La portada de mañana
Acceder
Casa Real hace otro simulacro de transparencia sin las donaciones al emérito
Las tretas para colocar en el Senado a políticos sin pasar por las urnas
'Operación “Moncloa para la derecha-ultra-derecha”', por Rosa María Artal

La Dirección de Artes Visuales de Andalucía: un puesto convocado, anulado y denunciado

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo

Consuelo Durán


1

La Agencia Andaluza de Instituciones Culturales quiere cubrir por el sistema de provisión la Dirección de Artes Visuales año y medio después de que, por la vía de concurso público, descartase a todos los candidatos, sin llegar a las entrevistas ni concluir el procedimiento. Y después de que la convocatoria terminara en los tribunales con orden del juez de congelar la plaza hasta la resolución de la demanda. Pero, además, el puesto puede terminar en manos de la técnica que valoró y descartó a todos los aspirantes de aquel proceso porque ha sido la única que se ha presentado a esta nueva convocatoria exclusivamente dirigida a personal de la propia agencia.

La Consejería de Cultura cambia el modo de elección de la dirección del Centro Andaluz de Fotografía tras rebelarse el sector

La Consejería de Cultura cambia el modo de elección de la dirección del Centro Andaluz de Fotografía tras rebelarse el sector

Esta historia empezó el 10 de octubre de 2019. Y no es otra que la historia para cubrir un puesto que lleva vacante más de dos años y que aglutinaría en un único cargo las funciones que antes eran del destituido director del Centro Andaluz de Fotografía (CAF), el programa Iniciarte para artistas menores de 35 años, las artes visuales y la programación audiovisual de la agencia, e incluso responsabilidades en la Filmoteca de Andalucía. Ese 10 de octubre es la fecha de convocatoria de un concurso público en el que los aspirantes, además, debían presentar un proyecto “para la promoción y puesta en valor de las artes visuales y audiovisuales” en Andalucía. Se presentaron 13, de los que ocho fueron descartados por distintos motivos, y cinco, algunos de reconocida trayectoria en el sector, obtuvieron en esta primera fase de valoración de méritos, puntuaciones entre 2,91 (el más bajo) y 4,75 (la máxima posible). Sin embargo, el 31 de julio de 2020, después de meses paralizado el procedimiento y cuando ya estaba medio país en vacaciones de verano, se decidió declarar desierto el proceso sin haber incluido en la fase de valoración de la idoneidad para el puesto ninguna entrevista a los aspirantes, que figuraban en la convocatoria en esta segunda parte del proceso.

Menos puntos que los descartados

El comité calificador estaba constituido por María Pía Halcón Bejarano, directora general de Innovación Cultural y Museos de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico; Ignacio de la Iglesia Prado, jefe de servicio en la agencia; Cristina Salinas Íñigo, directora de recursos humanos; y Eva González Lezcano, jefa de Departamento de Artes Visuales en la misma, “como experta en la materia”, con voz y sin voto. Ella fue la que, según figura en el acta del comité calificador que tumbó todas las candidaturas, descalificó los distintos proyectos. De hecho, esa resolución declarando desierto el proceso dice literalmente que “se expone de manera detallada el informe técnico emitido por la experta en la materia, Eva González Lezcano”. Esta persona ha sido la única que se ha presentado a la nueva convocatoria por el sistema de provisión, y con un comité calificador esta vez sin experto en artes visuales, lo que ha puesto en guardia a los que se quedaron a medias en el proceso de hace dos años.

Primero, porque ha obtenido incluso menos puntuación en el historial profesional (3,3) que cuatro de los cinco candidatos que concurrieron a la frustrada convocatoria de 2019, si bien fuentes de esteproceso han aclarado que en el caso del concurso de provisión era la máxima exigida. En cualquier caso, el primer concurso público acabó en los tribunales y hay un juicio fijado para el 25 de marzo de 2022 con la aceptación por el titular del Juzgado de lo Social número 6 de Sevilla de la cautelar de congelar el puesto mientras no se resuelva la demanda.

En este sentido, uno de los aspirantes recurrió en alzada la decisión de declarar la convocatoria desierta y, tras ser rechazado su recurso, fue a los tribunales por presuntas irregularidades en el procedimiento, convencido de la falta de neutralidad de la convocatoria, de que se habían vulnerado sus derechos a la hora de resolver de golpe y sin explicaciones el concurso público e incluso con pruebas de posibles plagios de sus ideas para el puesto, según consta en la demanda.

Dos años sin rumbo en artes visuales

Las tareas incluidas en esta nueva convocatoria son prácticamente las mismas que en la otra, si bien ahora se habla de “dirección de la Unidad de Artes Visuales” y antes era “Dirección de Artes Visuales”. Pero hasta la remuneración es similar. Antes se hablaba de 51.973,18 euros brutos anuales y en la nueva se dice 49.676,53 fijos y un máximo de 3.813,60 variables.

Se da la circunstancia de que todo esto ocurre en un contexto de abandono de las artes visuales en la comunidad autónoma, con el CAF sin director desde que fuera destituido Rafael Doctor en 2019, dos años antes de acabar su contrato, o con el programa Iniciarte, clave en el apoyo a la creación joven en Andalucía, desactivado y que incluso tuvo menos actividades en 2021 que en el pandémico 2020. Dejaría, además, el CAF, clave para Almería, en manos de una dirección técnica desde Sevilla. Desde la Consejería de Cultura, de la que depende esta agencia, no han respondido a las preguntas de este medio de comunicación en torno a esta cuestión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats