La portada de mañana
Acceder
El Estado presupuesta más en Andalucía y Catalunya pero ejecuta más en Madrid
Los iconos de la pandemia pasan a la segunda fila
Opinión – Emociones, por Rosa María Artal

El periodista David Remartínez abre las Jornadas de Gastronomía y Salud del Colegio de Médicos

David Remartínez, autor de 'La puta gastronomía'.

La primera conferencia del ciclo, que será presentada por el presidente del Colegio de Médicos, Javier Hernández de Sande, contará con la intervención del periodista y escritor David Remartínez, quien hablará sobre 'Gastronomía y alimentación: un divorcio absurdo'.

El Desvelo lanza 'La puta gastronomía', un repaso humorístico a la revolución de la comida española en los últimos 50 años

El Desvelo lanza 'La puta gastronomía', un repaso humorístico a la revolución de la comida española en los últimos 50 años

Según explica el conferenciante, la gastronomía y la nutrición son dos disciplinas que, a pesar de abordar el mismo asunto –qué comemos y bebemos, es decir, nuestra alimentación– han caminado tradicionalmente en paralelo mirándose de soslayo con recelo.

En 2019 David Remartínez ha publicado el ensayo 'La puta gastronomía' con la editorial cántabra El Desvelo Ediciones, y colabora con varias publicaciones de información gastronómica.

"Los gastrónomos huyen de los nutricionistas por aguafiestas, y los nutricionistas desconfían de los gastrónomos por ensalzar el placer sobre todas las cosas y peligros". En opinión del conferenciante, ambos estereotipos muestran en realidad sus carencias, pues un buen gastrónomo ha de conocer la ciencia que opera tras las viandas que alaba, para así promocionarlas con más tiento, y un buen nutricionista ha de conocer los usos y gustos sociales asociados a las costumbres de sus pacientes, para corregirlas cuando es necesario sabiendo lo que realmente les está pidiendo.

Para David Remartínez, este divorcio "absurdo" entre gastronomía y nutrición necesita ser eliminado con más urgencia si cabe ante la consolidación de una forma de alimentación que nada tiene que ver con lo que, en los siglos previos, ha significado la comida en España.

"Hoy nuestra alimentación combina cocina tradicional, comida industrial, precocinados, snacks y muchas otras variantes de un hábito diario que ha pasado de necesidad, de hambre, a entretenimiento, al capricho de la sociedad rica", manifiesta el periodista y escritor.

Por último, Remartínez destaca que actualmente hay generaciones que se han criado ya con otras preferencias de paladar, distintas a las heredadas de sus padres, proporcionadas por un mercado capaz de inventar sabores, ingredientes y platos constantemente. "Y todo eso obliga a que los interesados en la alimentación se sienten, dialoguen y busquen cómo mejorarse mutuamente, para así mejorar su sociedad", concluye.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats