Sacrificio en hielo con una agonía de hora y media o desove forzoso: el “sufrimiento innecesario” en las piscifactorías

Peces en una piscifactoría en la provincia de Albacete

elDiarioclm.es


5

Con cámara oculta y drones. Así ha documentado la Fundación Franz Weber (FFW) “el sufrimiento innecesario” durante el proceso de cría de las especies de peces que más se producen en España en las piscifactorías. Doradas, lubinas, rodaballos o truchas son sometidas, según denuncia la fundación, a métodos de sacrificio “desaconsejados” por la comunidad científica y por la Unión Europea.

Un grupo animalista documenta con imágenes una denuncia de maltrato a gallinas enjauladas en Guadalajara

Un grupo animalista documenta con imágenes una denuncia de maltrato a gallinas enjauladas en Guadalajara

Es el primer vídeo que muestra las prácticas habituales de manejo de los peces de granja en el sector acuícola español. Se elaboró entre 2020 y 2022 en una docena de piscifactorías nacionales, entre varias de Castilla-La Mancha.

En algunas piscifactorías se grabó el sacrificio en hielo, una práctica extendida en la mayoría de las piscifactorías españolas que prescinde, además, de aturdimiento previo.  Consiste en sumergir a los peces vivos en una mezcla de hielo con agua, o en hielo directamente, lo que produce la muerte de los animales por hipotermia o asfixia. Debido a que el enfriamiento reduce la tasa metabólica y las necesidades de oxígeno, puede prolongar la agonía, y algunas especies adaptadas al frío tardan más de una hora en morir.

Estas piscifactorías cuentan con las características propias de una granja industrial: la concentración de un elevado número de animales de la misma especie en un espacio reducido. Algo que desde la Fundación Franz Weber califican de “bajos estándares de bienestar animal”.

“Lejos de ser casos aislados, constituyen prácticas estandarizadas en las piscifactorías, como se tuvo ocasión de comprobar durante el tiempo de elaboración del video”, explica la entidad.

“Tardan hora y media en morir”

Ante la pregunta de cuánto tardan en morir los peces mediante sacrificio en hielo, una de las trabajadoras de una piscifactoría de truchas contestó que “tardan hora y media”.

En las imágenes, también se puede observar el hacinamiento de peces en los tanques, las muertes prematuras por las condiciones de producción y el manejo “inadecuado ”de los peces por parte del personal de las piscifactorías. En una de las piscifactorías, una trabajadora informó que solo ese día habían muerto 1.823 truchas. Al día siguiente hubo otras 1.300 bajas.

Otra práctica mostrada en el reportaje de investigación es el proceso de desove forzoso, donde el animal es anestesiado y presionado en el estómago con fuerza para la extracción de las huevas. El gerente de una de las granjas filmadas explica que el proceso de desove puede provocar heridas o incluso la muerte del pez. El proceso de desove se realiza cada 7 meses.

En algunos casos, los animales deben ser transportados a otras instalaciones donde serán sometidos a un tratamiento con ozono, un agente oxidante, para adaptar su sabor a las exigencias de otros mercados internacionales. Esta práctica conlleva el hacinamiento de los peces, la succión con una bomba industrial, el transporte y la deposición de nuevo en los tanques. Pasados tres días, serán sacrificados, lo que les llevará a tener que pasar de nuevo por el hacinamiento y la succión, incide la fundación.

Granjas terrestres, en el mar o en aguas dulces: “Hay un desarrollo exponencial del sector”

En España, las piscifactorías se distribuyen tanto en el ámbito marino como en aguas dulces (lagos y ríos), o en granjas en tierra firme, dividiéndose en instalaciones terrestres e instalaciones marinas. El video se llevó a cabo en 12 piscifactorías, tanto terrestres como marinas.

En 2016, la producción en España de pescado y marisco de piscifactoría ascendió a 287.281 toneladas. De ellas, la acuicultura marina (peces y mariscos) aportó 269.656 toneladas (94%), y unas 17.625 toneladas correspondieron a la acuicultura de agua dulce.

En cuanto a las granjas terrestres, se filmaron ocho granjas de trucha. Generalmente, las granjas de trucha pueden tener una capacidad de entre 380.000 y 3.5 millones de animales. En una de las granjas más grandes, ubicada en Albacete, su responsable afirmaba tener hasta 3.5 millones de peces de todos los tamaños.

Rubén Pérez, responsable de campañas de FFW califica de “exponencial” el desarrollo del sector acuícola. En su opinión, los últimos avances científicos en fisiología y en cuanto al comportamiento de peces “subrayan la necesidad de tratar el bienestar animal de los peces de acuicultura”.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats