eldiario.es

9
Menú

Un David que ganó a Goliat: Pedro Vera, el héroe de las preferentes

Pedro Vera Parejo, natural de Villanueva de Córdoba, lideró un movimiento ciudadano pacífico contra las participaciones preferentes en las que había atrapadas 309 familias de este pueblo y más de 10 millones de euros.

Su tesón y valía ha sido reconocido por la Junta, concediéndole recientemente el premio "C" de consumo.

Los afectados de Villanueva han recuperado su dinero y Vera se ha convertido para muchos en un héroe. A él siguen acudiendo afectados de toda España para que les busque una solución.

- PUBLICIDAD -
Pedro Vera en uno de sus actos de protesta contra las preferentes

Pedro Vera en uno de sus actos de protesta contra las preferentes

Sentado frente a su ordenador en una mesa de su salón, Pedro Vera, celador con 48 años, narra su historia. La historia que comenzó a escribir sin quererlo un día de enero de 2012 cuando se dio cuenta de que su padre –aquejado de alzheimer- y su madre –con una hemiplejía-, ambos con 91 años, habían firmado un producto, de los llamados tóxicos, que eran 21.000 euros en participaciones preferentes. Vera remarca que en la oficina de La Caixa de Villanueva de Córdoba le habían asegurado que podría disponer de este dinero en 48 horas si lo necesitaba. Cuando se presentó para sacar dicho dinero: "me contaron una milonga, una historia que no se sostenía. Empecé a ver que se trataba, no de un corralito, sino de un corralazo".

Desde que se dio cuenta de ese "corralazo", comenzó una labor constante y diaria para recopilar a más "estafados", denunciar públicamente el caso en uno de sus grandes apoyos –la emisora local Radio Luna-, y comenzar el engranaje de un movimiento ciudadano que le ha llevado a protagonizar múltiples reportajes en prensa, radio y televisión –incluso se interesó la ADR1 alemana- y que le ha valido el reconocimiento de la Administración autonómica.

Así, Vera recogió su premio "C" de consumo el pasado 15 de marzo como "reconocimiento a la unión de un pueblo en la defensa de un interés justo y legítimo". Así lo recoge la resolución de la Junta.

Él es consciente de la importancia que tiene ganarse el favor de un poder político que en esta ocasión da la razón a un colectivo ciudadano frente a un gran poder, el financiero. La Junta habla en su resolución de "graves perjuicios causados por productos financieros de alto riesgo con el incumplimiento de la disposiciones legales por las entidades financieras".

En la recogida de su premio, hizo suyo el proverbio africano de "Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo" y el famoso lema de Barack Obama "Sí, se puede".

Vera ve su premio como "un triunfo al movimiento ciudadano" y pidió a los que siguen atrapados en preferentes que permanezcan unidos, en lucha "pero siempre con conciencia, respeto y educación".

Información, formación y protestas originales

Pedro Vera notó el alcance del problema cuando comenzaron a llegar afectados –él defiende que se llamen estafados- a las puertas de su casa. Entonces, vio que había gente "casi en la indigencia", mayores e incluso discapacitados que estaban atrapados en preferentes. Además, se dio cuenta de que los ahorradores habían llegado a tener dinero en preferentes por diversas vías: unos con su propia firma ante el compromiso de que podían disponer de ese dinero en 48 horas; otros, a los que habían falsificado la firma; y algunos otros a los que el banco había cogido parte de sus ahorros en otras cuentas para ingresarlas en participaciones preferentes.

Vera apunta a que los trabajadores de La Caixa "sí sabían que este producto no era un plazo fijo y que era a perpetuidad".

Desde ese momento, se empeñó en buscar información y formación para todos los afectados, mediante conferencias de expertos, y convocaba asiduamente concentraciones ante la entidad financiera.

El gancho a los medios de comunicación lo consiguió con unas protestas ante La Caixa de lo más originales: disfrazado del logo de esta entidad financiera, haciendo de trilero, cuentacuentos, convocando a degustar un menú que servía chorizos de primero; entregando tortas de aceite a las puertas del banco bajo el lema "Hoy hay tortas en La Caixa" o proponiendo a la entidad un canje de pelo con el que quería cambiar mechones por preferentes ya que "nos habían tomado el pelo".

Los casos

Los casos de afectados están presentes en cada calle del municipio. Una de ellas es Lola Ayala Cantador, peluquera de 29 años, quien relata a eldiario.es/andalucia cómo firmó las preferentes en 2007, pensando que era un plazo fijo. En enero de 2012, le llamaron del banco para decirle que tenía que firmar un cambio de condiciones y le prometieron que en marzo podría sacar la mitad de los 12.000 euros que tenía en preferentes.

No fue así, y Lola, que se casaba en esa época, dice que se vio sin dinero para afrontar los gastos del enlace. "Me vi sin nada y, si no hubiese sido por el apoyo económico de mi marido y mis padres, hubiese tenido que suspender la boda". Además, destaca, "he tenido que comenzar con mi negocio desde cero porque me quedé sin nada".

María Gutiérrez, de 63 años, firmó en 2005 un total de 20.000 euros en preferentes porque le dijeron que era como un plazo fijo. Cuando le llamaron para firmar un canje en enero de 2012, ella dice que sí le dijeron que era un dinero perpetuo. A partir de ahí, se unió al movimiento ciudadano y comenzó una fase de "presiones e impotencia" que, según mantiene, le ha pasado factura ya que a los pocos días de saber que le habían devuelto las preferentes, sufrió una angina de pecho. "Cuando superé la situación, me vino ese bajón".

Sin embargo, a Pedro Vera le siguen llamando de todas partes de España personas que siguen atrapadas en preferentes. Uno de los casos que sigue es el de Andrés Sáez García, un invidente de 64 años, de San Pedro del Pinatar (Murcia), que tiene 56.000 euros atrapados en preferentes, firmadas con la antigua CAM. Andrés no descarta ponerse a protestar en la puerta del banco, siguiendo la línea de Pedro Vera, y asegura que firmó un documento que nunca le leyeron. Ha acudido a Vera, quien le ha pedido que luche y persevere.

El banco

El caso de Villanueva de Córdoba caló en La Caixa y en sus empleados. La persona que era director durante la polémica trabaja ahora en otra sucursal fuera del municipio y sólo ha querido aclarar a eldiario.es/andalucia que desde el punto de vista personal ha vivido una situación que "lógicamente" ha sido desagradable. Para tratar el asunto, remite al gabinete de Comunicación de la entidad financiera.

Precisamente, desde La Caixa han enviado un documento en el que clarifican qué son las participaciones preferentes, el contexto de mercado y la oferta de recompra de CaixaBank, entre otros aspectos.

Asimismo, han facilitado una nota de prensa conjunta con la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros ( Adicae) en la que aclara que ambas instituciones han consensuado soluciones a medida para los afectados.

En el comunicado, detallan que en febrero de 2012 el 99,47% de los titulares de preferentes de la caja canjearon al 100% del valor nominal de sus títulos por obligaciones subordinadas a 10 años (70% nominal).


- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha