Una alcaldesa de Salamanca dimite tras la querella de dos policías a los que impidió identificar a los hijos de un edil

La ya exalcaldesa de Béjar, Elena Martín, en una imagen de archivo.

La alcaldesa de Béjar (Salamanca), Elena Martín Vázquez, (PSOE) ha dimitido este jueves con la intención de "normalizar la situación política" después de que protagonizara un incidente con policías locales de la localidad a mediados de este mes de noviembre cuando los agentes trataban de evitar una fiesta de jóvenes de madrugada en la que presuntamente había varios hijos de políticos de la zona. Martín renuncia pocos después de que dos agentes hayan presentado una querella en el juzgado por presuntos delitos de prevaricación, resistencia a la autoridad, amenazas, y coacciones, a la que ha tenido acceso elDiario.es.

Los hechos que se relatan están fechados el 14 de noviembre pasado, cuando dos agentes de la Policía Local de Béjar se incorporaban a su turno a las 7.00 de la mañana y fueron requeridos por agentes de la Policía Nacional, que acababan el turno de noche para que acudiese a una calle de la localidad para continuar con una intervención. En concreto, se encontraban allí por las quejas vecinales por los ruidos que estaban haciendo en un local un grupo de jóvenes. Según lo agentes de la Nacional, algunos habían huido pero en el interior del local se mantenían varios que se negaban a salir e identificarse y estaban faltando el respeto a los agentes.

"Os creéis Starsky y Hutch"

Al llegar los policías locales, los de la nacional les informaron de que la actuación había comenzado a las 5.00 de la mañana. Mientras dos agentes de nacional del turno de mañana sustituyeron a los del turno de noche, y se unieron los locales, un hombre que dijo ser el padre de dos de los jóvenes que estaban dentro del local, se puso en contacto con sus hijos. Poco después salieron varios jóvenes, entre ellos, los hijos, y cuando los agentes quisieron tomar sus datos para cumplimentar la denuncia, "de forma súbita" apareció la alcaldesa en su vehículo, que dejó estacionado "en mitad de la calle" y se dirigió a los agentes a gritos. Siempre según la querella, Martín Vázquez les ordenó que dejasen de escribir "inmediatamente" y dijo que era "una orden", añadiendo que no se iban a tramitar "ninguna de sus denuncias".

Los policías locales indicaron que les diese la orden por escrito, puesto que implicaba una dejación de funciones. "Ahora mismo te la traigo", respondió. Aunque se fue a su coche, volvió de nuevo a dirigirse a los policías "a gritos" y les dijo que estaba "cansada de ellos". "Siempre sois los mismos, ¡os pensáis que sois Starsky y Hutch! Estáis tratando a estos niños como si fuesen delincuentes, este es vuestro jefe y aquí están sus hijos", dijo en referencia al concejal de Seguridad. La regidora añadió que pensaban que estaban "en el Bronx" y que "tomaría medida contra ellos".

Los agentes "atemorizados, humillados y avergonzados", según la querella, no pudieron seguir con su cometido y desistieron de tomr los datos de los jóvenes, si bien lo hicieron posteriormente los agentes de la Policía Nacional que estaban presentes. "Qué hacen aquí estos, si se trata de un tema de ordenanzas, tomaré acciones por excederse de sus funciones", advirtió la alcaldesa. Mientras esto ocurría, aseguran los agentes que el concejal de Deportes, José María Muñoz "hizo causa común" con la alcaldesa.

Uno de los agentes ha presentado un parte médico tras sufrir una crisis de ansiedad.

El abogado de los agentes, Francisco Martín del Río, ha atendido a eldiario.es, si bien no ha querido manifestarse, aunque ha precisado que los policías "no quieren politizar el asunto" y que "actúan en defensa del servicio público que tienen encomendado".

Los agentes están citados a declarar este viernes en el Juzgado de Instrucción número 2 de Béjar.

"Agradezco el apoyo y la confianza recibidas desde mi Partido, tanto a nivel regional como provincial y por supuesto de mi Agrupación Socialista Bejarana, así como de mis compañeros del Grupo Municipal. Espero que mi decisión sirva para normalizar la situación política en la ciudad", ha dicho la alcaldesa tras hacer pública su dimisión.

El secretario autonómico del PSOE, Luis Tudanca, ha expresado todo su respeto a la alcaldesa de Béjar, cuya dimisión ha justificado en aras de "normalizar la situación política", informa Europa Press. Tudanca ha destacado que la ya exalcaldesa ha asumido una responsabilidad "dura y complicada" por una "decisión equivocada".

El líder socialista ha aprovechado la ocasión para reivindicar la "respuesta ejemplar" de los socialistas cuando se producen este tipo de situaciones, que ha diferenciado del PP cuando se investigan casos de corrupción. "Lo hemos demostrado con hechos, no nos tiene que dar lecciones nadie (...) Estamos legitimados y tenemos credibilidad para exigir una responsabilidad al menos a esa altura al PP de Mañueco y de Salamanca", ha reclamado.

Etiquetas
Publicado el
25 de noviembre de 2021 - 14:18 h

Descubre nuestras apps

stats