Vox vuelve a romper el consenso contra la violencia de género en el Parlamento de Cantabria por el 25N

Los diputados de Vox en el Parlamento de Cantabria, Cristóbal Palacio y Armando Blanco. Archivo.

Tres años lleva Vox con representación institucional en Cantabria y tres años consecutivos ha boicoteado el consenso parlamentario por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. El partido de extrema derecha, abiertamente negacionista de la violencia de género y que se opone sistemáticamente a visibilizar la causa y a aplicar medidas para combatirla, se ha negado de nuevo este año a aprobar una declaración institucional conjunta en la Cámara autonómica por el 25N.

La formación ultra, que cuenta con dos diputados -Cristóbal Palacio y Armando Blanco- ha roto de nuevo el consenso y la "unanimidad de otras épocas en la defensa de una causa tan importante", tal y como ha lamentado el presidente de esta institución, el socialista Joaquín Gómez, en la lectura del manifiesto suscrito por los otros cuatro grupos representados en el Parlamento (PRC-PSOE-PP y Cs).

Gómez ha recordado que la violencia contra las mujeres ha causado 1.118 víctimas mortales en España desde que se empezaron a contabilizar en el año 2003. "Más de mil asesinatos que no pueden ser invisibles, como pretenden algunos discursos negacionistas" -ha afirmado- "miles de asesinatos que piden justicia, pero sobre todo medidas de protección y educación que impidan más muertes". Asimismo, ha destacado que este año "ya suma 37 mujeres asesinadas" y que, hasta junio, solo en Cantabria, se han presentado 857 denuncias por violencia de género.

Los portavoces de los grupos Regionalista, Pedro Hernando; Popular, Íñigo Fernández; Socialista, Noelia Cobo y Ciudadanos, Félix Álvarez, se han sumado a la lucha contra la violencia de género que entienden "como la más brutal muestra de desigualdad entre mujeres y hombres".

Por ello, el Parlamento ha renovado su "compromiso de colaborar ante cualquier manifestación de violencia", al tiempo que ha reiterado su disposición para "apoyar e impulsar" medidas que promuevan su definitiva eliminación.

El texto, que ha sido leído por los cuatro representantes políticos en el patio de la institución, pide reforzar la coordinación entre todas las administraciones públicas para incrementar los esfuerzos en la atención a las víctimas y sus familias, así como promover herramientas eficaces para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

En este sentido, estos representantes políticos estiman que es precio abordar las causas fundamentales de esta violencia "y de los estereotipos de género" para avanzar en igualdad. "La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar la plena igualdad" -subraya el manifiesto- "porque resulta imposible que una sociedad evolucione si la mitad de la población vive con miedo de ser agredida".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats