Ada Colau toma impulso junto a Yolanda Díaz para el nuevo ciclo electoral

La asamblea de los comunes ha ratificado, sin sorpresas, la única lista presentada para la renovación de la ejecutiva, la encabezada por Colau

Catalunya en Comú ha celebrado este fin de semana una asamblea nacional marcada por la reorganización del espacio político de Unidas Podemos en torno a la figura de la vicepresidenta Yolanda Díaz. Los comuns han revalidado la ejecutiva que lidera Ada Colau, sin oposición interna, y una estrategia que apuesta decididamente por gobernar allí donde sea posible, del Gobierno central a los ayuntamientos, y en incidir en las políticas mediante pactos con formaciones de izquierdas. Precisamente la formación está negociando los presupuestos del Govern catalán para 2022 este mismo fin de semana.

Ada Colau: "Yolanda Díaz es el tipo de liderazgo que necesita España"

Entrevista | Ada Colau: "Yolanda Díaz es el tipo de liderazgo que necesita España"

Otra de las intenciones de los comuns es estrechar los lazos con el nuevo proyecto de Díaz y el resto de organizaciones que están en su órbita. El partido catalán ve muchas coincidencias con la vicepresidenta y considera que una alianza con ella puede impulsar su proyecto tanto en el panorama estatal como en el catalán. La asamblea de este finde semana dará paso a un nuevo ciclo electoral de dos años en el que se prevén elecciones municipales y generales para las que los partidos ya se preparan. "Si das el paso para liderar el proyecto de país, los comuns estarán contigo", ha prometido Colau a Díaz poniendo el broche a su alianza política.

En el cierre del acto Colau ha querido dejar claro que su "compromiso es hoy y para siempre con la ciudad de Barcelona", cerrando el paso a las especulaciones sobre su posible salto a la política estatal. "De las políticas electorales, ya hablaremos", ha dicho, sin esconder que la asamblea de este fin de semana está muy encaminada a las próximas elecciones. "Catalunya es un país progresista y yo creo que no se puede hacer un Govern progresista con los herederos de la Convergència corrupta y neoliberal", ha indicado, por lo que se ha mostrado convencida de que es necesario que el espacio que lidera "se consolide y tenga más representatividad en el Parlament y, en el futuro, en el Govern".

La alcaldesa de Barcelona ha vuelto a elogiar el proyecto de confluencia estatal en torno a la vicepresidenta Díaz. "Valencia no fue una anécdota, hoy se está viviendo lo mismo. Y después de Barcelona habrá muchas más, porque esto es imparable", ha dicho Colau. "Solas no podemos, juntas lo podemos casi todo. Nadie es imprescindible pero todas somos necesarios", ha apuntado, para acabar concluyendo su intervención con una defensa cerrada a la vicepresidenta, de quien ha dicho que "ella no lo ha buscado, pero le ha tocado ser líder mundial".

En su discurso ante los militantes del partido, Colau no ha evitado responder a sus críticos en terreno municipal. "Algunos han insistido en hablar de decadencia. En parte estoy de acuerdo. Porque hay unas determinadas élites que estaban acostumbradas a hacer las cosas de una forma no especialmente democrática, que acumulaban privilegios y acostumbraban a especular, y sí, estas élites están incomodas. Y me sabe mal por la decadencia de estas élites", ha asegurado Colau.

Díaz, una aliada de los comuns

El protagonismo de la asamblea ha sido para el tándem entre Díaz y Colau, la alcaldesa revalidando su dominio absoluto en el partido catalán y, la vicepresidenta, que representa la esperanza de abrir una etapa en el espacio de Unidas Podemos tras la marcha de Pablo Iglesias. "Tenéis una aliada para soñar un país que sea diverso, que sea plural y en el que no sobre nadie", ha abierto su intervención Díaz. La vicepresidenta, sobre la que estaban puestas todas las miradas, ha hecho un elogio a los comuns por su papel durante el procés y hacer "política que ha tendido puentes", que "ha apostado por el diálogo, por el parlem, por el falemos". "Frente a quienes nos decían que solo había una Catalunya vosotras habéis demostrado que había dos cataluñas, muchas cataluñas, como no hay una sola Galicia", ha asegurado.

"Hoy sois más necesarias que nunca", les ha dicho Díaz, "porque durante la pandemia, en una crisis económica y social sin precedentes, hemos demostrado que podíamos gobernar para la gente, en Barcelona y en España". La vicepresidenta ha sacado pecho por la política de ERTEs, que ha supuesto, ha dicho, "que salváramos 3.600.000 trabajadores y a más de 550.000 empresas en España". Metida de lleno en el repaso de las medidas sociales del Gobierno, Díaz además ha destacado la inversión en protección que se ha hecho desde el Estado en Catalunya durante la pandemia. "Fue la comunidad autónoma que más ERTEs ha solicitado", ha subrayado.

Díaz además ha mostrado un apoyo sin fisuras a la alcaldesa de Barcelona, de la que ha dicho que está desplegando "las mejores políticas sociales, en vivienda y climáticas de nuestro país". Con esto la vicepresidenta ha extendido su mano, con todas las precauciones, para la nueva etapa de la líder de los comuns. "Si decides libremente y voluntariamente asumir el reto de volver a encabezar la candidatura a alcaldesa de Barcelona, vas a contar con todo mi apoyo", le ha dicho.

Nuevo encuentro tras Valencia

Después del acto de Valencia de la semana pasada, Díaz y Colau han vuelto a coincidir y a confirmar su alianza junto a Alberto Garzón, Ione Belarra (con un vídeo grabado) y Mònica Oltra, entre otros. "Tenemos que construir un nuevo proyecto que no deje a nadie atrás", había abierto Colau el congreso este sábado, lanzando un mensaje integrador hacia Podemos. "Aquí no sobra nadie", dijo la alcaldesa, en referencia al partido de Belarra que no participó en el acto de Valencia y que, en Catalunya, prefirió no integrarse en el partido de los comuns cuando estos nacieron.

El colofón de la asamblea ha contado con la participación de todos las principales figuras invitadas, además de con la jefa de filas en el Parlament, Jéssica Albiach, en una ceremonia que ha dirigido la actriz Itziar Castro. La melodía constante del acto ha sido la unidad en la diversidad política, que ilustraba la media docena de siglas que estaba representada sobre el escenario. "Juntas logramos entrar en los parlamentos, juntas rompimos el bipartidismo y juntas hemos llegado a formar parte del primer Gobierno de coalición de la historia. Sin embargo aún es más importante lo que está por llegar", ha dicho la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

Todas las líderes políticas han destacado además el gran avance de la izquierda alternativa en las instituciones durante la última década. "Antes del 2015 no era normal compartir escenario con la alcaldesa de la segunda ciudad de España, con ministros del gobierno y una vicepresidenta. Parecíamos condenados a ser el Pepito Grillo del bipartidismo", ha destacado Oltra, que ha recordado que no pisaba Barcelona desde la campaña electoral de 2016, en un contexto político muy diferente al actual.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha llamado a enfrentarse a las "fuerzas reaccionarias", que ha indicado que no solo están en los parlamentos sino también en otras instituciones. "Frente a esa España chiquitita, reaccionaria, xenófoba, casposa, facha que nos quieren imponer, proponemos un espacio de diversidad y encuentro", ha dicho el de IU. Un proyecto para el que Jéssica Albiach ha ofrecido el hombro: "Contad con Catalunya para transformar España, porque esa ha sido nuestra historia y lo seguirá siendo", ha dicho la diputada autonómica.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2021 - 14:29 h

Descubre nuestras apps

stats