“Dimisión, bloqueo presupuestario y elecciones”: el vicepresidente andaluz dinamita la hoja de ruta de Moreno para agotar el mandato

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, junto al vicepresidente Juan Marín.

Daniel Cela


2

El tablero político andaluz acaba de saltar por los aires. El PSOE ha anunciado este martes que abandona la negociación con el Gobierno de Juan Manuel Moreno sobre el Presupuesto para 2022 y que el jueves registrará en el Parlamento una enmienda a la totalidad. Vox y Unidas Podemos han elaborado sus propias enmiendas contra las cuentas de la Junta y han pedido, por separado, la dimisión del vicepresidente Juan Marín y la convocatoria de elecciones anticipadas.

Todo este zamarreo lo ha desatado esta mañana un audio publicado por la Cadena Ser, en el que se oye a Marín explicarle a sus compañeros del grupo parlamentario Ciudadanos que "sería estúpido presentar un Presupuesto en año electoral", que en realidad el Gobierno de Moreno busca que la oposición no le apoye las nuevas cuentas, porque eso impediría usarlas como herramienta electoral -ya que la ley prohíbe hacer anuncios institucionales en campaña-; y que hay que "quitarle al PSOE la posibilidad de demostrar que puede ser útil en esta legislatura". Las manifestaciones de Marín contradicen el discurso que Moreno ha defendido en público desde hace meses, y ha conciliado a toda la oposición en contra del Ejecutivo andaluz, probablemente en el momento de mayor inestabilidad política del mandato.

El audio del vicepresidente y líder regional de Cs se grabó el pasado mes de junio durante una reunión del grupo parlamentario naranja, que en ese momento vivía una profunda crisis interna, agudizada por el relevo de algunos de sus diputados en puestos de importancia (portavoz, coportavoz). La grabación se ha guardado durante cuatro meses y se ha hecho pública 48 horas antes de que expire el plazo para que los grupos registren una enmienda a la totalidad al proyecto de ley de Presupuestos de la Junta.

El audio ha precipitado los tiempos, y este martes tanto el PSOE como Vox han anunciado sus enmiendas, que se suman a la que ya había registrado Unidas Podemos el pasado lunes. Toda la oposición en bloque se ha levantado en pie de armas contra el Ejecutivo andaluz y, excepto los socialistas, reclaman al presidente que convoque las elecciones. Las tres enmiendas se votarán de forma conjunta en un Pleno en el Parlamento el próximo 24 de noviembre, y si prosperan tumbarán las cuentas autonómicas de 2022, en las que la Administración de Moreno ha depositado sus planes de recuperación económica tras la crisis de la Covid [43.800 millones de euros, dopados con una cifra récord de más de 5.000 millones de euros en fondos europeos].

El audio de Marín, filtrado por sus propios rivales internos en Cs, ha desbaratado la hoja de ruta que el presidente de la Junta había trazado desde el pasado verano, justo cuando encargó al consejero de Hacienda la envolvente financiera del último Presupuesto de la legislatura, y justo cuando, en paralelo, se producía la grabación del vicepresidente defendiendo la prórroga de las cuentas por tacticismo electoral. En esas fechas, el pasado verano, en San Telmo sí se barajaba la prórroga del Presupuesto porque Vox, su socio de legislatura, ya había empezado a exigir un adelanto electoral y se daba por hecho que el Gobierno andaluz no contaría con mayoría parlamentaria para sacar adelante sus cuentas. Esa tesis cambió el 1 de octubre, cuando el nuevo secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, reescribe el guión de oposición y ofrece a Moreno un pacto político "inédito" PP-PSOE para facilitar con su abstención la aprobación del Presupuesto de 2022.

