La portada de mañana
Acceder
España sortea el abismo pero sigue contando cientos de muertos
Incógnitas en Unidas Podemos sobre los equilibrios en el Gobierno
OPINIÓN | Tangana fiscal, por Antón Losada

Lidl acusa a Thermomix de "engañar a los cerebros" por poner en duda la originalidad de su robot de cocina

Momento del juicio en el que un perito intenta poner la mano en el robot de cocina

El juicio de la Thermomix ha quedado visto para sentencia. La sesión de este miércoles ha servido para que los peritos y abogados de las dos partes en litigio pusieran toda la carne en el asador: mientras el grupo Vorwerk, fabricante de la Thermomix, ha mantenido que Lidl vulneró su patente con la máquina de cocina Monsieur Cuisine, los supermercados lo han negado y han acusado a su oponente de basar sus tesis en un "ilusionismo para engañar a los cerebros".

Vorwerk considera que Lidl plagió la Thermomix con su robot de cocina Monsieur Cuisine, de la marca Silvercrest. Por su parte, Lidl alega que su robot de cocina no infringe los derechos de Thermomix, y de hecho ha formulado una contrademanda para que el juez anule la patente de Vorwerk por "falta de novedad" respecto a máquinas similares comercializadas antes que ésta.

El robot de cocina de Lidl tiene funciones similares a la Thermomix, y la mayor diferencia está en el precio: cuesta hasta casi tres veces menos. Y de dinero, además de cocina, también va este pleito: Thermomix reclama al supermercado una indemnización equivalente al 10% de las ventas de Monsieur Cuisine, una cantidad total que no está calculada y que solo se establecerá, en caso de condena a Lidl, una vez la sentencia sea firme.

En sus exposiciones finales ante el juez de lo mercantil 5 de Barcelona, la representación legal de Lidl se ha alejado del tono comedido empleado por el abogado de Vorwerk y ha salpimentado su argumentación de reproches no solo hacia las tesis de su rival, sino también hacia sus peritos.

El pleito está centrado en dos características de Monsieur Cuisine que Vorwerk ve plagiadas de la Thermomix: la función para pesar los alimentos mientras la propia máquina los cocina y la opción de bloquear las cuchillas de la máquina cuando se desbloquea la tapa de la máquina por donde se introducen los productos.

El letrado de Lidl ha negado la mayor y ha cargado contra los argumentos de Vorwerk, que ha tildado "de mal gusto" y de "ilusionismo para engañar a nuestros cerebros". Según ha asegurado el letrado de Lidl, Vorwerk mantiene litigios similares contra los supermercados a cuenta de la máquina Monsieur Cuisine en Italia, Francia y Alemania y en cada país ofrece argumentos contradictorios.

Respeto a la función de pesado simultánea con el cocinado, el abogado de Lidl ha sostenido que es una característica "ajena al debate de patentes" ya que, según ha explicado, en la patente de Vorwerk "no aparece que los alimentos se puedan pesar y agitar de forma simultánea". "Las palabras son importantes", ha recalcado el letrado.

Y respecto a las cuchillas y su bloqueo, el letrado de Lidl ha acusado a los peritos de Vorwerk de "simular" dos movimientos para abrir la tapa de la Thermomix cuando "la patente no dice eso". A juicio de Lidl, no hay infracción en la patente pues en Monsieur Cuisine, al contrario que en la Thermomix, sí se puede acceder al vaso que agita los alimentos del robot "mientras el aparato está en funcionamiento".

Por contra, el letrado de Vorwerk ha defendido que "no es posible" retirar la tapa de la máquina y que siga funcionando. "Un primer giro de la tapa apaga el sistema, y un segundo giro permite desbloquear la tapa", ha alegado. Tras escuchar los argumentos de cada parte, ahora el juez tiene la sartén (o el robot de cocina) por el mango.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 14:30 h

Descubre nuestras apps

stats