La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal

Las limitaciones al ocio por la COVID-19 incluirán el cierre de prostíbulos en Castilla-La Mancha

Prostitución

El Gobierno de Castilla-La Mancha aprueba este viernes 21 de agosto en Consejo de Gobierno extraordinario el decreto que regulará las limitaciones de ocio nocturno, impuestas según lo pactado en el Consejo Interterritorial y que incluyen la prohibición de fumar en la calle si no se puede mantener la distancia de seguridad, la reducción de los horarios de ocio nocturno... Pero, ¿qué pasa con los prostíbulos? El decreto que prepara Castilla-La Mancha para su propia normativa autonómica quiere cubrir los "resquicios" que deja esta actividad "alegal" y así evitar que se produzcan situaciones como el brote en un prostíbulo en Alcázar de San Juan.

Los locales en los que se suele ejercer la prostitución están dados de alta normalmente como "clubes" o "salas de fiestas", por lo que entran dentro de la prohibición del ocio nocturno. Fuentes del Ejecutivo castellanomanchego aseguran que el objetivo es que en particular los locales relacionados con el ejercicio de la prostitución no puedan abrir "ni de noche ni de día". "Es importante que se cierren porque es imposible garantizar la prevención del contagio de la COVID-19 sometiendo a las mujeres a una doble vejación: la explotación sexual y el altísimo riesgo de infección", explican desde el Instituto de la Mujer. Además, recalcan, los hombres también se exponen a un "altísimo" riesgo de infección y transmisión de enfermedad.

Concretamente, el texto del Decreto recogerá que "deben permanecer cerrados al público los denominados clubes de alterne o prostíbulos, con independencia de la licencia de actividad bajo la que operen”.

Desde el Gobierno castellanomanchego señalan igualmente que "si existiera una legislación nacional en esta materia absolutamente clara y basada en razones epidemiológicas nos facilitaría mucho la tarea a las Comunidades Autónomas desde el punto de vista sanitario".

Las voces contra la apertura de prostíbulos o locales de alterne en Castilla-La Mancha se elevaron tras la confirmación de un brote con ocho positivos en un prostíbulo en Alcázar de San Juan, con sus correspondientes contactos de seguimiento. El rastreo de los casos ha sido prácticamente imposible, según informa El Confidencial, tras la clausura del local por parte del Ayuntamiento ciudadrealeño. Fuentes de la Consejería de Sanidad han confirmado al medio que no se han registrado contactos de ningún cliente que haya visitado el club. Desde Izquierda Unida Castilla-La Mancha se llegaron a preguntar "cuántos de los positivos que se están dando en Castilla-La Mancha proceden de puteros”.

La formación de izquierdas recordaba igualmente que ya durante el Estado de Alarma fue "preocupante" la desprotección a las que se vieron sometidas las mujeres en situación de prostitución, debido al "desamparo al que se han enfrentado, por el contagio y por la presión para seguir exponiéndose en pisos”. 

"Llamamiento desde el sentido común"

En el caso de Alcázar de San Juan, desde el Gobierno castellanomanchego señalan que resulta "increíble" la actitud "tan irresponsable" de los hombres que acudieron a pisos o prostíbulos para "someter a las mujeres prostituidas, a ellos mismos y sus familias al riesgo de una infección tan grave como el coronavirus, que puede ser inocua en algunos casos y en algunas personas, pero en otras es letal, como han demostrado los hechos y los datos de fallecimientos en los últimos meses". De este modo, añaden una nueva razón para rechazar de manera "absoluta" la compra del cuerpo de una mujer, ya no sólo por cuestiones "puramente éticas", sino también de "puro sentido común" y sanitario.

El Instituto de la Mujer ha querido hacer así un "llamamiento desde el sentido común" para que todos los hombres que hubiesen acudido al club de Las Palmeras, en Alcázar, se presenten en el centro de salud que les corresponda y se sometan a la "oportuna" PCR. "Sus datos van a ser confidenciales, y que piensen sobre todo en su salud y en la de sus familias, porque es posible que tengan a su alrededor a personas vulnerables que dentro de unas semanas tengan que lamentar no haber acudido a los servicios sanitarios porque tengan un fallecimiento o una enfermedad muy grave de un familiar", recalcan.

Y en este sentido recuerdan la postura "clara y rotunda" frente a la prostitución como forma de violencia de género. "Uno de nuestros objetivos principales es la sensibilización y la concienciación de los hombres para que dejen de mercantilizar los cuerpos de las mujeres y de ejercer violencia machista sobre ellas". El decreto del pasado 10 de junio, señalan, es un ejemplo de esto. Castilla-La Mancha puso en marcha una pionera línea de ayudas a las mujeres en situación de prostitución que se hubiesen visto afectadas por la pandemia. Se trata de un programa de intervención social para cubrir las primeras necesidades de las afectadas, de la mano de asociaciones especializadas en la lucha contra la prostitución y la trata. De hecho, otro de los objetivos del decreto era identificar también posibles casos de víctimas de trata o explotación sexual, y también promover la autonomía de las afectadas, para que pudiesen salir del círculo vicioso de la prostitución.

Etiquetas

Descubre nuestras apps