eldiario.es

9

La Caja Negra La Caja Negra

"Europa no oyó la llamada de auxilio de los españoles hace 80 años, y sigue sin oír la de los exiliados del Mediterráneo de hoy"

La cantautora Lucía Socam y el escritor Juan José Téllez suman fuerzas en ‘(Des)exilios’, el disco que acaban de grabar en la Fundación Rafael Alberti de El Puerto

"Europa no oyó la llamada de auxilio de los españoles hace 80 años, y sigue sin oír la de los exiliados del Mediterráneo de hoy"

La sala María Teresa León de la Fundación Rafael Alberti, en el Puerto de Santa María (Cádiz), goza de una acústica excepcional. Por sus paredes resuenan los versos del poeta portuense junto a los textos de su esposa, pero este martes, además, se hicieron oír los de otros compañeros de oficio y de destino vital. El motivo no era otro que la grabación de (Des)exilios, el nuevo proyecto de la cantautora sevillana Lucía Sócam y el escritor y periodista algecireño Juan José Téllez, donde pretenden rendir homenaje a los exiliados españoles en el 80 aniversario del fin de la Guerra Civil.

El singular dúo, que ya había sumado fuerzas y talentos en el disco Viejos tiempos, tiempos nuevos, así como en el homenaje al poeta Blas de Otero sencillamente titulado Otero, vuelve a reunirse para recordar a aquellos españoles que salieron del país huyendo de la guerra, la miseria y el terror, y que encontraron un nuevo hogar “en el México de Cárdenas, en Venezuela, en Argentina, en Chile, en Uruguay, en Estados Unidos, en Marruecos, en Argelia, en Francia –de aquella manera– o en Gran Bretaña”, explica Téllez. “Es un modo de reivindicar que todo aquel potencial expresivo que transformó aquellos países nos retornara con el tiempo y nos llenara de energía”.

De paso, el título rinde tributo al uruguayo Mario Benedetti, que patentó el término desexilio para referirse a ese retorno a la patria, real o figurado, con el que todos de un modo u otro soñaron. “Es nuestro guiño a esa América hospitalaria de la que hablaba antes”, prosigue el escritor. “La verdad es que Europa no oyó la llamada de auxilio de los españoles en el 39, y sigue sin oír la de los exiliados del Mediterráneo de hoy”.

Para el algecireño, lo que propone este disco y el espectáculo resultante es “un discurso cíclico, que no se ancla en el pasado, sino que se presenta como una transfusión de utopías, de fuerza y de talento que quedó demostrada con el exilio, junto al ejemplo de valentía y defensa de la democracia que aquellos hombres y mujeres dieron por encima de todos los totalitarismos”.

La historia de los exilios

El repertorio escogido está presentado, según sus autores, en forma de cantata, pero sin la prolijidad de una obra como aquella Persecución que reunió a Félix Grande y a El Lebrijano, sino más bien como “un diálogo que cuenta una historia, la historia de los exilios y de la voluntad de desexiliar 80 años después”.

Por la grabación de (Des)exilios desfilarán la memoria de Rafael Alberti , de Juan Rejano, de Luis Cernuda, de Antonio Machado o de Adolfo Sánchez Vázquez, “que nunca llegó a volver, y que murió en el destierro para ser hoy un personaje de relieve en México, pero que aquí sigue siendo un ilustre desconocido”; y, al mismo tiempo, el dúo poético-musical ha querido también subrayar “toda la fuerza y la potencia” de mujeres tan notables como Rosa Chacel, María Zambrano, Concha Méndez, Maruja Mallo o María Teresa León, que también conocieron el destierro.

“También nos gustaría poner el acento en el hecho de que el exilio no solo se nutrió, claro está, de plumas talentosas. También hubo gente sin oficio ni beneficio que combatió como pudo en la vida cotidiana, y que llegada la hora amplió el combate a la vida pública. También a ellos queremos guiñarles, con versos de otros exiliados que tuvieron mayor trascendencia. Aunque no escribieran un solo verso en su vida, también ellos merecen nuestro reconocimiento”, concluye Téllez, quien aporta también al espectáculo poemas propios junto a otros de León Felipe, “el gran cantor del exilio”.

Que la grabación haya tenido lugar en la Fundación Rafael Alberti tampoco es casual, ya que, a pesar de que el poeta portuense no vive su mejor momento de difusión o predicamento, “estoy convencido de que es imposible esconder a Rafael Alberti, alguien que, a pesar de haber logrado volver a España, nunca se desexilió, como decía recientemente Luis García Montero en una conferencia que pronunció aquí mismo. Alberti fue un exiliado desde el primer momento, su primer libro, Marinero en tierra, es ya un exilio del mar a tierra firme, de El Puerto a Madrid. Y él fue un exiliado de sí mismo hasta el último aliento o la última memoria”.

Como en los años 60

No es la primera vez, como se ha dicho, que Lucía Sosa Campos, más conocida como Lucía Sócam pone música a los versos de grandes poetas, y reconoce que tenía muchas ganas de reencontrarse con Téllez para “juntarnos,cantarnos y contarnos, y mejor aún si es en este espacio maravilloso, idóneo para grabar”, asegura.

“Sigo componiendo cosas mías, pero es verdad que a muchos de estos poetas no se les conoce, o se les conoce poco, y hay que darles un empujoncito. Los que nos dedicamos a esto y creemos que es necesario, damos esa oportunidad a la gente para descubrirlos, y quien ya los conozca, para compartir con nosotros estas canciones. No es ni más ni menos especial, las cosas se hacen porque tengan un sentido y una utilidad”.

Natural de Guillena, cantante, guitarrista y flautista, Sócam no esconde que “me dedico a la canción protesta con todas sus connotaciones”, asevera. “Creo que no se ha perdido ni la necesidad de hacer canciones, ni el interés de la gente por escucharlas. Como en los años 60 era necesario, ahora también lo sigue siendo, y para eso estamos nosotros”. A su lado, Téllez bromea afirmando que, “más que cantautora, yo diría que es punki”.

Después de musicar poemas de Víctor Casaus y de las mujeres escritoras de la Generación del 27, además de los otros proyectos citados, Lucía Sócam confía en que este nuevo trabajo, que verá la luz en forma de disco-libro bajo el sello cooperativo Carambolo Producciones, la lleve a girar “por todos los sitios”. “Hay gente que no lee ensayos ni va a conferencias, pero está dispuesta a invertir tres o cuatro minutos en escuchar una canción. Ahí es donde tenemos que usar nuestras armas”, apostilla.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha