La Iglesia tiene en Castilla-La Mancha 1.756 bienes inmatriculados que los particulares podrán reclamar en breve

Parroquia de Santa Ana en Añover de Tajo (Toledo)

Templos, iglesias, parroquias y dependencias complementarias, pero también fincas rústicas de todo tipo, viviendas, solares y plazas de aparcamiento. Son algunos de los 1.756 bienes y propiedades que la Iglesia Católica tiene en Castilla-La Mancha y que están inmatriculados, es decir, son aquellos con los que esta institución se quedó gracias a una ley impulsada por José María Aznar en 1998. Con esa normativa, el PP permigió a la Iglesia registrar a su nombre edificios, apartamentos o fincas con tan solo una certificación eclesiástica. La cuestión más controvertida es que en esta comunidad autónoma la relación de los que no tienen esa certificación o tienen otra diferente llega hasta 388.

La publicación de los bienes inmatriculados de la Iglesia aboca a pleitos judiciales a administraciones y particulares

La publicación de los bienes inmatriculados de la Iglesia aboca a pleitos judiciales a administraciones y particulares

La normativa hipotecaria permitió a la Iglesia poner a su nombre bienes inmuebles que estuvieran destinados al culto o no, como fincas, parcelas, viviendas e aparcamientos. Ese procedimiento estuvo vigente hasta el año 2015, cuando se modificó esa ley. En ese periodo de 17 años, la Iglesia inmatriculó un total de 34.961 bienes en España de acuerdo al informe.

Lo más significativo es que el Ejecutivo central va analizar este documento en el Consejo de MInistros de hoy. Lo ha elaborado la Vicepresidencia de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática y se lo enviará al Congreso, según han informado fuentes gubernamentales. A partir de ahí, el listado de los casi 40.000 bienes e inmuebles podrán ser sometidos a consulta pública para que los particulares que consideren que tienen derechos de propiedad sobre los mismos puedan iniciar los procesos de reclamación.

Según los datos que ha recopilado el Gobierno actual y a los que ha tenido acceso eldiario.es, en todo el país son 34.961 los bienes inmatriculados, de los que 1.756 están en Castilla-La Mancha. Más de un millar se corresponden con edificios que tienen, al menos sobre el papel, una función eclesiástica, y el resto se destinan a otros fines. Con estos datos, Castilla-La Mancha es la sexta comunidad autónoma que más propiedades tiene de este tipo en toda España.

Por provincias, es Cuenca donde la Iglesia tiene más bienes y edificios inmatriculados: casi un tercio del total autonómico, con 669, de los cuales 168 tienen un título distinto al de certificación eclesiástica. Le sigue la provincia de Guadalajara con 614, de los cuales 167 no tienen esa función religiosa. Después figura la provincia de Toledo con un total de 234 inmatriculaciones (10 sin esa certificación concreta), y la de Albacete, con 214, de los cuales 34 tienen una certificación no eclesiástica. Finalmente, la provincia de Ciudad Real es la que menos bienes inmatriculados tiene, con 25 propiedades (nueve de ellas sin certificación eclesiástica).

A partir de ahora este listado es público y podrá comenzar así el proceso de reclamación por parte de particulares que consideren que tienen derechos previos de propiedad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats