Una asociación de profesores impugna el examen de Dibujo de las oposiciones de Secundaria de Andalucía

Imagen de archivo de oposiciones

Néstor Cenizo


1

El examen práctico de dibujo de las oposiciones a profesor de Secundaria en Andalucía está en el disparadero. Una asociación de profesores ha presentado a la Consejería de Educación un escrito pidiendo la nulidad de la prueba y que las oposiciones vuelvan al momento inmediatamente anterior. De momento, la Consejería se niega a repetir el examen. “Una vez analizadas todas las circunstancias, las erratas advertidas en el examen de Dibujo no reúnen la suficiente entidad como para anular la prueba y repetirla”, señalan. Según Educación, los tribunales advirtieron de los fallos “en condiciones de igualdad”.

Andalucía penaliza a las madres lactantes: sin tiempo de descuento en las oposiciones de Secundaria

Andalucía penaliza a las madres lactantes: sin tiempo de descuento en las oposiciones de Secundaria

La asociación, así como aspirantes que han alegado a título individual, esgrimen que el examen estaba tan mal redactado, contenía tantos errores y fue objeto de tantas revisiones durante su desarrollo que se alteraron las condiciones de igualdad. Los errores “no fueron resueltos conforme a lo dispuesto en las bases de la convocatoria y lo que es aún más grave, se resolvieron de diferente forma, generándose con ello un trato desigual para los opositores de cada uno de los diferentes Tribunales”, se asegura en el escrito presentado ante la Consejería, al que ha tenido acceso elDiario.es en Andalucía.

Si este escrito y los demás es desestimado (como ha ocurrido ya con algunos), tan solo cabrá recurrir al final del proceso, lo que, llegado el caso, pondría en cuestión toda la oposición.

Menos tiempo en uno de los tribunales

El escrito recoge que cinco de los ocho ejercicios presentaban errores “constatables con simples comprobaciones sensoriales o con criterios de lógica elemental o común”. A la vista de estos fallos y de la necesidad de corregirlos sobre la marcha, los responsables de su desarrollo acordaron conceder 30 minutos extra, un tiempo insuficiente, según la asociación, porque las erratas y errores se anunciaron “horas después del inicio del examen”.

A esto se añade que la presunta solución acabó generando el mayor agravio: el tiempo concedido a cada uno de los opositores. El escrito concreta que el tribunal 13, en Huelva, no comunicó a los aspirantes que se había acordado dar media hora extra. Estuvieron sentados desde las 20.33, sin poder continuar el examen ni entregarlo, hasta que a las 21.03 les permitieron entregarlo, mientras que el resto de aspirantes de Andalucía seguía respondiendo los ejercicios.

Dos aspirantes que realizaron la prueba ante este tribunal confirman que no tuvieron media hora extra para completarla. “Me llamó la atención que nos tuvieron hasta las nueve y algo, pero ya con el examen cerrado. Pensé que era por algún tema de gestión”, dice uno de ellos. “Yo me enteré a los dos días, al hablar con compañeros de otros tribunales, de que habían dado media hora más”, señala otro, que cree que podría haber acabado un ejercicio más de haber contado con más tiempo.

A diferencia de lo ocurrido en otros tribunales, el de Huelva tampoco aclaró que los aspirantes no debían añadir música y sonido al ejercicio de storyboard, como pedía el enunciado. Esto añadió dificultad a la prueba, a pesar de que la música y el sonido no formaban parte del temario. La prueba de storyboard se anuló en algunos tribunales, pero en otros no. Según los opositores, hubo tribunales que indicaron que no se penalizaría su falta de realización, pero se valoraría a quien lo hiciera.

La Junta de Andalucía aseguró a elDiario.es/Andalucía que no se produjo desigualdad entre los opositores porque tuvieron media hora extra, y “todos los tribunales estuvieron en la misma situación”. Repreguntada por esta cuestión tras los testimonios de varios opositores, la Consejería insiste: “Esa no es la información oficial que tenemos, sino que todos los tribunales ampliaron la media hora”.

Comunicación de criterios dispares de evaluación

Los opositores denuncian que tampoco hubo homogeneidad en la información que se les transmitió. Algunos tribunales habrían anunciado los criterios de calificación al comienzo de la prueba, otros durante su desarrollo y algunos ni siquiera los comunicaron. Este sería el caso de tribunal 16, el 8, el 9 y el 11. Los que lo anunciaron tampoco se pusieron de acuerdo: mientras que el tribunal 2 informó de que todos los ejercicios puntuarían lo mismo (dos puntos por cada uno de los cinco ejercicios -tres de dibujo técnico y dos de dibujo artístico), en el tribunal 3 se aseguró que los tres ejercicios de dibujo técnico puntuaban un 50% (1,67 por ejercicio) y los dos de artístico contaban por otro 50% (a 2,5 por ejercicio).

Los recurrentes creen que la prueba no respetó la igualdad de trato a los opositores ni los principios que rigen el acceso a la función pública: igualdad, mérito y capacidad. “Resulta más que evidente la existencia de un trato desigual a los opositores dependiendo del tribunal en el que se encontrasen, lo cual supone una vulneración del principio de igualdad”.

Calificaciones a partir del 1 de julio

El escrito de alegaciones ha sido presentado este lunes, una semana después de la polémica prueba, ante la Dirección General del Profesorado y Gestión de Recursos Humanos de la Consejería de Educación. Está presentado en nombre de la asociación 09 de Profesorado de Dibujo Artes Plásticas y Educación Plástica y Visual, que integra a unos 150 socios, tiene su sede en Málaga y tiene por objeto la “defensa de los intereses de las enseñanzas” de Artes Plásticas y Dibujo y otras disciplinas artísticas.

Varios de sus asociados que trabajan como interinos en la educación pública están participando en las oposiciones ahora en cuestión. Además de esta impugnación, que la asociación realiza en defensa de un interés colectivo, en la última semana se han presentado impugnaciones a título individual.

Desde que abrieron el sobre, los aspirantes fueron detectando anomalías, como una doblez producida probablemente en la impresión, que afectaba a uno de los dibujos del examen técnico. Además, el examen ya venía con fe de erratas, que también tuvo que ser corregida. A pesar de todo, la prueba continuó. En cambio, en la prueba de repertorio con piano en la especialidad de Música, realizada por siete personas, la mala impresión de una de las pruebas provocó que se recurriera a un examen de reserva. La consejería argumenta que no son casos comparables: en el examen de música, un fallo de impresión provocó que los aspirantes vieran antes de tiempo la prueba prevista para un día posterior.

Al examen de Dibujo estaban llamados 1.295 opositores, que aspiran a una de las 119 plazas ofertadas. A preguntas de este periódico, la consejería descartó que las incidencias, que calificó de meras erratas, merezcan la anulación del examen, tal y como ocurrió en 2018 para la misma prueba.

Está previsto que las calificaciones de la prueba práctica se conozcan entre el 1 y el 5 de julio, y que en esta fecha se produzcan los llamamientos para presentar la programación didáctica, última prueba de la oposición. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats