Limitaciones de agua para 1,3 millones de personas de Sevilla y área metropolitana aunque sin cortes de suministro

Más de 7.000 familias se acogieron en 2021 a la tarifa social de Emasesa.

Javier Ramajo


0

“Sequía e incertidumbre” pero de momento “sin cortes de suministro ni aumento de la tarifa” ha sido el “mensaje de tranquilidad” de la Junta General Extraordinaria de Emasesa celebrada en Sevilla para abordar nuevas medidas ante la “preocupante” situación de sequía. Después de que la semana pasada el consejero delegado de la empresa metropolitana de abastecimiento y saneamiento de aguas de Sevilla, Jaime Palop, abriera la puerta a subir “poco a poco” las tarifas, el anuncio más realista y más inminente este miércoles ha sido que a partir del próximo 3 de octubre, coincidiendo con el nuevo año hidrológico, un total de 42 municipios de Sevilla y su área metropolitana (la docena a los que da servicio Emasesa junto a los 30 que se integran en Aljarafesa) publicarán un bando municipal consensuado en el que se limitarán determinados usos del agua (ornamentación, riego, baldeo, lavado de coches, por ejemplo), al objeto de que en las localidades afectadas se haga un uso más eficiente del agua. Están previstas sanciones para los vecinos que se salten las prohibiciones acordadas que, de momento, no afectarán a los municipios que gestiona Aguas del Huesna ni a los que se integran en el Consorcio de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas Plan Écija, que se sirven de otros recursos y embalses.

Tras el verano, y como apuntaban las predicciones, el nivel de los embalses que abastecen a Sevilla y su área metropolitana ha descendido a niveles que ya rozan la situación de alerta por sequía, de ahí la necesidad de que los ayuntamientos preparen conjuntamente los siguientes pasos a dar en consonancia con el Plan de Emergencia ante Situaciones de Sequía de Emasesa. La Junta Extraordinaria de Emasesa ha acordado la inminente activación del Estado de Alerta por Sequía, qu se formalizará a través de los citados bandos municipales en los que se insta a todos los ciudadanos, organismos, empresas y demás colectivos sociales a un uso racional, responsable y solidario.

El alcalde de Sevilla y presidente de Emasesa, Antonio Muñoz, ha querido lanzar a través de los medios de comunicación un “mensaje de tranquilidad” a los vecinos de Sevilla, y de su área metropolitana, pese a la sequía y a la “incertidumbre” de si se van a producir o no precipitaciones en los próximos meses. Muñoz, que ha recordado que nos encontramos en una situación de falta de agua “de similares carcaterísticas a la de los 90”, ha insistidio en que se va a “profundizar” en las “medidas programáticas y de sensibilización” que se han ido adoptando desde Emasesa. En 2020 el consumo medio de agua fue de 116 litros por habitante y día, y el objetivo es reducir ese consumo a 90., ha incidido el presidente de Emasesa tras la Junta General Extraordinaria celebrada este miércoles, quien también ha agradecido que se haya reducido “en un 3%” el consumo en ese sentido.

También se prevé continuar con el Programa de Transformación Digital de Emasesa, un proceso participativo que comenzó el pasado febrero y terminará el segundo trimestre de 2023, y que significará “un cambio copernicano” en cuanto a inversiones y que también redundará “en el ahorro” perseguido. Asimismo, Muñoz ha trasladado que lo más importante es seguir avanzando en el ahorro de agua porque “no caben más inversiones” después de las desarrolladas en el embalse de Los Melonares.

“El mejor embalse es el ahorro”, ha insistido, abogando por la colaboración ciudadana para hacer un uso más eficiente y racional del agua en cada uno de los hogares. En ese sentido, Emasesa tiene preparado un mecanismo a través de cual se podría desviaría una parte de las reservas previstas para uso agrícola, que ocupa el 80% del consumo total, para uso doméstico. Si se diera el caso, habría indemnizaciones para los regantes que pudieran verse afectados.

El presente año hidrológico, que se cierra el 30 de septiembre, está siendo el peor de la última década. Si se suma el déficit hídrico de 115 hm³ del año 2020-21 y los 175 hm³ del periodo 2019-20, la conclusión es que, en el acumulado de los tres últimos años, el sistema ha recibido las mismas aportaciones que en la sequía del periodo 1991-95. En estos momentos los embalses de Emasesa están al 42 por ciento de su capacidad, lo que equivale a 269,44 hectómetros cúbicos (en 2018 eran 641). El Plan de Emergencia ante Situaciones de Sequía de Emasesa establece que el umbral de alterta se encuentra en los 268 hectómetros cúbicos.

En cuanto a las previsiones, a expensas de las lluvias que puedan registrarse durante el otoño, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Rodríguez, ha comentado que Emasesa tiene “capacidad” para hacer frente a la situación de sequía y “aguantar el tirón”, según sus palabras, durante el próximo año.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats