La Fundación Tierra de Viñedos retoma su programa de catas para fomentar la cultura del vino adaptándolas a la nueva situación

Brindado en una  de las catas del pasado año

La Fundación Tierra de Viñedo retoma mañana el programa de catas de vino con una cita en las Ventas de Retamosa (Toledo), como continuación de la actividad que llevo a cabo el pasado año con la celebración de 43 catas por toda la región y con las que se llegó a 2000 personas y que pretende “vincular al vino con la cultura, el vino es cultura, es alimento y es dieta mediterránea”.

Este programa es fruto del acuerdo firmado entre la Fundación Tierra de Viñedos y la Organización Interprofesional del Vino de España por segundo año consecutivo. El consejero de Agricultura y presidente de la Fundación, Francisco Martínez Arroyo, y el secretario de la Interprofesional, Alejandro García Gasco, han presentado el programa de este año que, aunque se firmó el pasado 6 de marzo, ha tenido que retrasar su puesta en marcha y adaptarlo a la nueva situación por el estado de alarma y la COVID-19 y han señalado que el acuerdo “es único en España” porque no se ha firmado con ninguna otra comunidades autónoma algo semejante.

El programa, dotado con 250.000 euros, comenzará con la celebración de nueve catas en otros tantos municipios de Castilla-La Mancha que se celebrarán durante los meses de verano, de julio a septiembre. Estos municipios se han dirigido a la Fundación para solicitar la celebración de estas catas por su interés en ofrecer esta actividad de fomento de la cultura del vino en un momento que en estos municipios no se celebran ni fiestas patronales ni otro tipo de actos que son tradicionales en estas fechas y las catas “van a servir para incentivar la vida cultura en esos municipios”, ha señalado el consejero.  

"El vino es cultura, es alimento y es dieta mediterránea"

Además, Martínez Arroyo ha invitado a todos los municipios de la región que estén interesados en participar en esta actividad a que se pongan en contacto con la Fundación puesto que el programa de catas continuará en los próximos meses.

Además de las ya tradicionales catas, que, según el consejero, fueron “un éxito”, se van a llevar cabo otras actividades para la difusión de la cultura del vino, ampliando el programa del pasado año, en colaboración con la asociación Eurotoques de la región que integra a 60 cocineros y con el sector de la hotelería en general.

Con Eurotoques, las actividades se van a centrar en vincular el vino con los alimentos de la dieta mediterránea; con la hotelería, se van a llevar a cabo seminarios virtuales dirigidos a profesionales del sector en colaboración con la asociación de sumilleres de la región; y se va a seguir trabajando para la difusión de la cultura del vino en los medios de comunicación.

También se va a trabajar con el propio sector, cooperativas, cooperativistas y bodegas particulares para “divulgar la actividad que se están desarrollando la Interprofesional del Vino de España y que sepan que se está haciendo”, ha señalado

Por su parte, Alejandro García Gasco, ha destacado el éxito del programa llevado a cabo el pasado año y ha manifestado que “una de las formas de desmitificar le vino es acercarlo a la gente, a la sociedad con un consumo moderado” y eso es lo que pretende este programa. 

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 14:21 h

Descubre nuestras apps

stats