Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

España habilitará la tercera casilla de sexo “indefinido” para personas no binarias en la documentación de extranjeros

Nobinario2

Javier Ramajo

35

Hombre. Mujer. Indefinido. Por primera vez, en los formularios oficiales y en la documentación de las personas extranjeras en España habrá una opción de género no binaria. Una tercera casilla que abre la puerta a un reconocimiento no previsto para el resto de ciudadanos. El Ministerio de Inclusión Social y el Ministerio del Interior confirman a elDiario.es que los trámites que son competencia de la Dirección General de Migraciones incorporarán esa alternativa, que luego se verá reflejada por ejemplo en las tarjetas del NIE, algo que no ocurre con los DNI españoles, porque el Código Civil no lo permite. Esto ocurrirá, detallan fuentes ministeriales, con aquellos migrantes que tengan reconocida esa identidad no binaria en sus países de origen.

Este cambio se produce a raíz de la victoria judicial de Andrea Speck, que desde hace unas semanas ya es oficialmente una persona de género 'X indefinido' en el Registro Central de la Extranjería, como había dictaminado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que trascendió el pasado mes de mayo.

El empeño de Speck, una persona no binaria residente en Sevilla que llevaba años de litigio con la administración por ese motivo –en su pasaporte alemán constaba ya con sexo indefinido–, no solo ha hecho que se resuelva su caso concreto sino que ha provocado una transformación administrativa para todo el país. En una reunión celebrada la semana pasada, Migraciones decidió modificar los 24 modelos oficiales para que los procedimientos incorporen esa tercera opción. Aún quedan detalles por definir, que se analizarán “en el proyecto de reforma del reglamento”, explican en Inclusión Social.

Lo que sí parece claro es que el género X o indefinido aparecerá en las tarjetas de identificación de extranjeros que expide Interior. “Se inscribirá lo que diga en la documentación de sus países de origen”, explican fuentes del Ministerio. Según la recopilación de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA), hay 14 países en el mundo que reconocen oficialmente en los documentos de identidad a las personas no binarias, en cuatro de ellos solo para personas nacidas intersexuales.

En Europa, además de Alemania, también Países Bajos, Austria, Dinamarca, Malta e Islandia forman parte de este grupo. Además, Argentina, Canadá, India, Pakistán, Bangladesh, Nepal, Nueva Zelanda y Kenia han aprobado leyes en este sentido, de acuerdo con el mapeo de ILGA. En algunos otros países, el reconocimiento se permite para otro tipo de documentos subnacionales, como ocurre en Brasil, Australia o Estados Unidos, donde algunos estados como Nueva York posibilitan el marcador de género indefinido en tarjetas como la licencia de conducir.

“Va a ser un camino largo romper el binarismo de todas las administraciones”

“Esto nunca ha sido solo sobre mí. Con este paso, por primera vez un Ministerio reconoce que nosotres, las personas no binarias, existimos, y tenemos derecho a ser reconocides legalmente”, se entusiasma Andrea Speck, que celebra que su caso haya servido para “romper el sistema binario de género” en nuestro país. Speck, de 58 años, peleó desde 2019 en los tribunales debido a que en el modelo EX18, que se utiliza para la inscripción en el Registro Central de Extranjeros de Ciudadanos de la UE, solo figuraban las opciones masculina y femenina, con las que no se identifica. Hace unos meses el TSJA le dio la razón y su inscripción se hizo efectiva con el género “indefinido”.

Sin embargo, Speck se preguntaba recientemente “cómo una persona puede solicitar ser inscrita como 'indefinido' si esa opción no existe en el modelo que hay que presentar”; si para solicitar el NIE o cualquier certificado de residencia solo se puede elegir entre 'Hombre' o 'Mujer' en un campo obligatorio. “La lucha sigue”, dice Speck, que recuerda que “va a ser un camino largo romper el binarismo de todas las administraciones”.

De hecho, ahora se encuentra con su abogada, Olga Burgos, en el siguiente escalón: exigir a otras administraciones públicas que rectifiquen sus datos personales relativos a su identidad de género. En la Agencia Tributaria figura como hombre, así como en el padrón de habitantes de Sevilla, mientras que en la Seguridad Social, el SEPE y el Servicio Andaluz de Empleo, como mujer. “Ahora tenemos la situación absurda de que legalmente existo en el Estado español como persona no binaria pero todo el resto de las administraciones del Estado me obliga a identificarme ante ellas como 'hombre' o 'mujer', es decir, me obligan a proveer información legalmente incorrecta”, explica.

Aunque celebra la decisión del Ministerio de Inclusión, Speck advierte de que se podría empezar a dar “una discriminación respecto a las personas no binarias de nacionalidad española, que siguen sin el reconocimiento de su identidad”. A su juicio, el Estado español “está aún digiriendo lo que realmente significa la sentencia del TSJA, que rompe todo el sistema binario de género, aunque por el momento solo para personas no españolas”.

La ley trans y las personas no binarias

Tanto Speck como su abogada participan estos días en un congreso internacional sobre ciudadanías sexuadas que se celebra precisamente en la Universidad de Sevilla, en el que compartirán su exitosa batalla legal. La “ausencia de regulación legal” del caso a nivel estatal había hecho que un juzgado de Sevilla desestimara el recurso de Speck en primera instancia, en julio de 2019. Pero el TSJA consideró finalmente que la pretensión de Speck de aparecer como género indeterminado en el Registro Central de Extranjeros era “legítima” y “plenamente asumible” por la Administración, ya que así figuraba en su pasaporte alemán y, desde 2019, en el registro del Servicio Andaluz de Salud, en virtud de ley trans andaluza, aprobada cinco años antes.

La Ley Trans aprobada en febrero de 2023 renunció a incorporar el reconocimiento de las personas no binarias. Aunque en ningún momento el articulado incorporó una referencia explícita a una tercera casilla, el borrador elaborado por el Ministerio de Igualdad sí contenía una disposición que permitía la posibilidad de “omitir, a petición de la persona interesada, la mención relativa al sexo en los documentos oficiales”, pero esta medida se cayó del texto a medida que fueron avanzando las tensas negociaciones entre el PSOE e Igualdad. Ya con la norma en el Congreso, algunos grupos parlamentarios intentaron vía enmiendas incluir la obligación de que las Administraciones garantizasen que la documentación y formularios “se adecúen a la diversidad, incluidas las personas no binarias”, pero fueron tumbadas.

El reconocimiento legal es una de las demandas que llevan tiempo reclamando las organizaciones de personas trans y no binarias. De hecho, la ley impulsada por la Federación Plataforma Trans, presentada en 2017 en el Congreso por entonces Unidas Podemos, que no llegó a prosperar por las elecciones de 2019, incorporaba el cambio del procedimiento de la rectificación registral del sexo para basarlo en la autodeterminación de género, como ha hecho la Ley Trans, pero apostaba por una mención al sexo que pudiera ser masculino, femenino o no binario (NB).

Etiquetas
stats