eldiario.es

9

La Plataforma contra la nueva ley de caza responsabiliza a Soriano de la muerte de Kenitra

Consideran que al no eliminar los peligros que podían tener los linces soltados en el programa Iberlince el pasado mes de julio, es responsable indirectamente de su muerte.

El lince Kenitra murió el 22 de octubre en una batida de zorros.

Un experto denuncia la caída de la población del lince de Sierra Morena y pide una auditoría

Foto: EFE

Si la Consejería de Agricultura, que dirige María Luisa Soriano, hubiera actuado correctamente y hubiera eliminado los peligrosos controles de predadores, probablemente el lince Kenitra estaría vivo. Esa es la conclusión de las organizaciones ciudadanas que integran la Plataforma contra la nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha.

La Plataforma exige una investigación y una información completa y veraz de la muerte por disparos de un cazador del lince reintroducido el pasado mes de julio y apunta a que la muerte vino propiciada por decisiones y descoordinaciones que llevaron a permitir el control de predadores en la zona de suelta de Kenitra, aun cuando se sabía que llevaba tiempo asentado en la finca Navas de la Condesa-Casa de Fuentes, propiedad al parecer del banquero Jaime Botín.

La reacción de la Junta, anunciando su personación en el caso, sería para la Plataforma un simple gesto de cara a la galería “para hacer que todo el foco se centre en la acusación contra el cazador y evitar que se profundice en la mala gestión y en la descoordinación que han contribuido a este lamentable suceso. En este mismo sentido cabe valorar la reacción sobreactuada de la Federación Española de Caza, curiosamente idéntica a la de la Junta”.

A día de hoy se conocen buena parte de los detalles que rodearon la muerte de Kenitra, y todo parecer apuntar a responsabilidades compartidas del cazador, de los gestores cinegéticos de la finca, de la Consejería de Agricultura y posiblemente del programa Iberlince, responsable de la reintroducción de ocho linces el pasado verano en la provincia de Ciudad Real, así como a una evidente falta de previsión y de coordinación entre todas las partes, según fuentes de la citada Plataforma.

Al parecer el lince llevaba un buen número de días localizado a través del radiotransmisor que portaba dentro del coto de caza donde murió, y sin embargo en las fincas del entorno de la zona de suelta no se habían puesto en práctica medidas efectivas para evitar que se realizaran controles de predadores bien mediante trampas, como los alares o lazos, o bien mediante batidas o cacerías de zorro.

Para los responsables de la Plataforma, la Consejería de Agricultura debió asegurar antes la zona de suelta frente a prácticas cinegéticas que suponen un grave riesgo para los linces, como es el caso de los controles de predadores, e impedir que se permitiera realizar una cacería de zorros en el coto donde se situaba al animal.

Para evitar nuevas muertes de linces o de otras especies protegidas la Plataforma contra la Ley de Caza pide que se eliminen y prohíban de una vez en todas las fincas de las comarcas de Sierra Morena, Campo de Montiel y Montes de Toledo, todos los métodos de control de predadores que suponen un riesgo evidente para el lince y otras especies protegidas. Mientras tanto estiman que Iberlince debe retrasar las sueltas hasta que la Junta de Castilla-La Mancha ofrezca garantías plenas de que se ha hecho todo lo necesario para asegurar las zonas de suelta y de presencia eventual de linces en la región.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha