La portada de mañana
Acceder
El PSOE hace equilibrios para renovar el Poder Judicial entre los vetos del PP a Podemos
Los 15.000 inmuebles que la Iglesia sumó a su patrimonio con inmatriculaciones
Opinión - No, no ha lugar, por Esther Palomera

'Buñuel, una maleta sin viaje', el recorrido vital del cineasta calandino a través del objetivo de Miguel Sebastián

‘Buñuel, una maleta sin viaje’

Como una ensoñación del fotógrafo Miguel Sebastián, 'Buñuel, una maleta sin viaje' muestra el recorrido vital del cineasta calandino más característico del surrealismo español, a través de 125 instantáneas en aquellos lugares por los que pasó a lo largo de su vida. Países y ciudades como Zaragoza, París, Madrid, México, Nueva York o su Calanda natal protagonizan esta publicación del Instituto de Estudios Turolenses de la Diputación de Teruel.

'Buñuel, una maleta sin viaje' es un libro de imágenes que recrea el periplo vital del director de cine calandino, de forma cronológica y acompañadas de citas que él mismo dijo. Es un acercamiento al Buñuel más personal e íntimo, fruto de un intenso y continuado trabajo de documentación. "Podemos recorrer sus pasos y sus sentimientos a través de su propia biografía, porque esos textos van a acompañar a esas fotografías que yo, en una especie de ensoñación, he intentado recrear", explica Sebastián.

El fotógrafo reconoce durante la presentación de la obra que tenía el objetivo de acercar al público al Luis Buñuel más cotidiano, atando su vida con su obra. Y así lo consigue en un viaje de emociones en el que intenta comprender cómo trascendió hasta la genialidad. Por un lado, con fotografías de espacios que el cineasta recorrió en su infancia, como la torre de Calanda donde jugó de niño, pero también en aquellos lugares que pisó durante su carrera, como los estudios Albatros donde pidió trabajo para aprender cine o de la casa de West Hollywood donde se instaló en Los Ángeles. 

Por otro lado, la obra expone fragmentos de cartas, documentos, objetos o negativos de películas junto a imágenes alegóricas y de personajes con los que el autor parece estar siguiendo a Buñuel recorriendo de nuevo todos esos momentos y escenarios entre recuerdos y ensoñaciones. Un material que guía la obra por los lugares y paisajes que a Sebastián le parecieron más conmovedores, en un proceso de exhaustiva documentación que se prolongo durante los tres años de producción. 

"Detrás de la ensoñación y de la sugestión del fotógrafo también hay un equipo de creadores como Mauricio que el diseñador que ha hecho esta maravilla de edición, o Joaquín Puga que ha hecho un trabajo impecable en la mecanización y preimpresión para que los colores sean fidedignos y fieles a lo que mis ojos vieron, y también a Brizzolis Artes Gráficas que ha hecho la encuadernación, el papel o el barniz que baña los fotografías en un soporte magnífico", señala Sebastián.

125 capturas inéditas de Sebastián

El libro se compone de 125 fotografías con un tratamiento del color muy particular, que se acerca a la imagen de las primeras películas que trataron de interpretarlo. En algunos casos, las imágenes utilizan cierto desenfoque, recreando la falta de nitidez visual que caracteriza a los recuerdos. Han sido tomadas por Miguel Sebastián en los últimos tres años en Calanda, Zaragoza, Madrid, Toledo, Granada, Las Hurdes, México, Estados Unidos o París, en una experiencia personal tan intensa como enriquecedora. "Creo que una fotografía es una forma extraordinaria de plantear el pasado, acercarnos al Luis Buñuel más cotidiano", sostiene el fotógrafo, reconociendo que este ha sido un trabajo "fascinante", pero también "muy exigente".

Para Sebastián, un elemento emocionante de este trabajo ha sido precisamente el de conocer los lugares que conservan las huellas que refirió Buñuel con los mismos elementos que en la época en la que los recorrió. "Lugares como París, que conserva los mismos cafés, los mismos cines, las mismas calles o los mismos burdeles", reconoce. Y añade en este sentido: "Esos lugares os puedo garantizar que conservan las huellas de una forma absolutamente casi sorprendente". 

Miguel Sebastián es un fotógrafo documental nacido en Teruel que entiende la fotografía documental en torno al viaje físico y ontológico, en el que el propio transcurrir conecta con la esencia del descubrimiento. Al volver a su tierra natal, Sebastián se interesó por la el fenómeno de la despoblación, dando pie a un trabajo documental materializado en 150 fotografías que formaban la muestra 'Tierras varadas'. Dentro del ensayo fotográfico, el artista aborda la sociedad rural en un determinado contexto geográfico y social, indagando sobre la identidad y la memoria de un territorio cuando sus pueblos y habitantes empiezan a formar parte de una geografía del olvido.

Instituto de Estudios Turolenses

Con la edición de 'Buñuel, una maleta sin viaje', el Instituto de Estudios Turolenses apuesta por el talento de la provincia y por las propuestas originales y de calidad para dar a conocer y potenciar la historia, la cultura y el patrimonio. "Desde el momento en el que Miguel Sebastián nos presentó el proyecto vimos que encajaba perfectamente en nuestra línea de trabajo", destaca el diputado de Cultura de la Diputación de Teruel, Diego Piñeiro.

Este cuidado homenaje al cineasta calandino llega en un momento en el que la entidad de la institución provincial trata de abrirse al cine y a los productos audiovisuales como vehículo de divulgación. El libro ya se está distribuyendo tanto en librerías como en otros puntos de venta de la provincia y el objetivo es venderlo a nivel nacional e internacional. Además, se podrá comprar online en la propia página web del Instituto de Estudios Turolenses.

Etiquetas
Publicado el
5 de febrero de 2021 - 22:50 h

Descubre nuestras apps

stats