Reabierta la pesquería del bocarte tras el cierre provisional

Los pescadores bajan la mercancía en el puerto.

La pesquería del bocarte en el Cantábrico ha sido reabierta tras el cierre provisional acordado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino para efectuar un recuento de las capturas realizadas en lo que va de campaña.

El cierre fue decretado por el MAGRAMA el pasado lunes a las doce de la noche, y se suspendió ayer a la misma hora, de modo que la pesquería ha estado cerrada durante cuatro días.

Así lo ha indicado a Europa Press el consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, quien ha apuntado que la pesquería de bocarte se mantendrá abierta hasta que se complete el cupo de pescas asignado al Cantábrico y se acuerde el cierre definitivo esta temporada.

Según ha precisado, tanto los motivos del cierre como el aviso de la reapertura fueron comunicados desde la Dirección General de Recursos Pesqueros del MAGRAMA, que se puso en contacto con él y con los pescadores, a través del presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, José Luis Bustillo.

De este modo, barcos de cerco que han salido este viernes a faenar han vuelto a intentar capturar bocarte, al tiempo que pueden también pescar bonito.

Oria ha señalado que ayer, festividad de la Virgen del Carmen, patrona de los pescadores, coincidió en los festejos de Colindres con Bustillo, que le trasladó que están "encantados" con la decisión de reabrir del MAGRAMA. Y es que, según el presidente de la Federación, quedarían por capturar cerca de 1,5 millones de kilos de bocarte.

Embajadora de Cantabria

Oria ha reiterada la importancia de la anchoa para Cantabria por la enorme actividad económica que genera, tanto para el sector extractivo como para la industria conservera, y la gran cantidad de empleos que genera, y sobre todo de mujeres.

El consejero ha incidido de nuevo en que la anchoa es el "producto embajador" de Cantabria incluso fuera de Europa, y aunque en la pasada legislatura se le ha dotado de un sello de calidad controlada, el Gobierno actual quiere ir más allá y va a luchar por conseguir una indicación geográfica protegida (IGP).

En este sentido, ha apuntado que cuando sea nombrada y tome posesión del cargo la nueva directora de Pesca y Alimentación -una funcionaria, bióloga, de la Dirección General- abordará con ella esta cuestión, que también tratará con la Oficina de Calidad Alimentaria. "La anchoa merece un tratamiento especial, el máximo sello posible", ha defendido el consejero cántabro.

Finalmente, ha avanzado a esta agencia que la otra dirección general de su departamento que está aún sin ocupar, la de Ganadería, será asumida igualmente por una mujer.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats