La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang

El presidente andaluz exige a Pedro Sánchez que le reciba antes que a Quim Torra, "un presidente inhabilitado"

Moreno pide una reunión urgente a Pedro Sánchez y que lo reciba antes que al "inhabilitado" Torra

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha enviado este jueves una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para solicitarle una "reunión urgente" en la que abordar las principales preocupaciones y demandas de su comunidad. Es la tercera misiva de Moreno pidiendo cita al líder de la nación, aunque esta vez el tono de la carta es mucho más reivindicativo.

El pasado febrero, fue el presidente andaluz quien declinó la invitación de Moncloa para reunirse en Málaga con el vicepresidente de la Comisión Europea, el finlandés Jyrky Katainen. Con todo, esta tercera carta se enmarca en una estrategia de denuncia frente a los "agravios" del nuevo Gobierno con Andalucía, y el riesgo de que la negociación del PSOE con ERC y el PNV derive en un modelo territorial "asimétrico" en el que haya "comunidades de primera y comunidades de segunda". El argumentario es un calco del que utilizaron los anteriores gobiernos socialistas de Andalucía cuando el inquilino en Moncloa era José María Aznar o Mariano Rajoy.

El portavoz de la Junta, Elías Bendodo, ha reclamado a Sánchez que reciba "antes" al presidente andaluz que al president de la Generalitat, Quim Torra, señalando que el primero lidera "la comunidad más poblada de España", y el segundo "es un presidente inhabilitado, que se salta la ley que ha pisoteado el orden constitucional". Bendodo ha informado sobre la carta de Moreno poco después de que se conociera la llamada que Sánchez ha hecho esta mañana a Torra, en la que han acordado reunirse tras la formación del Gobierno para "retomar el diálogo" y "arreglar el conflicto político".

El Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos ha felicitado al líder socialista por su investidura y le ha ofrecido "lealtad institucional" con el Gobierno de España, pero acto seguido ha desplegado una batería de reclamaciones en materia de financiación, infraestructuras básicas y diálogo preferente. Moreno esgrime el peso de Andalucía en el conjunto del PIB nacional -160.000 millones de euros, por detrás de Madrid y Catalunya- y la primera en peso poblacional: 8,5 millones de habitantes. El presidente andaluz reclama una reforma del modelo de financiación autonómica y alude en su carta al acuerdo suscrito en el Parlamento andaluz por todas las fuerzas políticas (excepto Ciudadanos) para rediseñar el sistema de reparto de fondos entre comunidades, atribuyéndose 4.000 millones extra para Andalucía.

La autora principal de ese documento fue la entonces consejera de Hacienda y hoy ministra del ramo, María Jesús Montero, que ahora es la principal interlocutara de su propia propuesta. El PP andaluz apoyó ese acuerdo estando en la oposición, firmando junto al PSOE de Susana Díaz, junto a Podemos e IU, y esa rúbrica se convierte en su principal herramienta política para exigir, ahora desde la Junta, que el Gobierno central solucione los problemas de infrafinanciación de esta comunidad.

Junto a esos 4.000 millones extra, Moreno reclama otros 537 millones de euros retenidos por el Gobierno central de la recaudación del IVA en Andalucía en 2017. Ese ajuste, correspondiente al cierre presupuestario precipitado de aquel ejercicio, lo aprobó el ex ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. El posterior Gobierno de Sánchez computó la devolución de dicha retención a las comunidades en su proyecto de Presupuestos Generales de 2019, que fue tumbado en el Congreso por la mayoría de partidos, incluidos los votos del PP.

Moreno también destaca en su carta el déficit en infraestructuras básicas, cuya financiación depende en parte del Ejecutivo central, así como una queja contra el Ministerio de Hacienda por la reciente instancia para que la Junta abandone la financiación de su deuda pública en los mercados internacionales y regrese al Fondo de Liquidez Autonómica. El desvío en el objetivo de déficit en 2018 -computable al último año de Gobierno del PSOE- ha obligado a la Junta a regresar al mecanismo de financiación de las comunidades incumplidoras con los requisitos de estabilidad. Moreno culpa de ello a la ministra Montero, responsable de las cuentas andaluzas en 2018, y denuncia que el Ministerio tiene "intervenida" de facto la autonomía financiera de la Junta.

Por último, el presidente andaluz ha vuelto a reclamar a Sánchez la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera, el foro que reúne al Gobierno central con las comunidades autónomas, para abordar la reforma del sistema de financiación.

 

Etiquetas
Publicado el
9 de enero de 2020 - 14:15 h

Descubre nuestras apps

stats