Andalucía prorroga el cierre perimetral entre provincias y el horario ampliado de los bares ante el avance de la cuarta ola

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, junto al consejero de Salud, Jesús Aguirre, visitan la ampliación del hospital Macarena en Sevilla.

Andalucía mantendrá las restricciones a la movilidad en vigor -cierre perimetral de Andalucía y sus provincias-, no alterará los horarios de apertura de la hostelería y los comercios, ampliados hasta las 22.30 horas hace un mes, y tampoco el toque de queda, que permanece entre las 23.00 y las 6.00 horas. El consejo de alerta regional de alto impacto en salud, que asesora al Gobierno de Juan Manuel Moreno Bonilla, ha descartado este miércoles endurecer las medidas de seguridad contra la Covid-19, a pesar del avance acelerado de la cuarta ola de contagios.

Pero tampoco ha querido flexibilizar las restricciones que limitan el movimiento libre de los andaluces desde hace más de un mes, como muchos sectores venían demandando (sobre todo los negocios turísticos costeros). La prórroga, en principio de 14 días, entra en vigor este sábado 10 de abril.

La política de Andalucía ante la cuarta ola es "continuista", ha dicho el consejero de Salud, Jesús Aguirre, en un vídeo difundido hoy a los medios (sin preguntas). La Junta se coloca en una posición intermedia, entre la política aperturista y despreocupada del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en Madrid, y la sobreprotección del socialista Ximo Puig en la Comunidad Valenciana, que lleva semanas cerrando los bares y comercios a las seis de la tarde (Euskadi cierra a las 20.00 horas y Galicia a las 21.00 horas).

El límite autorizado de las reuniones sociales seguirá siendo de seis personas en espacios abiertos y cuatro en interiores. Tampoco cambian las normas de movilidad: aquellos municipios con una incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días quedarán cerrados perimetralmente, y las localidades que registren más de mil contagios, además de ser aisladas tendrán que clausurar toda actividad comercial no esencial. La Junta ha introducido una mínima variación para ajustar las medidas de seguridad al nuevo horario de verano "dada la mayor luminosidad en las horas del día". Los municipios que se encuentren en un nivel de alerta alto (nivel 4, grado 1), en lugar de cerrar la actividad comercial a las 18.00 horas, podrán hacerlo a las 20.00 horas.

Las universidades andaluzas podrán impartir clases presenciales siempre que la ciudad en la que se ubique esté por debajo del nivel de alerta 4.2. En caso de rebasar esta cota, volverían a las clases on line.

Aguirre ha explicado que "la tendencia al alza en la incidencia de contagios no recomienda relajar las medidas actuales". En las últimas dos semanas la incidencia acumulada se ha disparado un 35,8%: 163 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 120 registrados el pasado 24 de marzo. En los últimos siete días, el incremento ha sido del 20% -alto, pero menos que el dato anterior, lo cual permite a la Consejería de Salud agarrarse a un clavo ardiendo.

La Junta no niega que las cifras de contagio en Andalucía han perdido la estabilidad de la meseta, fruto de las restricciones en vigor durante un mes, y llevan días en una tendencia al alza. Todos hablan en presente de la cuarta ola. Sin embargo, la referencia de los epidemiólogos andaluces es el cambio de tendencia que hubo en la tercera ola, mucho más brusco que el que está experimentando ahora: del periodo navideño, cuando estuvo en vigor un plan de desescalada con permisividad en las reuniones y en la movilidad ciudadana, Andalucía salió con 525 casos por cada 100.000 habitantes, casi un 300% más que antes de Navidad. La Junta reaccionó con la respuesta más dura desde el confinamiento total de la población: cierre perimetral a escala autonómica, provincial y municipal, limitación del horario de la hostelería y los comercios a media tarde, toque de queda al anochecer.

Los datos de este miércoles suman diez días consecutivos al alza y, de nuevo, se aproxima a la cifra psicológica de los 2.000 contagios diarios, que la Junta se congratuló de haber dejado atrás hace dos semanas. En las últimas 24 horas se han registrado 1.767 positivos, hay 174 hospitalizaciones más, 19 en la UCI y 38 fallecidos. Las medidas prorrogadas por el comité de alerta este miércoles serán revisadas en dos semanas, aunque Aguirre ha apuntado que si la tendencia al alza se revierte antes, podrían revisarse en un plazo inferior de una semana.

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2021 - 20:10 h

Descubre nuestras apps

stats