La portada de mañana
Acceder
El apoyo del Congreso y empresarios encarrila la gestión de los indultos
Saber cuánto dura la inmunidad al nuevo COVID determinará la pandemia
Opinión - Subvencionar a los niños que quiere Vox, por Ignacio Escolar

La Generalitat se contradice sobre el supuesto censo de mujeres que visten velo integral elaborado por los Mossos

Espadaler niega que exista ninguna base de datos sobre el velo integral.

catalunyaplural.cat

Barcelona —

El Govern de la Generalitat emite voces discordantes sobre la supuesta base de datos que estarían elaborando los Mossos sobre las mujeres que visten el velo integral -burka o niqab- en Cataluña. Ante las informaciones sobre este registro reveladas por El Periódico, dos miembros del Ejecutivo entraron a valorarlas: uno las confirmó y el otro las negó. En primer lugar, el portavoz del Govern, Francesc Homs, admitió la existencia del censo y defendió que la recogida de información forma parte de las "tareas de la policía" y que en ningún caso "se vulneran derechos fundamentales". Por el contrario, horas después, el consejero de Interior y máximo responsable de los Mossos, Ramon Espadaler, negó que se estuviera haciendo ningún censo sobre la cuestión "ni nada que se le parezca". Eso sí, añadió que la policía recoge "indicadores" que podrían señalar "procesos de radicalización", uno de los cuales sería, según la policía, el uso de esta prenda de vestir rigorista.

La información de El Periódico revelaba que agentes de los Mossos de las diversas unidades tienen encomendado informar a nivel interno de cada persona que localizan vistiendo el velo integral. La intención de la policía sería saber el número de mujeres que utiliza burka o niqab, en qué zona viven y, si fuera posible, quiénes son, aunque en ningún caso se dirigen a la persona en cuestión para identificarla. Una vez registradas, la intención de los Mossos es analizar el contexto en el que viven y ver si sufren "dinámicas de sumisión", en terminología policial.

Preguntado por la existencia de este registro, al acabar el primer Consejo Ejecutivo postvacacional, Francesc Homs lo corroboró. El portavoz justificó que los Mossos d'Esquadra elaboren esta lista dentro del marco de las funciones de cualquier policía, sin vulnerar los derechos fundamentales: "Lo que se hace es un seguimiento por parte de los Mossos de todos aquellos indicadores que aislados no suponen nada, pero que como elemento de evaluación pueden dar alguna orientación".

Después de Homs, salió al paso de las informaciones el conseller Espadaler, responsable último de las actividades de la policía, que negó rotundamente la existencia de tal base de datos ni de nada parecido. "Lo que hace la policía catalana en el ámbito de los radicalismos, como hacen todas las policías europeas, es una relación de indicadores que podrían señalarnos procesos de radicalización", unos indicadores entre los que figuraría el uso del burka o niqab. Espadaler alertó que hay un "riesgo objetivo" de radicalización en los ámbitos islámicos en Cataluña, y dejó claro que la recopilación de estos factores responde a la obligación de los Mossos "estar atentos".

Cabe recordar que el Parlament de Catalunya aprobó una moción a propuesta de CiU por la que se instaba al Govern a prohibir el uso del velo integral en los espacios públicos. Los convergentes sacaron adelante la moción con el apoyo de PP y Ciutadans, ante la negativa de ICV y CUP y la abstención de ERC.

Etiquetas
Publicado el
28 de agosto de 2013 - 12:21 h

Descubre nuestras apps

stats