La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

Málaga, sin sustitutos suficientes para los sanitarios confinados por el brote del Hospital Regional

El Hospital Regional Universitario de Málaga, este martes. EFE/Jorge Zapata

Desde hace dos días, el Servicio Andaluz de Salud está buscando enfermeros para sustituir a los profesionales de baja por el brote ocurrido en el Hospital Regional de Málaga. Sin embargo, 48 horas después de autorizar las contrataciones, se está encontrando un problema: nadie acepta la oferta. No hay, por ahora (el jueves a mediodía), profesionales dispuestos a firmar los nuevos contratos que el SAS ofrece. Los sindicatos denuncian que es la consecuencia del éxodo de profesionales sanitarios al sector privado o a otras comunidades autónomas, como Cataluña, después de que el SAS no renovara sus contratos el pasado 31 de octubre.

Éxodo de enfermeros andaluces a Cataluña: "Sabíamos que cuando la Covid se estabilizara íbamos a ir a la calle"

Éxodo de enfermeros andaluces a Cataluña: "Sabíamos que cuando la Covid se estabilizara íbamos a ir a la calle"

El brote conocido el pasado domingo acumula 86 contagiados, al menos 68 de ellos profesionales del principal hospital de la capital de la Costa del Sol, según los últimos datos, conocidos a última hora de la tarde del jueves. La mayor parte de los afectados integran el servicio de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos. El origen del brote aún no está claro, y se barajan dos hipótesis: la principal, una celebración navideña a la que acudieron 170 profesionales del hospital el 1 de diciembre; alternativamente, unas oposiciones celebradas tres días antes.

Reorganizar turnos

La baja repentina por cuarentena de este importante contingente de trabajadores obligó a la dirección del hospital a reorganizar los turnos y los servicios ya desde el domingo. También hizo mover ficha al SAS, que activó un proceso urgente para contratar sustitutos: ofrece un total de 35 contratos, con fecha de finalización el próximo 31 de diciembre.

Los intentos de contratar profesionales de refuerzo están siendo en vano

Este jueves por la mañana, los representantes sindicales en el hospital malagueño recibieron la confirmación de que, por ahora, todos los intentos de contratar profesionales de refuerzo están siendo en vano. Los cuatro administrativos dedicados a esta tarea llaman, y se encuentran sin respuesta, o con respuesta negativa. "No encuentran profesionales ni debajo de las piedras", resume Juan Pedro Ruiz, responsable de Sanidad de CSIF Málaga. La Delegación de Salud remite a la dirección del hospital, pero el centro no ha respondido a las preguntas de este medio sobre cómo está gestionando la situación.

El origen del problema, explican los sindicatos, está en unas bolsas ya agotadas y en la decisión que tomó el Gobierno de la Junta de Andalucía de no prorrogar 8.000 de los contratos de refuerzo contra la COVID-19, de los cuales 1.500 estaban destinados en Málaga, según los sindicatos. Muchos profesionales de enfermería buscaron otros empleos, y con unas bolsas agotadas y otros trabajos y aspiraciones, no parece que un contrato de tres semanas vaya a convencerlos para volver. "Son contratos muy cortos y dirán: ¿me van a contratar solo para esto?", se pregunta Carlos Bueno, delegado de UGT en el Hospital Regional.

Profesionales emigrados

Muchos de ellos son jóvenes profesionales, cuyo primer contrato les puso en primera línea contra una pandemia. El 31 de octubre se encontraron sin empleo o con un empleo precario e inestable, tal y como relataron algunos de ellos en este reportaje de elDiario.es/Andalucía. Como resultado, unos 600 enfermeros emigraron a Cataluña con contratos de un año de duración (prorrogable otro año), a otras comunidades autónomas, han sido contratados en el sector privado o se han marchado al extranjero, según explican fuentes del sector citando casos concretos. "Ahí está el problema. Hay mucha gente que ya no está aquí", señala el delegado de UGT.

Los sindicatos advierten de que el problema para cubrir estas 35 vacantes temporales se está reproduciendo en las contrataciones que se realizan cada Navidad para cubrir vacaciones y bajas, con una duración más prolongada, hasta el 15 de enero. Los sanitarios de baja por el brote de COVID se irán incorporando a medida que vayan finalizando su cuarentena, y el brote quedará como "una raya en el agua" ante la probable incapacidad para contratar los refuerzos de Navidad, vaticina el responsable de CSIF. "Aunque no hubiera habido el brote el problema hubiese ocurrido igual".

"Este verano ya se las vieron y se las desearon para cubrir todas las categorías. Las bolsas estaban vacías, se rellenaron un poco en octubre, y se volvieron a vaciar. Se han contratado enfermeros hasta con el título sin reclamar", detalla un sanitario de la provincia.

Los sindicatos aseguran que la carencia de personal se está solventando porque se han reincorporado enfermeros de vacaciones o con permisos, y se están doblando turnos. "La UCI y Urgencias funcionan con total normalidad, porque es un servicio crítico, pero han tenido que hacer juegos malabares para que no haya menoscabo", comenta Ruiz.

Un brote de origen incierto

Mientras, la Consejería de Salud sigue investigando el origen del brote, "como hacemos con cualquier brote", resalta una fuente oficial. El contagio masivo ha erosionado la imagen de los sanitarios, hasta el punto de que la Junta Directiva del Colegio de Médicos emitió un comunicado mostrando su "apoyo y solidaridad" a los contagiados. Los sindicatos insisten: no hicieron nada diferente a lo que está haciendo gran parte de la población. "Dos años como héroes y en una hora los colocamos en el paredón de fusilamiento", protesta Ruiz, que sigue albergando dudas de que el contagio masivo se produjera en una celebración navideña en un amplio local del barrio de Teatinos. "Tenemos congresos, eventos multitudinarios, la feria Sabor a Málaga, las luces de calle Larios y unas oposiciones con 30.000 personas celebradas unos días antes".

"Precisamente las oposiciones son seguras porque hay que estar con la mascarilla puesta”, replica un epidemiólogo conocedor de la situación, que recuerda que los sanitarios están especialmente expuestos al virus, lo que les obliga a extremar la cautela respecto al resto de la población. "Los contagios se producen donde se producen. En esas celebraciones te bebes dos copas y se olvidan las medidas".

Los sindicatos resaltan que todos los asistentes (estaban convocados 200, aunque acudieron 170) dieron negativo en las pruebas de antígenos. Sin embargo, estás tienen una fiabilidad reducida para detectar positivos asintomáticos. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats