Renault mantendrá las fábricas de España pero eliminará 14.600 puestos de trabajo en todo el mundo

Renault prevé suprimir 15.000 puestos en todo el mundo, según la prensa

Renault mantendrá todas las fábricas de España, Valladolid, Palencia y Sevilla, aunque cerrará una planta en Francia (Choisy-le-Roi (Val-de-Marne)) como parte del plan de ajuste que ha anunciado este viernes la compañía del rombo. "No existe un proyecto de reducción de la capacidad en España. Las decisiones sobre la producción o los modelos serán anunciadas a medida que se tomen", ha explicado en una rueda de prensa telemática la consejera delegada, Clotilde Delbos.

"Buscamos la reducción de los costes estructurales, este no es un plan de cierre de fábricas, es un plan de economía global y coherente", ha defendido Delbos. Con este proyecto, la firma pretende reducir en dos millones de euros su estructura anual de costes en los próximos 3 años con un proyecto que han nombrado 'Plan 2022', cuya implantación costará 1,2 mil millones de euros y que supondrá la eliminación de 14.600 puestos de trabajo en todo el mundo, que de pactarán con los sindicatos.

El presidente de Renault, Jean Dominique Senard, ha defendido que el diálogo será "muy abierto", con criterios "transparentes" y "poniendo las cartas sobre la mesa". Los dirigentes han reconocido la dificultad de liquidez de la empresa. "Cada decisión, cada medida económica ha sido largamente sopesada pensando en los trabajadores, a quienes estas decisiones podrían afectar", ha agregado Delbos.

En grandes rasgos, según ha explicado la consejera delegada, buscarán la homogeneización de componentes entre los modelos de Renault y trabajarán sobre "la racionalización del desarrollo" y el "aumento de la estandarización", para lo que recurrirán a la red mundial con la que cuenta la multinacional. Esto se debe que Renault ha alcanzado una dimensión y unos costes estructurales diseñados para un crecimiento del mercado que no ha tenido lugar, por lo que se ven "obligados" a reajustar dichos costes. "Pagamos el precio por esa política", ha lamentado Delbos.

Los dirigentes de Renault no han querido detallar este proyecto porque debe ser "validado" por el nuevo consejero delegado, Luca de Meo, que se incorporará el próximo 1 de julio. "En unos meses podrá explicarlo él mejor", ha indicado Delbos. "En unos meses, este plan se concretará más y se detallará", ha añadido el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard.

Como parte de este plan, Renault aspira a reducir su capacidad de producción de cuatro millones de vehículos en 2019 a 3,3 millones en el horizonte de 2024.

El presidente de Renault ha asegurado que la crisis del sector, sumada a la pandemia de la COVID-19, ha "obligado" a la multinacional a "actuar". La consejera delegada ha concretado que la crisis epidemiológica ha "agravado" las dificultades de liquidez de la empresa, que ya vivía un contexto económico complicado.

"No podemos soportar el coste", ha advertido el dirigente de Renault, quien también ha asegurado que el plan 2020 no será solo "defensivo", sino también "ofensivo". Según ha concretado Delbos, y para contrarrestar este recorte en Francia, la multinacional ha decidido fabricar en dicho país un motor eléctrico que estaba previsto para China.

"Es urgente y vital para la supervivencia de Renault cambiar y reajustar", ha instado el presidente de Renault, quien ha destacado que la "prioridad" será "generar caja" para poder "continuar la inversión en el futuro". Senard ha defendido que la decisión, aunque "difícil", es "buena" y se ha "debatido durante mucho tiempo", "siempre en el respeto" de trabajadores y sindicatos".

Etiquetas
Publicado el
29 de mayo de 2020 - 11:09 h

Descubre nuestras apps

stats