Carmen Picazo (Ciudadanos): “La ley electoral en Castilla-La Mancha es dañina con el pluralismo”

Carmen Picazo

Carmen Picazo (Albacete, 1975) lo tiene claro. El momento para Ciudadanos no es el mejor. “No puedo negarlo”, recalca en una entrevista con elDiarioclm.es en su despacho de las Cortes de Castilla-La Mancha. El partido consiguió hace ya casi cuatro años, cuatro escaños en las Cortes regionales, un “logro” que todavía la hace sonreír. La situación ahora es muy diferente, porque la formación naranja se enfrenta a un proceso de refundación, que se celebrará en diciembre a nivel estatal y luego a partir de enero, a nivel regional.

'Aquí Ahora', el nuevo partido nacido en Toledo con exdirigentes de Ciudadanos

'Aquí Ahora', el nuevo partido nacido en Toledo con exdirigentes de Ciudadanos

Está preparada, pero también advierte: serán los ciudadanos los que deberán elegir si vuelve a revalidar como coordinadora autonómica de la formación. Un partido que describe como liberal, moderado y que se “enfrenta a los extremos”. Ya sea Vox, o Podemos, señala.

Volvamos a 2019. El momento, como ahora, tampoco era fácil para Ciudadanos, Albert Rivera dejaba la política en noviembre de ese año y pocos meses después viene el COVID. ¿Cómo lo recuerda?

Entramos en las Cortes con cuatro diputados. Un logro, un verdadero logro y hemos realizado un gran trabajo. Han pasado muchísimas cosas, lo que más ha marcado la legislatura ha sido el COVID. Sin duda, en lo personal y político. Creo que es indudable y para nosotros la pandemia fue un momento muy difícil igual que para todo el mundo. Lo marcó todo. Deberíamos haber aprendido muchas cosas y no ha sido así. Lo estamos viendo: la polarización en política.

Nosotros insistimos en poner en marcha una Comisión COVID en el Parlamento regional. Queremos saber qué pasó en Castilla-La Mancha.

¿Cree que habrá comisión antes de que acabe la legislatura?

Nosotros vamos a seguir presionando. No hemos parado de presionar, porque creemos que es justa. Está firmada, pactada, que se ha constituido y nunca se ha convocado. Y esto es un síntoma de que algo está fallando. Si una persona quiere liderar debe abrirse y ser transparente y de verdad saber qué pasó. Tenemos los datos de letalidad, pero hay miles de vicisitudes que siguen sin respuesta y no es justo para los castellanomanchegos.

Ahora mismo, los grupos parlamentarios se preparan para negociar y debatir los últimos presupuestos de la legislatura. ¿Cuáles son las enmiendas que son esenciales para usted?  

Vamos a entrar en este periodo de negociación con 137 enmiendas. Ya no es el número ni enmiendas al peso, se trata de otra forma de hacer política, en sanidad, en educación, en innovación. Hablamos de otra manera de hacer esta región. Porque a pesar de que se nos dice que todo va bien, yo que soy una persona muy optimista, veo los datos de Castilla-La Mancha y se me cae el alma al suelo.

Cuando veo que tenemos un fracaso escolar estrepitoso y que nos conformamos… Contra eso pedimos gratuidad de libros y medidas de conciliación, por ejemplo. Y para esto tenemos que contar con las empresas, con las que tengan un proyecto de conciliación. Es que siempre vamos por detrás. Pero en un futuro vamos a ver cómo cambian los métodos de trabajo y tenemos que incorporarnos al siglo XXI en muchísimas cosas: en cuanto a conciliación, a cómo concebimos la educación y vemos problemas enquistados y que nos dicen que tenemos que seguir así.

¿Cómo cuáles? 

Lo que le digo, en educación. Necesitamos calidad, cada niño necesita sus tiempos, y sé que es muy difícil decirlo en un lugar con ratios tan altas y nos dicen que bajan, pero siempre se quedan a medio gas. Pero este gobierno va año a año quitando cositas que se podrían hacer sólo una vez. Otro ejemplo, la prueba del talón. Page nos dice cada vez que se ponen dos pruebas más. Pero es mucho más sencillo hacerlo del tirón para detectar enfermedades para ahorrar en gasto sanitario.

Hay que desarrollar, legislar para luego ejecutar y todo se queda ahí, sin hacer

Este tipo de política de la que me habla, ¿por qué cree que ocurre?

Porque nos tienen acostumbrados a anuncios y titulares y vamos a ampliar tal y porque los ciudadanos olvidamos muy pronto. No nos acordamos de lo que nos dijeron el año anterior, no nos acordamos de las promesas que nos dijeron hace uno, dos o tres años. Vamos a retranca. Y me hace mucha gracia, nos dicen “somos la primera comunidad que hemos hecho esta ley o esto y somos muy innovadores”. Pues no. Hay que desarrollar, legislar para luego ejecutar y todo se queda ahí, sin hacer.

En discapacidad, por ejemplo, nos dicen que hay una ley para que la tutela de los niños con discapacidad sea del Estado cuando los padres mueran. ¿Y cómo se hace eso? Seguimos esperando. Es como prometer y luego ya me olvido y hay muchísimos problemas.

Defienden como fundamental la carrera profesional sanitaria ¿Por qué?

Porque nos jugamos mucho. Es difícil saber a qué nos referimos si no estás en el ámbito sanitario, yo la primera. Pero somos la única comunidad de España que no tiene carrera profesional. Todos vemos el problema importante que hay en la sanidad, falta de médicos, aquí en Castilla-La Mancha faltan pediatras en las zonas rurales, especialistas… Tenemos muchos hospitales, pero el material humano no.

Este problema va a venir cuando se jubilen los médicos que ahora tienen una edad media alta. Y nos van a seguir faltando médicos. Pero si no tratamos a los médicos dignamente, si no cuidamos a los que nos cuidan vamos a tener un problema mayor, porque estamos entrando en competencia entre comunidades autónomas. Un licenciado va a llegar un momento en el que tenga que decidir dónde le pagan más. O dónde hay menos listas de espera. O donde haya menos carga burocrática. Y nada de esto se está solventando ni resolviendo. El problema aquí está diagnosticado. ¿Qué profesionales van a querer estar con esta competencia? No es justo para nadie que por ser castellanomanchegos tengamos una educación, una sanidad de peor calidad.

“Se trata de negociar”

 ¿Y cree que sus enmiendas se tomarán en cuenta? Porque al Gobierno no le hace falta su voto para sacar adelante los presupuestos.

No, no les hace falta. Pero se trata de entender que son enmiendas necesarias, se trataría de ver que están dispuestos a escuchar. Se trata de negociar. Y nosotros lo hemos demostrado y es algo que no está de moda: el dialogar, el intentar sacar cosas adelante. Queda mucho mejor el ‘zasca’, el ruido, tener un titular de un día para otro y poner el foco ahí y crear discrepancias. Pero, jolín, después de lo del COVID que no seamos capaces de hablar de sanidad en mayúsculas o llegar acuerdos, algo falla. Pero es lo que más quiere la gente, lo dicen las encuestas. Quieren moderación. Y hay personas que ven que como no lleguemos a grandes consensos, de verdad que pienso en mis hijos. Pienso en qué futuro les espera y creo que es una misión: dejar un futuro mejor. Pero aquí no se piensa en las siguientes generaciones, sino en las próximas elecciones. Y lo hemos normalizado.  

¿Esto no cree que se plantea desde Gobierno? 

No. Lo que veo son políticas continuistas durante estos últimos cuatro años. De grandes anuncios.

¿No ve ninguna evolución? 

¿Usted la ve? Hemos pasado por crisis enormes: la del COVID, ahora viene la energética. Y siempre la culpa es del otro. Pero antes el déficit ya subía, nuestra deuda es la tercera por detrás. Como siempre, la medalla del bronce, pero por detrás. Esos datos no son aislados. Esta deuda se la vamos a dejar a nuestros hijos.

Y esto, con unas mentes enormes. Lo vemos, ideas grandes, gente joven que les va bien, a pesar de todo. De la burocracia, que se ponen pegas y se retrasan proyectos de personas que quieren trabajar, porque una administración devuelve los informes y no ratifica la información.

¿Tiene alguna relación o comunicación con el PP? 

Pues, en las comisiones. Hablamos de los temas y demás. Pero echando la mirada atrás, creo que podríamos haber conseguido más acuerdos, con el PP o con el PSOE. Si tengo que lanzar el mea culpa, lo hago, pero hay temas en los que nos hemos logrado poner de acuerdo, aunque la pandemia no fuera uno de ellos, porque lo pusieron de manera muy difícil. Aquí no hay grandes peleas, el debate parlamentario puede ser más o menos caldeado, pero en eso estamos.

“Pienso en el futuro de Castilla-La Mancha”

Es un momento de hacer balance y de mirar adelante, porque el futuro de su partido está en un momento delicado de refundación, que implica mirar hacia atrás. ¿Qué futuro cree que tiene Ciudadanos en la región?  

Yo pienso en el futuro de Castilla-La Mancha y de España. Creo que este partido ha demostrado que sabemos gestionar bien. Tenemos equipos de gestión y que trabajamos muy bien, con alcaldes y concejales que se han dejado la piel, también durante el COVID. Ciudadanos es el partido que se parece más a la sociedad civil. Más importante que cómo le va a Ciudadanos es como le va a España, a Castilla-La Mancha o nuestras localidades. Sin gobernar es complicado, pero hemos trabajado bien, duro y lo hemos demostrado. Hemos sido serios y críticos y hemos arrimado el hombro. Ahora, se presenta el futuro. Desde mi punto de vista creo que vamos a salir reforzados. Y lo tenemos muy difícil.

Es que la situación del partido no es la mejor.

Desde luego. Pero hemos demostrado que no hemos bajado los brazos. Y hemos demostrado que somos un partido más necesario que nunca. Y tenemos que salir más unidos que nunca. Pero tenemos que hacer porque este proyecto es necesario. Moderamos a los gobiernos frente a los extremos, porque a nadie le gusta. Pero hasta el bipartidismo se ha animado de avivarlos. Yo pensaba que esto de la política era hacer cosas buenas, pero me han demostrado que están más preocupados de los partidos que de lo que pasa a una minoría. Lo tenemos muy complicado, pero existe la voluntad de aunar fuerzas y nuestro proyecto es el mejor, tenemos a los más preparados.

¿Tiene intención de revalidar su puesto como líder regional del partido? 

Eso dependerá de los afiliados. Pero yo soy de Ciudadanos y seguiré siendo de Ciudadanos, pelearé por el partido. Desde dentro veo que es el mejor proyecto y tampoco es complicado.

¿Qué opina sobre la posibilidad de que entre Vox a las Cortes regionales? 

Las encuestas dicen que entran. Ya tuvimos a Podemos en las Cortes, la ley electoral aquí en Castilla-La Mancha es dañina con el pluralismo. Es muy complicado, no hemos conocido que entran más de tres partidos. Es prácticamente imposible. Es un tema que me preocupa.

¿Cree que al PP o al PSOE les preocupa también?  

Tendrá que preguntárselo a ellos. Pero si yo tuviese que verme condicionada por estas políticas me preocuparía. Respeto el pluralismo político, pero nosotros tenemos que pelear por ser una voz moderada para que esté en Castilla-La Mancha, porque es necesaria para avanzar. Me gusta una Castilla-La Mancha más moderna, una región donde podamos avanzar, quedarme en mi pueblecito, en mi ciudad.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats