Aragón crea una UCI única y amplía las urgencias en los dos principales hospitales de Zaragoza

Carpa auxiliar instalada en el Hospital Clínico de Zaragoza.

Aragón cuenta en este momento con 116 personas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos de los centros de la comunidad. Según los datos proporcionados ayer por el Departamento de Sanidad, hay 63 camas con respirador disponible y nueve sin respirador. A pesar de no alcanzar los niveles de marzo y abril, la situación es preocupante porque durante esta segunda ola hay ingresos en UCI por otras patologías, al contrario que en los primeros meses de la pandemia.

Por ello, el lunes se van a ampliar los servicios de UCI en el Hospital Clínico Universitario y en el Hospital Miguel Servet, ambos de Zaragoza. El primero tiene 205 personas ingresadas por coronavirus, 33 de ellas en UCI. Este centro abrirá la carpa auxiliar instalada en el párking para ampliar el espacio del servicio de Urgencias y probar su funcionalidad ahora que la demanda ha descendido.

En las instalaciones, que montó el Ejército de Aire a mediados de agosto, se atenderán pacientes ambulatorios con patología médico quirúrgica o traumatológica leve (niveles de triaje IV o V) de 8:00 a 21:00 horas de lunes a viernes. Es decir, pacientes con patología banal y no sospechosa de COVID. Para ello se destinarán dos médicos, dos enfermeras, un TCAE y un celador, en turnos de mañana y tarde.

La carpa tiene una superficie de 400 metros cuadrados y está compuesta por 16 módulos y dos contenedores de ablución con baños y duchas. Gracias a ella se ganará espacio en Urgencias, facilitando la separación de los enfermos con diagnóstico COVID confirmado o en espera de confirmación diagnóstica, de los usuarios que padezcan otras patologías.

El Clínico ha decidido abrir la carpa ahora, que la demanda asistencial en Urgencias está en una situación estable, precisamente para comprobar la funcionalidad de las instalaciones y entrenar al personal en su utilización en un momento de moderada tensión asistencial, por si hubiera que hacer frente a una demanda más intensa en cualquier otro momento, por ejemplo, por la irrupción de la gripe.

Si eso sucede, la experiencia adquirida ya con la apertura de la carpa permitirá gestionar mejor la organización y el proceso de admisión de los ingresos desde Urgencias hasta la asignación de cama, en un momento de alta ocupación.

En estos momentos, en el servicio de Urgencias del Clínico se realizan alrededor de 250 atenciones, alrededor de 50 son por posibles COVID. El pico asistencial en este centro hospitalario se registró a finales de octubre y comienzos de noviembre, con unas cifras de asistencias diarias máximas de hasta 300 pacientes, 70 de ellos con sospecha COVID.

Nueva área para pacientes con sospecha de covid en el Miguel Servet

El servicio de Urgencias del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha abierto una nueva área para acoger los pacientes con síntomas respiratorios y sospecha COVID, lo que ha permitido reorganizar los circuitos del servicio. Esta zona se ha ubicado en la antigua “Área de altas” y su objetivo es prestar allí la primera asistencia del circuito de sospecha COVID para pacientes ambulantes respiratorios. En estos momentos hay 34 enfermos de coronavirus en la UCI de este hospital, de las 206 personas ingresadas.

Este espacio dispone de cuatro boxes de exploración, nueve puestos de espera de resultados de exploraciones y ocho puestos de tratamiento, así como área de control, almacén, farmacia, salas de trabajo y otras áreas de apoyo. Para su puesta en marcha ha sido preciso realizar diversos trabajos de adaptación que aseguren la ventilación en condiciones óptimas de seguridad, además de adecuar los espacios y otras tareas como instalación de tomas de oxígeno, conexiones de telefonía, datos, entre otros trabajos realizados por el servicio de Ingeniería y Mantenimiento en un tiempo mínimo.

Las ventajas más destacables que ofrece este proyecto, iniciativa del Servicio de Urgencias, son la accesibilidad y una mayor dotación de espacio para la asistencia tanto para enfermos con como para aquellos que requieren de una atención urgente por otros procesos. En los meses de marzo y abril de 2020 la atención a patología no COVID fue muy baja, casi inexistente en algunas jornadas. Pero en la actualidad no es así y ha sido preciso recuperar espacio para la atención de los pacientes que presentan otras enfermedades no COVID.

Traslados de UCI entre complejos hospitalarios

Aunque se intentará reducir al máximo los traslados entre hospitales, el Departamento de Sanidad crea una UCI única para gestionar los recursos, coordinada de forma rotatoria por los jefes de intensivos de los cuatro principales hospitales zaragozanos.

El Servicio Aragonés de Salud emitió ayer una instrucción para organizar los traslados de UCI entre los diferentes hospitales. La orden establece los flujos para aquellos hospitales sin servicio de intensivos: Alcañiz derivará a Nuestra Señora de Gracia (Provincial); el Ernest Lluch de Calatayud al Clínico; Jaca al San Jorge; el centro sanitario Bajo Cinca de Fraga a Barbastro y el de Cinco Villas de Ejea al Clínico; y la Clínica Viamed Santiago de Huesca trasladará al San Jorge a pacientes covid, y a Montecanal, a los no covid.

Etiquetas
Publicado el
14 de noviembre de 2020 - 11:49 h

Descubre nuestras apps

stats