Magdalena Valerio: “Me gustaría que la moción de censura marcase un antes y un después en la política”

Valerio, junto a Pedro Sánchez y Daniel Jiménez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara

Magdalena Valerio no quiere escuchar de las "quinielas" en las que suena su nombre como posibilidad para entrar en el Gobierno del nuevo presidente, Pedro Sánchez. "Yo soy funcionaria y estoy trabajando por mi provincia y mi país", explica Valerio. El nombre de la cacereña, miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE como Secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo del PSOE, suena fuerte debido a su trayectoria política y su cercanía a Sánchez.

"Ha sido una situación que no era esperada, pero es que ha habido una gota que ha colmado un vaso de aguante. Se habían sumado muchas políticas antisociales del PP, muchas medidas que han dañado a la clase media y trabajadora", explica la socialista. Entre ellas, nombra la subida de las rentas del capital y la bajada de las salariales: "con cada vez peores salarios, trabajadores pobres, y los problemas en la Seguridad Social que han sido consecuencia de esta devaluación y de la bajada de las cotizaciones, la cuasi congelación de las pensiones.. Todo ha cristalizado los movimientos de sindicatos, plataformas y coordinadoras", explica.

Recuerda que los partidos de izquierdas han ido luchando contra ellas, a través de Proposiciones No de Ley y mociones, que fueron siempre votadas en contra por el PP. "Ha sido un sumatorio de acciones políticas. Se ha creado un clima de tal magnitud, que el vaso se llenó y la última gota fue la sentencia de la Audiencia Nacional, que ponía el foco en la financiación ilegal y en el tesorero del PP, no un señor que pasaba por ahí", reflexiona Valerio. "Se habla de una trama organizada y se cuestiona la veracidad de la palabra del propio presidente de Gobierno, que no era creíble lo que decía como testigo en sede judicial".

En este sentido, quiere recordar que el partido socialista esperó 24 horas para que Mariano Rajoy dimitiese, "incluso cuando se presentó la moción de censura, se le pidió que dimitiera para evitar la moción de censura". "Pero él lo que hizo fue pasarse la tarde desaparecido", puntualiza la política. Una vez conseguidos los apoyos para la moción de censura, Magdalena Valerio tiene claro que existen "muchos retos y cosas por hacer", además, en poco tiempo. "Por eso, el debate se centrará en la recuperación de la agenda social, en la regeneración democrática que son las principales cuestiones del país. En eso se centrará el presidente".

Contra la confrontación

Valerio señala que hay que abrir "una metodología de trabajo" que comienza por el diálogo, por intentar acuerdos "amplios" especialmente en los temas que más preocupan a la ciudadanía. "Estamos a la mitad de una legislatura y por eso se deben establecer prioridades e ir a los tomas que más preocupan a las personas. Para eso estamos los políticos, para buscar solución a los problemas de la ciudadanía. Que se vea por lo menos un intento de solución. Me gustaría que esta moción de censura marcase un antes y un después en la política".

Y por eso pide que se eche la vista atrás, hacia 1977, a los pactos constitucionales, cuando ha ido "mucho mejor con el pacto que con la confrontación". "Simplemente, hay que salir a la calle y ver a nuestra gente a las personas, qué es lo que quiere todo el mundo: trabajo digno y, a ser posible ser feliz, que funcione bien la Sanidad, la Educación, que el Estado nos pueda ayudar a buscar soluciones a los problemas". Rechaza el "clima de enfrentación" que ha sentido estos últimos tiempos, porque es "negativo para la sociedad en general": "debemos aprovechar este tiempo para volver a recuperar la senda del diálogo, del acuerdo frente a la confrontación".

Pacto de Toledo

Entre las medidas más urgentes para Valerio se encuentra la recuperación del Pacto de Toledo. "¿Existe? Sí. Pero, hay que desbloquear la comisión, para que funcione adecuadamente, darle vitalidad. Puede haber un denominador común de acuerdo en defensa del sistema público de pensiones, porque creo que todo el mundo tiene claro que no pueden subir un 0,5%. Hay que garantizar el poder adquisitivo a los pensionistas y para eso hay una serie de puntos en común puestos encima de la mesa", afirma.

En este sentido, recuerda que hay que replantear el factor de sostenibilidad, y que ahora mismo hay oportunidad para llegar a este acuerdo. "Hay consenso, incluso con el PP, para implantar impuestos especiales para las pensiones, para que mejoren las cotizaciones", asegura. Por otro lado, indica que existe un déficit acumulado desde 2012 y que el fondo de reserva está "prácticamente vacío" por lo que hay que buscar un plan de equilibrio financiero del sistema. "Todos los grupos estamos de acuerdo en que se están pagando gastos con cotizaciones cuando debería ser con impuestos", afirma.

Por eso, aboga por un gran acuerdo en el Pacto de Toledo para hacer "sostenible financiera y socialmente el sistema público de pensiones". "Nos jugamos mucho el presente y el futuro del sistema. Por eso se debe recuperar el dialogo social, porque lleva más de un año roto en el caso de los pensiones. H ay que recuperar la filosofía del Pacto, el consenso, el dialogo sobre todo en temas que afectan a millones de personas".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats