eldiario.es

9

CATALUNYA

Gobierno y Generalitat apurarán la negociación pese a la enmienda del PDeCAT a los Presupuestos

Ambas partes señalan que queda tiempo hasta el miércoles para que los independentistas retiren los vetos que han registrado contra las cuentas

JxCat se ha decantado por registrar su enmienda al considerar que no se ha avanzado en la mesa de partidos con mediación que exigen

Los negociadores catalanes han trasladado propuestas sobre nombre del "relator" y sobre el plan de trabajo, que esperan respuesta

Meritxell Batet, Carmen Calvo, Pedro Sánchez, Quim Torra, Pere Aragonès y Elsa Artadi posan juntos en el Palau de Pedralbes.

Los presidentes y miembros del Gobierno y la Generalitat durante su encuentro en Barcelona EFE

El espacio de la antigua Convergència, que agrupa al PDeCAT y JxCat, se ha acabado decantando por presentar una enmienda a la totalidad a los Presupuestos de Pedro Sánchez. Los independentistas explican para justificar la decisión que en las últimas horas han visto alejarse el acuerdo sobre la mesa de partidos con un relator que exigen. La decisión del veto previo a las cuentas ha endurecido la negociación, aunque ambas partes insisten en continuar negociando porque hasta el miércoles, día en que se votará la enmienda, hay margen para retirarla.

El contacto entre el Gobierno y la Generalitat ha sido casi permanente durante los últimos días, en medio de la tormenta generada por la aceptación de la figura del relato por parte de la Moncloa. Fuentes del Govern reconocen que este jueves la vicepresidenta Carmen Calvo les había reclamado que el PDeCAT no siguiera los pasos de ERC y se abstuviera de registrar una enmienda. Pese a esto, han optado por presentarla antes de que acabara el plazo para hacerlo este viernes por la mañana. 

Los negociadores catalanes consideran que la presión de los tres partidos de la derecha ha hecho mella en el Gobierno, que ha endurecido su posición en pocas horas, desde la reunión del miércoles por la tarde a la del jueves por la mañana. Desde la Generalitat creen, además, que Calvo está intentando contentar a todo el mundo, tanto a los más duros de su partido como a los interlocutores catalanes, lo que complica concretar los acuerdos verbales a los que llegan. 

Desde el PDeCAT subrayan que, hasta el miércoles, hay tiempo suficiente para aterrizar las propuestas cruzadas que se han ido haciendo entre la Generalitat y el Gobierno. Lo mismo opinan en la Moncloa, que ya negociaba para evitar la enmienda de ERC. La única opción para que los presupuestos sigan tramitándose es que, el próximo miércoles, el bloque que llevó a Sánchez a la presidencia vuelva a votar unido.

La exigencia de los independentistas continúa siendo una mesa de partidos en la que participe el PSOE, con un plan de trabajo concreto que aborde, aunque sea lateralmente, la autodeterminación. Además, quieren pactar previamente quién debe ser el "relator" que la Moncloa ha aceptado. Desde la Generalitat se han enviado propuestas concretas, tanto del nombre del árbitro como del plan de trabajo, que esperan respuesta.

La decisión de registrar una enmienda a la totalidad también tiene que ver con que ERC presentase el martes su propio veto  las cuentas. Según indican fuentes de JxCat, la falta de una propuesta concreta que han percibido de nuevo este jueves les ha llevado a decantarse por la enmienda, para poder dar un 'no' en el Congreso si las conversaciones no llegan a buen puerto.

La decisión tomada este jueves es asumida tanto por los sectores más duros de JxCat como por los diputados del ala moderada del PDeCAT. Uno de ellos, Jordi Xuclà, expresaba a título personal este mismo jueves que tal vez los independentistas debían tener en cuenta la manifestación de este domingo a la hora de trazar su estrategia. El expresident Carles Puigdemont ha asistido por videoconferencia a una reunión mantenida este jueves por la tarde en el Parlament y en la que han participado todos los primeros espadas del espacio, incluido el president Quim Torra, los consellers y diputados de JxCat y también los miembros del PDeCAT en el Congreso.

ERC, por su parte, mantiene las mismas exigencias que expuso cuando presentó su enmienda el martes pasado. Los republicanos aseguran que no se conformarán con menos que un mediador internacional y que, adicionalmente, el Gobierno debe enviar un mensaje a la Abogacía del Estado y la Fiscalía para rebajar los cargos contra los líderes independentistas. Pero, en la formación republicana, también hay sensibilidades diferentes. Mientras que los miembros de ERC en el Govern son más favorables a permitir la tramitación de las cuentas, en el partido mantienen las espadas en alto.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha