Los bares y restaurantes catalanes podrán pagar solo la mitad del alquiler mientras dure el cierre

Un bar en Girona recogiendo sillas

ACN

2

La Generalitat permitirá reducir a la mitad los alquileres de los locales comerciales mientras dure su cierre forzoso por la pandemia en caso de que arrendatario y propietario no se pongan de acuerdo en otras modificaciones. Así lo aprobará este martes el Ejecutivo catalán en su reunión semanal.

Según avanza la agencia ACN, el decreto del Govern prevé que los inquilinos puedan pedir cambios "razonables" en las condiciones del contrato pero que, si no hay acuerdo a través de la negociación, se fuerce la reducción al 50% del alquiler mientras dure la suspensión total de la actividad o la reducción proporcional en caso de restricciones parciales.

Para dar cobertura legal a la reducción, el decreto prevé que en un plazo de dos años el Govern incluya la cláusula 'rebus sic stanitibus' al ordenamiento jurídico. El decreto para la reducción de los alquileres priorizará que haya acuerdos entre inquilinos y propietarios, pero preverá la reducción al 50% si es imposible la vía negociada en el plazo de un mes.

La reducción se fija en el 50% en caso de cierre total por medidas de suspensión de la actividad decretadas por las autoridades, y en una proporción igual a la mitad de la pérdida de aprovechamiento del inmueble si hay reducciones de horarios u otras limitaciones.

Si un restaurante ofrece servicios de entrega a domicilio o recogida no imposibilitará que pueda exigir la reducción al 50% del precio del alquiler.

Fuentes del Govern admiten que la normativa podría ser recorrida por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional, pero la consideran necesaria por la complicada situación económica del sector de la restauración.

El Gremio de Restauración pidió al Govern que la reducción del alquiler fuera del 75% y mostró sus dudas sobre la cláusula 'rebus sic stantibus' y los problemas derivados de la falta de acuerdo entre propietarios e inquilinos.

La reducción al 50% del alquiler se sumará al paquete de ayudas de 40 millones de euros que ofrecerá el Govern a la restauración y a los centros de belleza que han tenido que cerrar. Según cálculos del Ejecutivo, se podrían recibir hasta 1.500 euros por negocio para compensar los 15 días decretados de cierre y cubrir gastos como el alquiler o los suministros. El dinero se otorgará hasta el fin de la partida presupuestaria.

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2020 - 11:56 h

Descubre nuestras apps

stats