eldiario.es

9

¿A la tercera va la vencida? Nuevo intento para reformar el Estatuto de Autonomía… ahora con Ciudadanos

Así lo han acordado este partido y el Gobierno castellanomanchego en un encuentro entre García-Page y Carmen Picazo

Tras el intento fallido en el mandato de José María Barreda, también Emiliano García-Page impulsó esta reforma sin éxito en la pasada legislatura

Desde el PP se advierte: Para la reforma se requiere su "efectiva" participación

Reunión entre Emiliano García-Page y Carmen Picazo

Reunión entre Emiliano García-Page y Carmen Picazo

Nuevo intento para reformar el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. El Gobierno regional, PSOE y Ciudadanos se han emplazado para iniciar la negociación de un nuevo texto. Así lo ha anunciado la portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, tras la reunión que ha mantenido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page con la nueva portavoz de Ciudadanos en la región, Carmen Picazo. 

"El Estatuto de Autonomía que necesita Castilla-La Mancha en pleno siglo XXI debe recoger los derechos sociales como se entiende que se deben recoger hoy en esa pequeña constitución. Es decir, los derechos sociales, la sanidad, la dependencia, la educación, y ver cómo articulamos en el territorio todos los servicios que existen pero que no están blindados en un Estatuto de última generación. Entendemos que en esta legislatura se podrían blindar”, ha asegurado la portavoz.

En este sentido, ha tendido también la mano al PP, “que estaría bien que dejase de ser el partido del megáfono, la pancarta y el escrache para convertirse en un partido útil a la ciudadanía”. “Aun teniendo mayoría absoluta, entendemos que está bien tender la mano a la oposición”, y en ese sentido Blanca Fernández ha contrastado la actitud de Ciudadanos, “un partido que ha demostrado ser útil, que se sienta a hablar de los problemas de la gente, que quiere influir en la política de Castilla-La Mancha” frente al PP, “que está demostrando todo lo contrario, ser un partido que insulta y que es poco útil”.

La reunión es la primera con la que se iniciará la metodología y el calendario para la reforma, ha indicado la consejera, que ha dicho que “cuando dos partidos tan serios como el PSOE y Ciudadanos se sientan a hablar de esto, se trata de un compromiso de legislatura, e incorporaremos al PP si se deja, porque entendemos que el Estatuto será mejor con la participación de todos los partidos políticos que está en las Cortes en estos momentos".

Y van tres veces

Será la tercera vez que un gobierno socialista en Castilla-La Mancha intenta reformar el Estatuto regional. Durante la legislatura pasada, también con Emiliano García-Page al frente, se iniciaron una serie de reuniones, rondas y contactos para redactar una propuesta tanto de este texto como de la Ley Electoral. Finalmente quedó en nada. El PSOE llegó a algunos acuerdos con Podemos -que fue socio de gobierno en el segundo tramo de la legislatura- pero no fructificaron en un acuerdo. Tampoco el PP se subió a ese carro.  

Hace 15 años, socialistas y ‘populares’ sí que consiguieron pactar un texto de reforma que llegó a aprobarse por unanimidad en Castilla-La Mancha pero que encalló en el Congreso de los Diputados. Ese fue el primer gran intento. En octubre de 2004, el entonces presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, propuso una reforma del Estatuto de Autonomía con el objetivo principal de que la comunidad autónoma pudiera decidir en la gestión del agua y más concretamente en la Comisión de Explotación del Tajo-Segura. Un año después, el PP (entonces presidido en la región por José Manuel Molina) y el PSOE firmaban el denominado 'Acuerdo de Fuensalida', con el compromiso de ambos partidos de sacarla adelante.

Tras un grupo de trabajo en la que se sentaron las bases para la reforma y un primer borrador, se produjo un cambio fundamental en los ‘populares’ castellano-manchegos: María Dolores de Cospedal fue nombrada presidenta del partido. Se alcanzó un principio de acuerdo que incorporaba la medida de reducir los trasvases desde el Tajo hasta su fecha de caducidad en 2015. El texto recibió el refrendo unánime de las Cortes regionales y se remitió al Congreso de los Diputados.

El expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el expresidente del PP-CLM, José Manuel Molina

El expresidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el expresidente del PP-CLM, José Manuel Molina JCCM

Una vez tomado en consideración, y en el trámite de enmiendas, tanto PP como PSOE decidieron sustituir la fecha de caducidad del trasvase por una reserva mínima de 500 hectómetros no trasvasables para el Tajo. A partir de ahí, empezaron los desacuerdos entre ambos partidos en el marco de la Comisión Constitucional: mientras los socialistas pedían incluir en el preámbulo una reserva de 4.000 hectómetros en toda la región, el PP pidió que esa cifra fuera una estimación pero sin que se utilizara el término ‘reserva’.

Al final, los ‘populares’ votaron contra la reforma, lo que rompió el consenso e hizo que las Cortes castellano-manchegas pidieran la retirada del texto, en este caso con el rechazo del PP en la región. Transcurridos los años, ahora no parece haber intención del Gobierno socialista de mencionar el agua para la reforma del Estatuto. El objetivo es establecer una serie de “blindajes”, sobre todo de derechos sociales.

Sin Podemos, con Ciudadanos

Podemos ya no tiene representación en las Cortes regionales. Ahora la tiene Ciudadanos, y su portavoz, Carmen Picazo, ha adelantado que el partido será "propositivo y vigilante" en relación a la elaboración del nuevo Estatuto de Autonomía, "haciendo todo lo posible para que sea realmente un Estatuto 2.0, es decir, que incluya las reformas modernizadoras que Ciudadanos ya ha conseguido introducir en los estatutos de otras Comunidades Autónomas". 

“Se puede mejorar un estatuto, adaptarlo a nuestro tiempo, pero respetando el principio de igualdad y de solidaridad respecto al resto de regiones de España", ha resaltado Picazo, reivindicando que "Castilla-La Mancha no es más que otras regiones, pero tampoco menos", en referencia a las cesiones del Gobierno de Pedro Sánchez a los partidos nacionalistas catalanes y vascos.

La advertencia del PP

Tras el encuentro la reacción del  PP de Castilla-La Mancha no ha tardado en llegar y lo hace para advertir que cualquier cambio en el Estatuto de Autonomía tiene que ratificarse mediante una ley orgánica y que eso va a requerir la participación "más que efectiva" de los 'populares'.

El diputado regional del PP Juan Antonio Moreno, ha asegurado no estar dispuesto a que "los socios preferentes" del Gobierno regional --en alusión a Ciudadanos-- traten de imponer al total de la ciudadanía sus criterios. Algo que tanto el PSOE como la formación naranja deben tener en cuenta, decía, según recoge Europa Press.

En todo caso, añadía, todo lo que tenga que ver con una reforma encaminada a la creación de empleo y garantizar el estado de bienestar de la región, gozará del favor de los 'populares'.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha