Juan Romero, el último superviviente español de los campos de concentración nazis, recibe homenaje póstumo en su tierra 75 años después

Juan Romero con sus hijos Bernard y Jeannine y su nieta Eva.

Juan Romero, último superviviente español de los campos de concentración nazis, alcanza el homenaje de su tierra natal. Córdoba le entrega, a título póstumo, la Medalla de Oro y el nombramiento como Hijo Predilecto de la provincia, en una ceremonia en la que participan autoridades españolas y francesas y los hijos del republicano que estuvo en la antesala de la cámara de gas de Mauthausen.

Adiós al último superviviente español de los campos de concentración nazis

Adiós al último superviviente español de los campos de concentración nazis

Para Romero el reconocimiento llega tarde: falleció el pasado mes de octubre, con 101 años de edad. Pero llega. Y lo hace con los máximos reconocimientos de la Diputación de Córdoba. El acto de entrega tiene lugar el 26 de febrero y será retransmitido en directo a partir de las 10 horas en el canal de la institución provincial.

Juan Romero también recibió, todavía en vida, el primer homenaje de España. Fue en el verano de 2020. La vicepresidenta del Gobierno de España y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, se desplazó a tal efecto a Aÿ-Champagne (Francia), donde el que fuera último de los 9.300 deportados españoles residió en su exilio.

Juan Romero llevaba 75 años esperando este momento. Como el resto de paisanos que penaron, y murieron, en campos nazis. Los de otras nacionalidades fueron tratados como héroes en sus países. Y en septiembre el Parlamento de Andalucía aprobó otorgarle la distinción de Hijo Predilecto de la región. Juan murió apenas un mes más tarde.

Superviviente de Mauthausen

Juan Romero Romero (Torrecampo, Córdoba, 1919 - Aÿ, Champagne, 2020) fue uno de los más de 7.500 españoles que, tras haber formado parte del Ejército francés contra los nazis, ingresaron en Mauthausen-Gusen entre 1940 y 1942. Otros 1.800 compatriotas más, hombres y mujeres, serían deportados, por pertenecer a la Resistencia, a otros centros de internamiento de la Alemania de Adolf Hitler.

"De los 7.500 de Mauthausen, unos 5.200 solo pudieron salir de allí a través de la chimenea del crematorio, convertidos en humo y cenizas", cuenta el periodista Carlos Hernández, colaborador de elDiario.es, que glosará la vida de Juan Romero a través de una intervención telemática, seguida de la proyección de su vídeo sobre el último superviviente español de los campos nazis.

"Durante el periodo de la Guerra Civil española permaneció fiel al ejército de la II República Española combatiendo desde que tenía 17 años en la 33ª brigada del XV Cuerpo del Ejército, luchando en batallas que tuvieron lugar en la sierra de Guadarrama, Brunete, Guadalajara y Teruel", enumera el texto del acuerdo plenario de la Diputación de Córdoba. Casi al final de la contienda sufrió el exilio, como medio millón de refugiados abocados a la retirada, de los que unos 50.000 eran andaluces.

"Juan tuvo fortaleza, inteligencia y, sobre todo, una buena dosis de suerte que le permitió sobrevivir", explica el periodista. Romero estuvo en la antesala de la cámara de gas de Mauthausen. Y sufrió el trabajo esclavo. Antes, las autoridades francesas le internaron junto a miles de españoles en el campo de concentración de Vernet d' Ariège.

"Honor" del pueblo francés

"A pesar del mal trato recibido por parte de las autoridades galas, Juan decidió alistarse en la Legión Extranjera para volver a combatir al fascismo en la guerra que se avecinaba contra Hitler", apunta Hernández. Desde el 14 de abril de 1939 constan en su hoja de servicios del Ejército Francés su participación en distintas campañas militares en Argelia, Libia y Alemania, donde fue hecho preso por los nazis y mantenido en cautividad en el campo de prisioneros III-A de Luckenwalde. "Esta segunda contienda tampoco acabó bien para el luchador cordobés", continúa.

Y Francia, su país de adopción, decretó el 17 de abril de 2016 su nombramiento con el grado de caballero de la Legión de Honor reconociéndole su condición de deportado y 77 años de servicio honorífico a la República Francesa, el más alto honor que puede recibir un ciudadano francés. Por todo, en el cordobés Juan Romero "han residido una serie de valores morales de tan alto grado e indiscutible consideración mientras vivió que lo mínimo que esta provincia puede hacer por su memoria es reconocer el honor que esta tiene al haberlo visto nacer hace más de 100 años", subraya el documento de la Diputación de Córdoba, al que ha tenido acceso elDiario.es Andalucía.

"España pierde un trozo irremplazable de su historia. Ya no queda ninguno. 75 años y cinco meses después de la liberación de los campos de concentración nazis, ha fallecido el último español que vivió aquel infierno y que pudo contarlo", explicaba Carlos Hernández. Romero dejaba atrás una vida de lucha que comenzaba a cosechar el reconocimiento que sí obtuvo en Francia: "Tuvo que esperar 101 años para que su patria le homenajeara y le tratara como lo que fue: un héroe".

El homenaje de Francia y España

El nombramiento de Juan Romero como Hijo Predilecto de la provincia cordobesa lo vivirán sus hijos. Bernard Romero, Jeannine Romero y Jocelyne Dart participarán por videoconferencia desde Francia. El propio Ayuntamiento de Ay ha preparado una sala al efecto, y contará con la asistencia del alcalde de la localidad francesa, Dominique Lévêque.

La participación 'on line' desde tierra gala está completada con otros familiares de descendientes de republicanos españoles. Como Patrick Sánchez, Louise Perin, Josselyne Cothenet, Daniel Puerto, José Torres, Vincent, Jeannine y Claude Pérez o Dolorès y Jean Pierre Martini, todos hijas e hijos de republicanos exiliados. Y con el presidente de Amical de Mauthausen y otros campos, Enric Garriga, y su homólogo en la Asociación 'Amicale des déportés, familles et amis de Mauthausen', Daniel Simon.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sí asistirá al acto de forma presencial, como el director general de Memoria Democrática del Gobierno español, Diego Blázquez. En representación de la Embajada francesa en España, estarán la cónsul general de Francia en Madrid, Marie-Christine Lang, o los cónsules honorarios en Sevilla y Málaga, Christophe Sougey de Funès y Nathalie Hadj.

La Diputación de Córdoba también ha citado al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, que no ha respondido a la invitación. Sí lo ha hecho, excusando su ausencia, la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico del Gobierno andaluz, Patricia del Pozo. El alcalde de Córdoba, José María Bellido, sí hará acto de presencia.

La alcaldesa de Torrecampo –localidad natal de Juan Romero–, Francisca Alamillo, sí estará en la ceremonia. En un listado institucional que integra los miembros de la Corporación Provincial cordobesa y el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el diputado de Memoria Democrática y Cooperación, Ramón Hernández.

El Pleno de la Diputación Provincial de Córdoba acordó nombrar, a título póstumo, Hijo Predilecto de la provincia de Córdoba a Juan Romero Romero el pasado 23 de diciembre de 2020. La resolución fue aprobada por unanimidad de los grupos políticos representados en la institución.

Antes, el 2 de septiembre de 2020, la Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía aprobó homenajear a Romero, contando la propuesta con el voto favorable de todos partidos, la abstención del PP y el voto contrario de Vox. La ultraderecha pidió, a cambio, condenar los "Gulag comunistas". "No queda más tiempo para honrar a estos héroes", decía Adelante Andalucía. Juan Romero falleció apenas un mes más tarde.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2021 - 21:15 h

Descubre nuestras apps

stats