La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

La estrategia de MacArthur contra Corea, en la defensa del exteniente Segura

Luis Gonzalo Segura, en uno de los actos que ha protagonizado.

Douglas MacArthur (1880-1964) pasó a la historia como uno de los grandes militares estadounidenses. Condecorado con la Medalla de Honor, fue Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en el Frente del Pacífico del Sur durante la Segunda Guerra Mundial, y uno de los grandes estrategas que el mundo militar ha dejado como legado. Pero por encima de su capacidad para mover las tropas o buscar aliados, MacArthur era un lince a la hora de gestionar conflictos y tomar decisiones rápidas y eficaces. Ahora, 66 años después de que terminase de dirigir la ocupación de Japón, sus enseñanzas podrían hacer que el exteniente Luis Gonzalo Segura pueda recuperar sus galones.

Parece descabellado, pero el abogado Josep Jover, coordinador ahora de su defensa, se quiere apoyar en las enseñanzas del general para diseñar una defensa "que tiene una doble vertiente: la jurídica y la social". Luis Gonzalo Segura fue desposeído de sus galones tras publicar dos libros sobre presunta corrupción en el Ejército y sus declaraciones posteriores. Ahora, agota los últimos recursos legales de que dispone.

De momento, como ha explicado a eldiario.es/andalucia, ha presentado un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la decisión del Tribunal Supremo de mantener a Segura sin sus galones de teniente. "Es verdad que hay cosas que no puedo contar, porque forman parte de las reservas que tengo que tener, pero estamos trabajando en una estrategia de gestión del conflicto que puede parecer poca cosa, pero es un modelo estratégico de gestión de un problema determinado a reforzar la imagen del teniente".

Para el letrado, "se trata de un caso en el que una parte del sistema va contra otra parte que está corrupta. Es el mismo caso en el procedimiento de todos contra el canon digital", para lo que ha presentado un recurso legal, pero con una importante carga social a sus espaldas.

Las decisiones de MacArthur

Josep Jover encabeza un grupo de 20 profesionales que se han puesto manos a la obra en la defensa de Segura, y trabaja además en su imagen social, "con la ayuda, entre otras cosas, del uso de la teoría de juegos que diseñó MacArthur para Estados Unidos en la Segunda Guerra. Era un estratega que desarrolló una amplia gama de juegos basado en procesos decisionales. Su trabajo es, en parte, la base para trabajar "en el aspecto social del teniente, porque la corrupción es un problema social".

En síntesis, el letrado señala que se quiere imitar el trabajo del militar norteamericano en 1950, cuando tomó la llamativa decisión de atacar a un ejército por la retaguardia. Era el grupo de tropas conocida como "Inmun Gun", el ejército norcoreano, que traspasaba el paralelo 38 en busca de la conquista de Corea del Sur. Los coreanos del Sur estaban apoyados por Estados Unidos, y MacArthur decidió que debía penetrar en la retaguardia enemiga, para así atrapar al Inmun Gun entre el VIII Ejército y otra posición en retaguardia. Lo que pasó es que MacArthur pasó a la historia por el desembarco con el que salió triunfante, que él mismo definió como "la obra maestra de su vida".

Con las enseñanzas de hace más de medio siglo, por lo tanto, se va a aplicar un trabajo con la imagen de Luis Gonzalo Segura fuera de los juzgados. Dentro de los juzgados se ha presentado el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, "que es posible que no lo admitan, pero esto abre las puertas al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, aunque si lo admiten lo pueden tener 10 años en el Constitucional".

El exmilitar, eso sí, se encuentra más arropado jurídicamente hablando, que en ocasiones anteriores. Nada menos que una veintena de letrados de distintas especialidades están trabajando en su defensa, gracias al esfuerzo de la Plataforma X la Honestidad, creada para ayudar a Ana Garrido Ramos, la funcionaria que destapó el caso Gürtel y para impulsar iniciativas legislativas para la protección de los denunciantes de corrupción.

El recurso presentado destaca "la trascendencia social del presente caso, y no resulta ocioso señalar que la presente acción constitucional se ejerce colectivamente, impulsada por un colectivo ciudadano, la Plataforma (...) a la que pertenece el demandante, cuyo activismo es conocido entre la sociedad civil, grupos políticos, profesionales y, en definitiva, ante Instituciones del Estado, medios de comunicación y opinión pública".

Su letrado lo explica a esta redacción, y enfatiza que "no podemos concluir sin hacer mención a la clamorosa necesidad del ejercicio de la libertad de expresión para depurar prácticas deplorables en cualquier institución pública, como la ocurrida en la gestión política y militar del siniestro del YAK-42. De haberse impuesto la tesis inicial de silencio al servicio de una mal entendida garantía de la prevalencia de la "honorabilidad" de la Institución sobre las opiniones e informaciones de familiares de las víctimas y la exigencia de Justicia, la opinión pública nunca habría conocido lo ocurrido y no se podría garantizar que no vuelva a repetirse, que es, en definitiva, la finalidad legítima siempre perseguida, la del correcto y democrático funcionamiento de nuestras Instituciones, puestas al servicio de la ciudadanía".

Con estos y otros argumentos, ahora queda esperar a que se pronuncie el Constitucional. Si niegan su amparo, Europa será la siguiente parada.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2017 - 22:00 h

Descubre nuestras apps

stats