La portada de mañana
Acceder
La normalidad pre-COVID volverá como pronto a finales del próximo verano
Sanidad confía en un plan conjunto para Navidad pese a las propuestas autonómicas
OPINIÓN | El virus que agrava una sociedad infantilizada, por Rosa María Artal

La Covid-19 empieza a dar un respiro a los hospitales granadinos con menos pacientes ingresados que la semana pasada

La presión hospitalaria ha disminuido en la última semana

Poco a poco, parece que la segunda ola del Covid-19 está empezando a remitir en Granada. Al menos, de acuerdo con los datos hospitalarios que se acumulan día tras día. Aunque aún es pronto para que se puede hablar de un escenario de recuperación, lo cierto es que los propios sanitarios ya admiten que la presión hospitalaria está disminuyendo. En ese sentido, los ingresos en los dos principales hospitales granadinos siguen a la baja.

Las UCI de Granada superan el 100% de ocupación por Covid-19 en una jornada negra para la provincia

Las UCI de Granada superan el 100% de ocupación por Covid-19 en una jornada negra para la provincia

Si se tratase de hacer una comparación gráfica, lo que ocurre ahora mismo en el sistema sanitario público de Granada se puede explicar como si fuese un globo. Hasta la semana pasada, este estaba inflándose sin parar y estaba a punto de explotar, pero en los últimos días ha dejado salir algo de aire y, si bien sigue al límite, el globo parece no estar tan cerca del desastre. En cuanto a números, las cifras de contagios diarias están resultando ser una buena medida. En los últimos días los positivos se sitúan alrededor de las 500 personas cada 24 horas, lo que supone la mitad de los que se estaban contabilizando en las semanas previas.

La incidencia acumulada de casos positivos Granada capital, sigue por encima de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes -en la provincia baja ya de esa cifra después de un mes-. Un número que no da espacio a la relajación ya que está muy por encima de los valores que ponen en alerta a las autoridades sanitarias. Pero sí es cierto que esta tercera semana de noviembre los ingresos hospitalarios están bajando. En el Hospital Virgen de las Nieves hay alrededor de cincuenta pacientes menos que hace siete días y en el San Cecilio del Parque Tecnológico de la Salud (PTS), la cifra es similar.

De hecho, según fuentes sanitarias, la planta izquierda novena del Virgen de las Nieves está cerca de volver a sus funciones normales, ya que a última hora del miércoles fue cerrada para pacientes de Covid-19, al no hacer falta sus instalaciones para albergar más camas. Algo que sucede en un hospital cuya capilla ya se ha acondicionado para llevar allí enfermos de UCI. Porque si los ingresos hospitalarios y los contagios están a la baja, no sucede lo mismo con los enfermos críticos.

Los pacientes críticos aumentan

Las UCI del Virgen de las Nieves y del San Cecilio tienen ahora más pacientes que la semana pasada, aunque esto se explica porque en estas unidades “los efectos tardan más en verse”, según fuentes médicas. Entre los dos centros hospitalarios, suman más de 100 personas ingresadas en unas UCI que siguen sobrepasando el 100% de su capacidad.

Al tener un cuadro clínico peor que hace que deban recibir cuidados críticos, las personas que están ingresadas en la UCI “tardan más en salir de ellas, pero las urgencias que atienden a pacientes con sospecha de Covid van bajando”. Con cautela, los sanitarios explican que se ve una “tendencia positiva” en las cifras.

Los números positivos no esconden la dramática situación que se sigue viviendo en los hospitales, pues estos días solo están suponiendo un ligero alivio a nivel asistencial. Las plantillas de los centros hospitalarios siguen siendo escasas y los profesionales continúan estando exhaustos. Además, en la última semana han fallecido más de 100 personas en toda la provincia a causa de la Covid-19.

Medidas efectivas

Lo que está poniendo de relieve el descenso en el número de contagios y en las hospitalizaciones es que las medidas adoptadas para frenar la pandemia están teniendo efectos positivos en los hospitales granadinos. Según recuerdan los sanitarios, “los resultados de ahora son la consecuencia de lo que sucedió hace dos semanas”.

Es decir, la tendencia a la baja de la pandemia se puede explicar por el cierre perimetral de Granada y de su Área Metropolitana que entró en vigor en la última semana de octubre, pero aún no por las últimas restricciones adoptadas. Para poder valorar qué efectos está teniendo el cierre de todas las actividades no esenciales, hará falta al menos otra semana. Algo que se pondrá encima de la mesa en la reunión que celebrará la Junta de Andalucía en los próximos días para decretar nuevas medidas restrictivas.

Etiquetas
Publicado el
22 de noviembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats