Software de videojuegos para reconstruir un palacio renacentista de Soria

Recreación virtual del Palacio de Berlanga de Duero en el siglo XVI.

Del Palacio de Berlanga de Duero no queda en pie más que la espectacular fachada renacentista y un torreón reconvertido en oficina de turismo. Hace seis años, la Asociación de Amigos del Castillo de Berlanga comenzó a recopilar información para recrear virtualmente el palacio, destruido durante la guerra de independencia y del que apenas había información, en comparación con otros edificios singulares de la ciudad soriana. Tras un exhaustivo trabajo, la asociación, con fondos propios y procedentes de la Unión Europea, contrató a PAR - Arqueología y Patrimonio Virtual, una de las empresas punteras en arqueología virtual de España, que desde entonces trabaja para recuperar hasta el último detalle del edificio.

"Es uno de nuestros proyectos más ambiciosos", señala Pablo Aparicio, uno de los responsables de PAR y encargado de las reconstrucciones virtuales. Para traer de vuelta el palacio y la vida en él, la empresa ha usado tecnología similar a la que se emplea en el desarrollo de videojuegos, como avanzados software de recreación de texturas y trajes de captura de movimiento para devolver a la vida a algunos de los personajes que moraron entre sus estancias. "Toda esta tecnología nos sirve para crear una ventana al pasado. Para que la gente sea capaz de entender el patrimonio como nunca", indica Aparicio.

Hasta ahora, los visitantes de Berlanga podían disfrutar del espectacular castillo y del casco histórico, bien conservados, pero no del palacio, una de las estructuras palaciegas renacentistas más impresionantes de Castilla y León, que fue devastado por las huestes napoleónicas en 1811. "Del palacio no había casi nada en pie. Ha estado muy descuidado y maltratado por el tiempo y por la dejadez de la administración. De hecho, en 2001 se hundió una de las torres", lamenta Roberto de Pablo, miembro de la Asociación de Amigos del Castillo y coordinador de varias campañas arqueológicas en el Palacio. "Hemos encontrado vigas quemadas y elementos termoalterados entre las ruinas, pero también en otras casas de la villa". Después de la destrucción del palacio a principios del XIX, los vecinos se llevaron piezas a sus casas. "Hemos encontrado piedras y capiteles que pertenecieron al palacio en patios particulares y en zaguanes. Incluso hay dos columnas del patio que están en una plaza cercana", explica. Esta diseminación complicaba tener una idea de conjunto de lo que fue el palacio, que llegó a tener un enorme jardín lateral.

Después de indagar en su historia, en archivos como el de Simancas y el de Toledo, y de desenterrar elementos arqueológicos con sus excavaciones, la asociación decidió instalar una exposición permanente que explicara a turistas y vecinos cómo era el palacio renacentista en el siglo XVI, así como la vida de los Tovar y de los Velasco, los marqueses de Berlanga, que mandaron construir el complejo. "Queríamos hacerlo de una manera diferente, para que la gente pudiera hacerse una idea clara", indican desde la asociación. Gracias a los fondos europeos de desarrollo rural, a las aportaciones del Ayuntamiento y sobre todo a sus propios fondos, decidieron apostar por una reconstrucción virtual que se instalará en la torre que todavía queda en pie. El palacio pasó por varias etapas, pero decidieron fijarse en el siglo XVI, la época de mayor esplendor de Berlanga. De este siglo datan el propio palacio, la fortaleza artillera, la Colegiata y el Hospital. "Berlanga es una villa que eclosiona en época renacentista y es además de cuando más información tenemos, por ello quisimos reconstruir el palacio en esta época", indica Roberto.

En 2019 contactaron con PAR - Arqueología y Patrimonio Virtual, una empresa puntera de España en la reconstrucción arqueológica mediante ordenadores. "Es una disciplina en auge", indica Pablo Aparicio, uno de los fundadores de la empresa y uno de los encargados de las reconstrucciones. Habían reconstruido otros edificios, el perfil de varias ciudades desaparecidas y algunas estancias, pero nada como un palacio casi completo. "Para nosotros supone un reto", cuenta. Según Aparicio cada vez hay más museos, Ayuntamientos y asociaciones interesados en apostar por la reconstrucción virtual de su patrimonio: a la vez que es la más respetuosa con el entorno y con los restos, es la más inmersiva.

Conforme la tecnología informática, similar a la utilizada en videojuegos y películas, se ha ido desarrollando y abaratando, los resultados son más realistas, lo que ha provocado que más instituciones se interesen. "Antes los resultados eran muy fríos, pero gracias al desarrollo y generalización de programas informáticos esta tecnología está al alcance de casi todos", explica. Sin embargo, el proceso de reconstrucción es complejo y requiere de mucho trabajo para ser fieles a la realidad. En el caso del Palacio de Berlanga, la reconstrucción virtual comenzó en 2019. "Empezamos con un estudio fotogramétrico de la fachada y de los jardines con drones gracias a Miguel Fernández, de la compañía Virtual Nostrum". Este paso es esencial, porque permite crear una base geométrica ultra precisa sobre la que hacer la reconstrucción", explica Aparicio.

La información documental, clave en el proceso

El trabajo conjunto entre la Asociación de Amigos del Castillo y PAR - Arqueología y Patrimonio Virtual ha sido clave. "Sin información precisa la reconstrucción fidedigna es imposible", resume Aparicio. Desde PAR se dedicaron a recabar documentación histórica del castillo, plano, inventarios, etc. "A lo largo de esos meses hemos planeado juntos todos los pasos", señala Roberto de Pablos. "Prácticamente estamos reconstruyendo una hectárea de terreno. Los jardines, las habitaciones de la planta noble, la alcoba condestable, su despacho, una bodega, un oratorio y la sacristía", enumera De Pablo.

Entre otros de los espacios que reconstruyen y que está completamente desaparecido está el patio columnado, cuyos elementos han podido ser rehechos digitalmente gracias a que aparecieron en casas de vecinos. Una suma de información documental, fotografías de principios del siglo XX, descripciones, inventarios y grabados compone el puzle impresionante que dará vida al palacio. Pero la reconstrucción arquitectónica no lo es todo.

"Es como si vemos una casa vacía, que no entenderíamos el uso de cada una de las salas ni de los espacios", sentencia el artista gráfico. "Por eso es muy importante recrear los objetos de las salas. Para ello nos basamos en las descripciones de los archivos, tapices, tallas y luego obviamente en 'paralelos'". Los paralelos son palacios o viviendas de estilo similar que sí han podido ser conservados, como la casa muso de Lope de Vega. Los cuadros también tienen un papel importante a la hora de atrezar las estancias, que permiten ver los objetos que se usaban en las casas y de qué manera estaban decorados los espacios.

Técnicas de modelado de videojuegos y captura de movimiento

"Trabajamos con el software Blender, una herramienta libre de diseño 3D tremendamente potente y con él se realizan películas de animación y videojuegos", explica Aparicio, que también es profesor del máster en Patrimonio Virtual de la Universidad de Alicante, en el que este programa es una herramienta fundamental. "Después aplicamos otros programas como Substance Painter, un software profesional utilizado en videojuegos para 'texturizar'. Por ejemplo, la saga de Assassin's Creed se ha texturizado con este programa que permite crear imágenes lo más fotorrealistas posibles", explica. Aunque lo acordado con la asociación de Berlanga incluye recreaciones fotográficas y un vídeo introductorio, Aparicio explica que con estos programas también se podrían desarrollar proyectos más inmersivos. "Se podría llevar a un motor de videojuegos, aunque en este caso no hemos dado el paso", cuenta.

Quizá una de las herramientas más sorprendentes que van a aplicar para reconstruir el Palacio es la de la captura de movimiento. "Creemos que es importante para dar vida al entorno arquitectónico que se vea a personajes haciendo vida en el palacio. También nos ayuda a dar la sensación de escala. Todo lo que aparecerá en el vídeo habrá sido antes registrado por ellos. "Es divertido, aunque tedioso. Tenemos que ponernos en la piel de los personajes, caminar, hablar, sentarse, rezar. Cualquier movimiento cotidiano nos toca enfundarnos el traje de captura y llevarlo a cabo", explica. Los personajes aparecen desnudos ante la pantalla y después hay que vestirlos. "No hay repositorios de trajes de época, así que también hemos tenido que elaborarlos, fijándonos en pinturas y vestimentas que se conservan". Para crear a los personajes utilizan la herramienta Character Creator 3, que les permite modificar los rasgos físicos. "No solo reconstruimos muros. Lo que hacemos es crear una ventana al pasado".

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats