Absueltos tres policías del CIE de Barcelona pese a "extralimitarse" al empujar a un interno

Manifestació al CIE de la Zona Franca de Barcelona

El juez ha decidido absolver a los tres agentes de la Policía Nacional acusados ​​de haber cometido agresiones e injurias contra un joven interno del CIE de la Zona Franca de Barcelona. Según el magistrado, no quedan probados los maltos tratos denunciados. Ahora bien, sí se puede afirmar que los agentes se "extralimitaron" cuando empujaron por la espalda al interno, y que esto fue el "claro desencadenante" de que el joven reaccionara con una "desobediencia activa".

Primer juicio por agresiones en el CIE de Barcelona

Primer juicio por agresiones en el CIE de Barcelona

Los hechos tuvieron lugar el 5 de febrero en el comedor del centro de internamiento barcelonés, y quedan descritos en la sentencia gracias a la grabación a la que han tenido acceso el juez y las partes. Los agentes estaban acompañando al interno hacia fuera de la sala cuando éste realizó "un gesto rebelde" con el brazo al ver que un policía lo tocaba, algo que según el juez no se puede interpretar como "desobediencia". Pero acto seguido, un guardia lo empujó por la espalda, lo que provocó la reacción "alterada" del joven, que fue rápidamente reducido en el suelo por unos cuantos agentes que. La reducción, en opinión del juez, sí que fue "proporcionada".

El abogado del interno defendió durante el juicio que en esa reducción su cliente había encajado al menos una patada de un agente, pero el magistrado considera que esto no queda claro en las imágenes grabadas, de modo que ha optado por absolver a los tres policías de malos tratos. Y en cuanto a las injurias, tampoco se pueden demostrar porque las grabaciones de las cámaras del CIE no contienen audio.

Ahora bien, pese a la absolución, el juez es especialmente reiterativo al dejar constancia de la "desproporción" del empujón que origina lo sucedido, sobre todo teniendo en cuenta que el joven padece una discapacidad intelectual leve acreditada por informes médicos. "Una empujón no puede ser considerado como una notoria desproporción, pero sí lo es en este caso dado el perfil del interno, que era conocido por parte de los policías".

Paralelamente, el propio interno también ha quedado absuelto. En su caso había sido objeto de denuncia por parte de los propios agentes, por faltas de lesiones y de desobediencia. En este caso, el juez sentencia que la actuación excesiva por parte de los agentes exime al interno de responsabilidad en su reacción y su actitud desobediente.

El magistrado, además, deja constancia de que la versión de los hechos de los tres agentes -la que contaron a su superior y que éste remitió al juez- es falsa. "El interno se levantó del comedor y se dirigió a la salida de la sala, cuando sin mediar conversación se volvió y propinó varias patadas y puñetazos a los agentes", aseguraron los policías a su jefe horas después de lo ocurrido, una versión "claramente incierta", según el juez.

El interno será deportado la próxima semana

El interno será deportado la próxima semanaDesde la campaña Tanquem los CIE han emitido un comunicado para celebrar "el avance que supone que esta denuncia haya desencadenado el primer juicio por agresiones en el CIE de Barcelona", pero a la vez expresan "perplejidad" ante lo que consideran una sentencia "contradictoria".

La defensa ya ha anunciado que recurrirá la sentencia en apelación en los próximos días, y en este sentido alertan que a pesar de todo la fecha de deportación de este joven está prevista para el próximo martes, 18 de marzo. Consideran que su expulsión "es especialmente gravosa" teniendo en cuenta que es una persona muy vulnerable debido a su perfil de discapacidad.

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2014 - 20:55 h

Descubre nuestras apps

stats