El confinamiento con mascota: medidas de higiene, cómo pasearlos y qué hacer cuando hay que ir al veterinario

toledodiario.es

Desde que el Gobierno decretó el estado de alarma, los perros y sus dueños se han convertido en protagonistas de muchas anécdotas durante estos primeros días de confinamiento. Anuncios de alquiler de perros para pasear que han sido retirados de plataformas 'online' o sanciones a quienes consideran que han excedido el recorrido necesario en la salida a la calle para que el animal realice sus necesidades -como una persona de Toledo que fue con su perro desde Palomarejos a Santa Bárbara- son algunos ejemplos de las situaciones de irresponsabilidad que se están generando.

No obstante, las autoridades transmiten "la generalizada" concienciación ciudadana para quedarse en casa como principal antídoto ante la crisis sanitaria desatada por el coronavirus, en la que también hay cabida para el humor con irónicas saetas dedicadas a los perros mientras le pasean sus dueños -en Cádiz- o un sin fin de vídeos y memes sobre esta excepción para salir del domicilio. Un humor que queda en segunda plano en otros actos insensatos como el de un varón que sacó a pasear un perro de peluche en Palencia u otro que recorría una calle del Polígono en Toledo disfrazado de perro y andando a cuatro patas, en chanclas y apoyando las manos por el suelo.

En este sentido, cabe recordar que entre las acciones permitidas durante el estado de alarma en el país, la Dirección General de Derechos de los Animales indicó que se pueden realizar paseos cortos con el animal pero solo para cubrir sus necesidades fisiológicas. No obstante, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, afirmó el pasado martes que “no se ha limitado ni a un tiempo ni mayor ni menor” el paseo con la mascota sino “al habitual”. Para explicarlo, apuntó que no influye el tiempo que dure el mismo sino “la forma de relacionarse entre los dueños de las mascotas entre sí”.

El paseo debe hacerse sin contacto con otros animales ni personas, priorizando horarios de menos afluencia. Además, recuerdan la obligación de llevar bolsas para recoger las heces y una botella de agua con detergente para limpiar la orina -una acción para la que se puede entrenar al perro a ir al baño donde corresponde y que no lo haga así en paredes, ruedas o espacios inadecuados-. Asimismo, hay que contar con la documentación del animal pues se están llevando a cabo identificaciones, de las mascotas y sus propietarios.

Sobre esta excepción que se mantendrá durante el estado de alarma, que se prolongará al menos hasta el próximo 11 de abril, cabe destacar que hasta el momento, no existe evidencia científica de que los animales domésticos padezcan ni puedan transmitir el coronavirus. No obstante, se recomiendan también diversas medidas generales como lavarse las manos antes y después de tocar a nuestro amigo y no tocarse ojos, nariz y boca después.

De la misma manera, es conveniente limpiar con gel desinfectante las almohadillas y la cola del animal al volver a caso. En cambio, que no se recomienda es poner una mascarilla al animal pues, según la Real Sociedad Canina Española, “no tienen ningún beneficio y, al contrario, sí pueden estresarle”.

Entre las medidas generales establecidas para personas positivas con coronavirus que realicen la cuarentena en sus domicilios, recomiendan dejar el cuidado de las mascotas a otra persona cuando sea posible, usar utensilios nuevos para el animal y no reutilizar los que haya usado la persona positiva. En este sentido, indican que si se da positivo y no se puede dejar el animal con otra persona, se extremen las medidas de higiene como la limpieza de manos, el uso de mascarilla en presencia del animal y evitar el contacto con el mismo, en la medida de lo posible.

“No debe ser una excusa para estar fuera de casa”

Por su parte, la Real Sociedad Canina de España (RSCE) ha apelado a la responsabilidad de los dueños o tutores de perros para que se limiten a sacarlos a pasear “lo estrictamente necesario” durante el tiempo que dure el estado de alarma. “Aunque sacar a los perros a la calle para que hagan sus necesidades y se muevan entran dentro de las excepciones al confinamiento que obliga la situación actual, la RSCE avisa de que no debe ser una excusa para estar fuera de casa”, indica.

En contraposición al “paseo habitual” que apuntó Fernando Simón, este organismo aconseja estar de paseo “menos tiempo del habitual y hacerlo en solitario, nunca en parejas o grupos”. “Pasear con la mascota siempre se ha considerado una forma de socializar, pero en estos días de emergencia sanitaria hay que dejar de lado esta faceta y colaborar con las autoridades”, señala en un comunicado.

Las clínicas veterinarias, abiertas para urgencias

De su lado, durante el confinamiento, el colectivo de veterinarios sigue también trabajando para atender situaciones de emergencia con los animales, pero sí se aplazan las visitas rutinarias que no impliquen una urgencia. Para evitar posibles casos de propagación del coronavirus, la Organización Colegial Veterinaria recomienda llamar antes a la clínica para avisar de que vamos para que no coincidan en las dependencias con otros animales y personas.

La organización ha editado un video que reitera la conveniencia de adoptar las medidas higiénicas básicas planteadas ante el avance de la pandemia, reitera la falta de pruebas científicas que confirmen el contagio por animales y hace una llamada a la responsabilidad de todos los ciudadanos en estas circunstancias tan complicadas, en la que los veterinarios reiteran la estrecha relación One Health entre salud humana, sanidad animal y cuidado del medio ambiente.

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2020 - 12:40 h

Descubre nuestras apps

stats