La portada de mañana
Acceder
El Vaticano se abre a revisar los acuerdos Iglesia-Estado con España
TV3 pagó 31 millones de euros a una productora investigada por el 3%
OPINIÓN | Las vacas no se merecen esto, por Antón Losada

Rafael Ribó, Síndic de Greuges, renuncia a su condición de aforado

El Síndic de Greuges ha renunciado al privilegio del aforamiento

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha renunciado este martes a la condición de aforado que le otorga la ley por su cargo de defensor del pueblo autonómico.

Ribó ha notificado la decisión a la presidenta del Parlamento, Núria de Gispert, según ha informado este martes la Sindicatura en un comunicado.

También informará al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el del Congreso, Jesús Posada, para que lo remitan a los grupos parlamentarios y "inicien la reforma legislativa pertinente".

Ha decidido rechazar la capacidad tras conocer el anuncio de Rajoy de estudiar una posible reducción de los cargos que gozan de este privilegio.

Lo ha hecho para ser "consecuente" con la medida de suprimir la condición de aforados a todos los cargos institucionales previstos en el sistema constitucional, lo que considera positiva y ejemplar.

La reducción del alto número de aforados que hay en España es objeto de polémica. Lo es más desde que de forma acelerada se han iniciado los trámites para proteger legalmente el anterior monarca, Juan Carlos I, una vez que su abdicación ha sido ya realizada.

En concreto hay estimaciones que consideran que en España hay unas 10.000 personas que están aforadas en virtud de su cargo.

Con carácter general y pese a que se ha levantado críticas ante la proliferación de los aforos, se ha reforzado al incluir en esta figura personajes que antes no disfrutaban de este trato especial. Así, además de los monarcas en activo, ahora están aforados el rey y reina eméritos, y también los nuevos herederos de la escala dinástica, en España los niños reales.

Entre los cargos que gozan de estatus de aforados, que indica que sólo pueden ser juzgados por el Tribunal Supremo figuran el Consejo General de Poder Judicial, los magistrados del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia, los Fiscales de Sala del Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional, además del Defensor del Pueblo y su adjuntos. También tienen el tratamiento judicial especial los consejeros del Tribunal de Cuentas, los del Consejo de Estado, los generales del Ejército, los almirantes, el fiscal Togado y los defensores del pueblo autonómicos, bien, no todos, el catalán Rafael Ribó ha renunciado. ¿Será el último.?

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2014 - 13:11 h

Descubre nuestras apps

stats