Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Habrá confluencia Podemos-IU en Cantabria con una lista única para las elecciones autonómicas

Dirigentes y candidatos autonómicos de IU y Podemos al Parlamento de Cantabria.

Javier Fernández Rubio

0

Habrá confluencia Izquierda Unida-Podemos en Cantabria y con intención de gobernar. A diferencia de lo que hizo la formación morada en 2015, que posibilitó la investidura de Miguel Ángel Revilla y prefirió estar en la oposición, los partidos que integrarán la coalición electoral no volverán a seguir esa estrategia que condujo, entre otras circunstancias, a la desaparición de Podemos del arco parlamentario en 2019. En mayo de 2023, Podemos e IU concurrirán juntos y tendrán a la candidata de Podemos, Mónica Rodero, como cabeza de lista, que además declara abiertamente que su intención es formar parte de un futuro Ejecutivo autonómico.

“Hemos llegado a un acuerdo por el cual concurriremos de manera conjunta al Parlamento de Cantabria. Esto es una gran noticia porque el 28 de mayo volveremos a las instituciones. Vamos a hacer políticas para la gente, políticas sociales, como hacemos en el Gobierno de España”, ha informado en rueda de prensa la secretaria general de Podemos Cantabria, Mercedes González. “Hoy es un buen día, no tanto para nuestras formaciones, sino también y sobre todo para aquellas personas que esta legislatura se han sentido huérfanas y no han tenido una representación que lleve sus demandas, sus quejas, las necesidades de los pueblos y las ciudades de Cantabria y saque adelante todas las leyes pendientes”, ha subrayado durante su intervención.

La confluencia entre ambas formaciones estará encabezada por Mónica Rodero, a quien Podemos ya eligió como su cabeza de cartel para las próximas elecciones. El acuerdo, en este sentido, asume la primacía de la formación morada pero también el lugar común de que solo juntos podrán en mayo tener posibilidades reales de entrar en el Parlamento autonómico, en donde el umbral del 5% de votos escrutados ha sido el farallón contra el que se ha estrellado IU durante décadas.

Según han desgranado los dirigentes de Podemos e IU, Mercedes González e Israel Ruiz Salmón, respectivamente, Mónica Rodero encabezará la lista y la secundará la representante de Izquierda Unida, Carmen Martín. Los números tres y cuatro serán los citados González y Salmón. A partir de esta posición la lista se tendrá que ir cerrando progresivamente alternando hombre y mujer y encajando también a los candidatos de las formaciones. La marca electoral con que concurrirán no ha sido definida aún.

Sobre su voluntad de integrarse potencialmente en un futuro gobierno, Ruiz Salmón ha declarado: “Somos fuerzas políticas que ya estamos gobernando en España y queremos ser elemento clave en la aritmética del Parlamento e influir en la gobernabilidad de esta comunidad. Los ciudadanos decidirán la composición de ese Parlamento y luego los partidos negociarán. Nosotros vamos a garantizar que la derecha no gobierne”.

Confluencias municipales

Las negociaciones posteriores a los procesos internos de primarias han promovido este primer acercamiento, en la lista autonómica, que será seguido de otros intentos en el ámbito municipal. Los dirigentes de ambas formaciones han sido cautos en este contexto y han delegado en sus representantes locales la consecución de acuerdos de confluencia en las listas.

Como ya es tradición en la izquierda, los acuerdos para concurrir unidos a las elecciones son muy complicados. El caso de Santander es paradigmático, por reciente y por complejo. Si hace unos meses los líderes de ambas formaciones daban por segura la reedición de la confluencia, que supuso para Miguel Saro el único escaño como concejal de la coalición en 2019, la situación se rompió, lo que no quiere decir que en puertas de los comicios no pueda retomarse el acuerdo. La celebración de unas primarias para elegir el cabeza de lista es el principal escollo.

En el caso de los ayuntamientos, Ruiz Salmón ha señalado que las decisiones se adoptarán “en el ámbito municipal, que es el que tiene competencias y sus ritmos. Han de ser sus protagonistas los que han de dar ese paso”.

En la agenda de trabajo institucional, ambas formaciones pretenden actuar en el Plan de Ordenación del Territorio, la Ley de Vivienda, la Ley de Derechos Sociales y la Ley de Bienestar Animal, entre otras acciones políticas. Una de las estrategias de la confluencia es penetrar en el medio rural. “Nosotros queremos dar otra oferta y dar políticas alternativas”, han dicho.

Etiquetas
stats