La Junta de Andalucía defiende que los 340.000 andaluces con la primera dosis de AstraZeneca se pongan ya la segunda

Una mujer recibe una dosis de la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca en Sevilla (Andalucía, España.

Andalucía ha administrado hasta la fecha 564.800 dosis de AstraZeneca, la vacuna que el Gobierno de España y las comunidades acaban de restringir para menores de 60 años después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA en sus siglas en inglés) advirtiese de "posibles vínculos" entre los casos de trombos y la dispensación de este fármaco. En total, hay 339.618 andaluces que ya se habían vacunado de la primera dosis de AstraZeneca (la mayoría personal esencial, como profesores y policías) y cuya cita para ponerse la segunda dosis ha quedado de inmediato "suspendida".

Andalucía prorroga el cierre perimetral entre provincias y el horario ampliado de los bares ante el avance de la cuarta ola

Andalucía prorroga el cierre perimetral entre provincias y el horario ampliado de los bares ante el avance de la cuarta ola

Andalucía, con un Gobierno de PP y Ciudadanos, está de acuerdo con la decisión adoptada por la Ponencia Técnica de Vacunas de limitar por ahora la administración de AstraZeneca a personas de 60 a 65 años. "La Comisión de Salud Pública valorará en los próximos días la ampliación con AstraZeneca al grupo de 65 a 70 años y se suspende la vacunación con esta vacuna en menores de 60 años", explicó la Junta el miércoles a última hora, tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.

La medida deja en vilo a casi 340.000 andaluces ya vacunados de la primera dosis, envueltos ahora en cierta "incertidumbre", aunque hay dos datos a tener en cuenta que llaman a la tranquilidad: uno, la primera dosis de AstraZeneca ha demostrado un grado de efectividad del 70% [algunos países, como Reino Unido, computan una sola dosis para hablar de inmunidad de la población]. El segundo dato es que la segunda dosis de esta vacuna se puede administrar hasta tres meses después de la primera, "por lo que hay margen suficiente para analizarlo con prudencia y decidir correctamente", explican desde la Consejería de Salud.

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha hecho un llamamiento a la calma este jueves, recordando que los trombos vinculados con este fármaco representan "tres casos de cada tres millones de vacunados". "Todos los medicamentos tienen efectos secundarios, pero en este caso son muy minoritarios", ha subrayado. La decisión sobre qué ocurre con aquellas personas menores de 60 años y que tienen ya una dosis de Astrazeneca "se tomará de manera conjunta en los próximos días dentro de la Estrategia de Vacunación para toda España".

No obstante, Moreno ha abierto la puerta a que los andaluces menores de 60 años que "voluntariamente" accedan a vacunarse de la primera dosis o la segunda dosis de AstraZeneca puedan hacerlo. El presidente también se ha mostrado "partidario" de que los 340.000 andaluces que ya se han puesto la primera dosis "se pongan la segunda", "pero vamos a esperar a tomar una decisión mancomunada entre el Gobierno y las comunidades autónomas", ha matizado. La posición del Gobierno andaluz está alineada con el Ministerio de Sanidad en este asunto, al contrario que el Ejecutivo de PP y Cs en Castilla y León, que se apresuró a detener la vacunación de AstraZeneca antes, incluso, de que el Consejo Interterritorial de Salud se hubiera reunido.

El ritmo de vacunación en Andalucía es de los más acelerados de España. La Junta está administrando más del 90% de las dosis que le llegan y cada semana, reiteradamente, exigen al Gobierno una mayor negociación en Bruselas para obtener más dosis y lograr la inmunidad de rebaño [70% de la población inmunizada] antes del verano, y no a finales de agosto, como anunció el martes el presidente Pedro Sánchez. "No puede ser que Marruecos tenga el doble de vacunas que Andalucía", ha remarcado Moreno.

Etiquetas
Publicado el
8 de abril de 2021 - 11:18 h

Descubre nuestras apps

stats