Luces y sombras de la atención médica especializada en Castilla-La Mancha

médicos rurales

Desde los quirófanos y camas por hospital hasta las listas de espera, la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha hecho público un detallado informe donde analiza la situación actual y la evolución de la atención médica especializada en las comunidades autónomas. Atendiendo a los datos de Castilla-La Mancha, esta región presenta algunos datos positivos y otros negativos, en algunos casos también con las causas y orígenes de los mismos.

El Defensor del Paciente suspende a la sanidad regional por negligencias, listas de espera y falta de especialistas

El Defensor del Paciente suspende a la sanidad regional por negligencias, listas de espera y falta de especialistas

Se da la circunstancia de que esta misma semana también trascendía otro estudio de la Asociación El Defensor del Paciente, que suspendía a la comunidad autónoma en la gestión de la sanidad pública.

Entre los datos positivos incluidos en el nuevo estudio de la FADSP destaca el hecho de que la cirugía mayor ambulatoria haya presentado un aumento significativo entre 2010 y 2017. Mientras el incremento medio nacional ha sido de un 4,5% sobre el total de intervenciones, este porcentaje es del 37,08% en Castilla-La Mancha, el más alto del país. Sucede lo mismo con la tasa de donación de órganos, que sigue en aumento y que se mantiene en 35,5 por un millón de habitantes en la región.

Pruebas diagnósticas y listas de espera

El informe constata igualmente un aumento de la realización de las pruebas diagnósticas de imagen en el mismo periodo, en este caso con gran variación interautonómica. Así, en 2017 las tasas por 1.000 habitantes oscilaban para realización de Tomografía Axial Computarizada (TAC), entre 124,36 (La Rioja) y 84,72 (Murcia); para pruebas de SPECT (con rayos gamma), entre 7,9 (Galicia) y 0,4 (Murcia); para resonancia magnética, entre 124,73 (Madrid) y 31,69 (Murcia); para angiografías digitales, entre 5,92 (Canarias) y 0,29 (Extremadura); y para gammagrafías, entre 12,55 (Canarias) y 4,71 (Castilla-La Mancha). En este caso, la Federación explica que los datos son difíciles de valorar porque se desconocen cifras sobre la adecuación y/o sobreutilización de estas exploraciones.

Por otra parte y entrando en las listas de espera, los datos aquí son negativos para la comunidad autónoma, puesto que la demora media para intervenciones quirúrgicas es de las más altas del país, con 149 días en Castilla-La Mancha, y el porcentaje de espera de más de seis meses es del 29,4%.

En cuanto al gasto público en atención médica especializada, aunque el informe confirma que en esta región ha caído un 2,8% en los últimos años, recuerda que en esta comunidad autónoma se realizó el mayor recorte presupuestario en la época del gobierno del PP, con una caída de hasta el 28,5% en 2013.

En total, la Comunidad de Madrid es la que dedica mayor porcentaje a atención especializada (69,2%), seguida de Baleares (66,8%) y Asturias (65,2%); y Extremadura la que menos (56,1%), muy cerca de Castilla La Mancha (57,1%) y Castilla y León (58,7%). Estas tres últimas, apunta el informe, "claramente por ser las que tienen una mayor dispersión geográfica y una red más extensa de Atención Primaria".

Otros datos más concretos se refieren por ejemplo al número de quirófanos y médicos por cada 1.000 habitantes, que en el caso de esta comunidad autónoma no ha variado entre 2010 y 2017. También analiza las altas por cada millar de habitantes tanto en centros públicos como en privados: en Castilla-La Mancha destaca que bajan en los centros públicos mientras aumentan en los privados.

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2020 - 19:20 h

Descubre nuestras apps

stats