En el audio, de ocho minutos de duración, el vicepresidente de la Junta reconoce ante sus compañeros de Cs que aprobar las cuentas nuevas "en un año electoral" "supondrían un lastre", porque impedirían vender gestión en plena campaña. "Nosotros necesitamos vender estirón", dice. El vicepresidente atribuye la filtración a la dirección nacional del PP y apunta directamente a Fran Hervías, ex secretario de Organización de Cs, que dejó el partido naranja en abierta confrontación con los suyos para fichar por Pablo Casado. Desde Génova niegan la participación de Hervías y advierten de que él no ostenta cargos en el partido naranja desde hace dos años y no milita en él desde hace ocho meses.

Este martes, Marín se ha reafirmado en todas sus declaraciones de junio, durante una entrevista en el programa Mesa de Análisis, de Canal Sur Televisión, y ha explicado que el contexto y las circunstancias económicas del Presupuesto cuando le grabaron ese audio era "muy distinta" a la que se conoció tres meses después, con la llegada de los fondos europeos. Sus palabras han roto el guión del Gobierno andaluz, donde este martes no se ocultaba el malestar y la urgencia por rehacer el relato político de la negociación presupuestaria. "Las manifestaciones de Juan Marín son opiniones a título personal", advierten fuentes próximas al presidente de la Junta.

Tras el Consejo de Gobierno han comparecido el portavoz, Elías Bendodo, y el consejero de Hacienda, Juan Bravo, que se ha afanado en desgranar detalles de la negociación con el PSOE, que hasta ahora se desconocían. Bravo ha ido un paso más allá anunciando que su departamento está dispuesto a aceptar seis puntos del decálogo que los socialistas le hicieron llegar el día antes, y que tendrán un impacto en las cuentas de 767 millones de euros, y una reprogramación de 150 millones de fondos europeos.

El consejero incluso ha aceptado incluir una partida de un millón de euros más para Memoria Histórica y un gasto extraordinario para políticas de igualdad y lucha contra la violencia machista, un guiño a los socialistas que les aleja de otro hipotético acuerdo con Vox. "Si el PSOE buscaba una excusa para romper la negociación, ya la tiene, en una conversación privada de julio", dice Bendodo. Bravo ha insistido en que seguirán buscando el acuerdo hasta el día 24 y ha "restado importancia" al audio de Marín que, dice, "está sacado de contexto".

En julio, Marín ya daba la legislatura por "acabada". "Hay que tener en cuenta que los tanques salen a la calle en enero... ahí empieza la campaña electoral pura y dura", dice en el audio, y añade que "al PSOE solamente le queda una jugada, que es demostrar que puede ser útil de alguna forma en esta legislatura y si le quitamos esa posibilidad (...) pues al final conseguimos pleno. Con esa estrategia tenemos que jugar hasta el final". En realidad la negociación real sobre el Presupuesto de 2022 empieza el 1 de octubre, tras la reunión de Espadas y Moreno en San Telmo. Después de ese primer encuentro, el vicepresidente andaluz se reafirma públicamente en que la mejor opción es "prorrogar" las cuentas, aunque más tarde matiza sus palabras y acompaña la hoja de ruta de Moreno, que ve "factible" el pacto con el PSOE.

La vicesecretaria general del PSOE-A, Ángeles Férriz, ha tildado hoy de "bochornosas" las palabras de Marín y ha acusado al presidente andaluz de "mentir a los andaluces" y de "crear una falsa estrategia con los Presupuestos". "Es un engaño masivo a la ciudadanía, no vamos a seguir sentados en esa negociación", afirma. El vicepresidente de la Junta ha reconocido en Canal Sur que el análisis que él hace en esa grabación es compartido por el presidente Moreno. "Él entiende perfectamente el escenario y el contexto, es de sentido común. Somos muy sensatos y sabíamos que pasaba entonces", advierte. Sobre la estrategia de cerrarle el paso a los socialistas, Marín asegura que "evidentemente es mi adversario político". "Si no, ¿qué hago yo aquí? Ponerle la alfombra roja a Espadas? El PSOE intenta acabar con Cs y con Marín, y Vox sabe que mientras yo esté aquí no van a gobernar, ¿cómo no van a querer matarme?"

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats