicos de cabecera tengan listas de pacientes de no más de 40 personas al día y que las políticas deben ir en ese sentido. “Pero no hay nada escrito y lo único que tenemos son las declaraciones que ha hecho el consejero. Cuando veamos algo podremos valorar”.

Así, la tregua que había pactado la mesa sectorial con el SAS podría saltar por los aires esta misma semana si el compromiso de desarrollar el complemento salarial de las carreras profesionales tampoco sale adelante como se pactó en verano. Por lo pronto, el 19 de febrero está convocada una manifestación sanitaria en todas las capitales de provincia de Andalucía. Además, el próximo día 3 habrá otra reunión técnica en la que los sindicatos quieren pedirle a Salud que aclare de una vez por todas y con cifras oficiales los contratos reales que se han hecho y los que se han extinguido a 31 de enero. Hasta ahora, no han trascendido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats