La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Gobierno Vasco actualizará sus objetivos de reducción de Gases Invernadero y se alineará con el compromiso de la UE

Parque eólico de Oiz.

SBA/JZG

BILBAO —

0

Euskadi refuerza su compromiso ante el cambio climático al cumplirse cinco años del Acuerdo de París

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS)

Euskadi refuerza su compromiso ante el cambio climático al cumplirse cinco años del Acuerdo de París y el Gobierno Vasco se compromete a actualizar sus objetivos de reducción de Gases de Efecto Invernadero y alinearse con el compromiso adquirido por la UE. Además, dará un nuevo impulso a la generación de energía limpia con el objetivo de que las renovables representen el 20% del consumo final de energía.

Según han destacado desde el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, la firma del Acuerdo de París en 2015 supuso "un hito histórico en el compromiso mundial ante el cambio climático, uno de los retos ambientales más urgentes al que tienen que hacer frente todas las naciones del planeta".

Desde entonces, han indicado, el Gobierno Vasco ha fijado la acción climática como "uno de los ejes que vertebra la política de Euskadi, como quedó reflejado" en la Declaración Institucional de Emergencia Climática suscrita en julio de 2019 por el lehendakari, Iñigo Urkullu, y en la que se anunciaron "acciones urgentes y ambiciosas" para lograr una Euskadi neutra en carbono en 2050.

Esta efeméride coincide, además, con el acuerdo alcanzado ayer en el seno de la Unión Europea para elevar la exigencia en la reducción de los GEI, con el objetivo de que esta emisión se reduzca del 40% al 55%.

En la comparecencia realizada en la Cámara vasca, la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ya anunció que el objetivo marcado del 30% iba por "buen camino" y manifestó su compromiso de "revisarlo al alza", con el objetivo de converger con los criterios establecidos por las instituciones europeas.

Tras el acuerdo de ayer, desde el Departamento de Tapia han considerado que "ha llegado el momento de trasladar este compromiso y concretarlo en la futura Ley de Transición Energética y Cambio Climático de Euskadi, con objetivos más ambiciosos, en línea con los de la Unión Europea".

En la actualidad, 195 países suscriben este pacto internacional que tiene como objetivo reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático, manteniendo el aumento de la temperatura mundial en este siglo en menos de los 2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados.

Dentro de la acción climática que está llevando a cabo el Gobierno Vasco, destaca la redacción de la Ley de Transición Energética y Cambio Climático, que presentará esta legislatura el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente.

"Esta nueva ley tiene como objetivo conseguir la neutralidad en la emisión de gases de efecto invernadero en 2050 y avanzar hacia un territorio mejor preparado frente a los efectos del clima", ha señalado la consejera.

En este contexto, Euskadi se ha marcado como meta reducir los gases de efecto invernadero (emisiones GEI) en un 30% en los próximos cuatro años, así como alcanzar una cuota de energías renovables que represente en esta legislatura el 20% del consumo final de energía, manteniendo el gas como energía de transición.

Esta "decidida apuesta" por las energías renovables se ha materializado hace apenas unos días con la aprobación de la puesta en marcha de cuatro parques eólicos en la Comunidad Autónoma Vasca. La solicitud parte de la sociedad público-privada Aixeindar, compuesta por el Ente Vasco de la Energía (40%) e Iberdrola (60%).

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente considera que se trata de una "oportunidad de generación económica y de empleo que confluye con el compromiso del Ejecutivo" con la transición energética y la lucha contra el cambio climático.

Estos compromisos se enmarcan en la Estrategia de Cambio Climático 2050 del País Vasco-Klima2050, que establece como objetivos la reducción de emisiones de GEI en al menos un 40% a 2030, objetivo que se verá actualizado tras el compromiso adquirido por la UE, y un 80% a 2050 respecto al año 2005 y asegurar la resiliencia del territorio vasco al cambio climático. Además, tiene como otros objetivos alcanzar en el año 2050 un consumo de energía renovable del 40% sobre el consumo final.

LIFE URBAN KLIMA 2050

De forma paralela a estas acciones, el Gobierno Vasco tiene en marcha el proyecto LIFE Urban Klima 2050, liderado por la sociedad pública Ihobe, que transformará el territorio mediante la coordinación de un total de 40 proyectos y acciones de mitigación y adaptación al cambio climático. En el mismo se han involucrado 20 entidades vascas y se está actuando siete municipios.

Hasta el momento este proyecto ha invertido cerca de 1,7 millones de euros, lo que representa el 9% del presupuesto total del proyecto. La mayor parte de las acciones están ya en marcha y se están desarrollando dentro del plazo previsto a pesar de la situación excepcional derivada de la pandemia.

Entre los proyectos figura la recuperación integral de un espacio actualmente degradado ubicado en Bermeo, un tramo de costa de 3 kilómetros de alto valor ambiental que pertenece a la Red Natura 2000 y está clasificada como un área núcleo de la Reserva de la Biosfera.

Otra de las acciones es la intervención en el río Estepona, en Bakio. Se crearán dos llanuras de inundación en el margen derecho con capacidad para laminar las avenidas y reducir la inundación del centro urbano del municipio. Se contribuirá así a restaurar los hábitats naturales que el tramo final del río debería mostrar en ausencia del desarrollo urbano de Bakio.

Por otro lado, está previsto acometer una serie de proyectos para favorecer la mitigación del cambio climático. Un ejemplo es la herramienta de cálculo de huella de carbono comarcal que se está desarrollando en el marco del proyecto Urban Klima 2050, en colaboración con Udalsarea 2030, la Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad en la que se integran 186 municipios vascos.

Esta herramienta, adaptación de una herramienta similar dirigida a los municipios, permitirá a las entidades comarcales calcular sus emisiones, así como las de su territorio.

Etiquetas
Publicado el
12 de diciembre de 2020 - 11:59 h

Descubre nuestras apps

stats