La excavación de la fosa del cementerio de Castelló exhuma el cuerpo del alcalde de Llucena, fusilado por el franquismo en 1939

La consellera Rosa Pérez, de rojo, conversa con familiares de los represaliados por el franquismo enterrados en la fosa del cementerio civil de Castelló.

La excavación de la fosa del cementerio civil de Castelló, financiada por la Generalitat Valenciana, ha permitido exhumar de momento 13 cuerpos de republicanos fusilados por el régimen franquista. Los arqueólogos y antropólogos forenses han localizado este jueves el cuerpo del practicante Casimiro Isidro Beltrán, alcalde de Llucena por Izquierda Republicana fusilado el 16 de marzo de 1939 y que fue, probablemente, el primer asesinado inhumado en la fosa del cementerio en 1939.

El cuerpo del alcalde ha sido localizado a aproximadamente 1,2 metros de profundidad. La primera docena de cuerpos, a apenas medio metro de profundidad, aparecieron en cajas de reducción. Todos, a excepción de un labrador del PSOE, eran militantes anarquistas de la CNT y fueron fusilados en 1943 y 1944. El alcalde de Lucena, un municipio de la comarca de l'Alcalatén, aún tenía abierto, un año después de su fusilamiento, un expediente en el tribunal encargado de la represión económica, según la lista recogida por el historiador Fernando Peña en El precio de la derrota. La Ley de Responsabilidades Políticas en Castellón, 1939-1945 (UJI, 2010).

A diferencia de otras fosas como las de Paterna (València), que pueden tener varios metros de profundidad y albergar muchos cuerpos, las del cementerio civil de Castelló presentan un tamaño más reducido (la lista completa de represaliados figura al final de esta información). En 1989, según cuenta el arqueólogo Jorge García, codirector de la excavación y director gerente de la empresa Drakkar Consultores SL, hubo una remodelación del cementerio civil. "El sepulturero de entonces, como tenía registrado dónde estaba cada fusilado, encargó cajas de madera, puso los nombres, sacó a los republicanos de allí y los enterró en la zona uno del cementerio", explica García en conversación telefónica con eldiario.es. Los especialistas han sacado las cajas que albergaban los 12 cuerpos y han empezado el proceso de identificación. Debajo hay caso una decena de cuerpos de militantes de la UGT, CNT e Izquierda Republicana.

Uno de los cuerpos, el de Ramón Albella Peris, fue entregado a su hijo Ramón Abella y a sus nietos y biznietos, que estuvieron acompañados por el director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez Rico. El hombre, natural de l'Alcora, militante de la CNT y soldado del Ejército republicano, fue detenido al final de la Guerra Civil, internado en uno de los 300 campos de concentración de la España franquista y encarcelado posteriormente en una prisión en el País Vasco. Tras ser juzgado y liberado, volvió a l'Alcora para reunirse con su familia y a los tres días de su llegada fue denunciado, detenido de nuevo y encarcelado en Castelló. Albella fue fusilado el 12 de febrero de 1943 en el Riu Sec (a poca distancia del cementerio). El parte médico firmado el mismo día del fusilamiento indica que murió por "hemorragia producida por pequeño proyectil". 

Maribel Albella, miembro del Grupo por la Investigación de la Memoria Histórica de Castelló y una de las nietas de la víctima, se ha mostrado muy agradecida por poder cerrar este terrible episodio, con la recuperación de los restos de su abuelo: "Hoy han exhumado a mi abuelo Ramón, lo hemos acompañado su hijo Ramón, tres de sus nietos y dos de sus bisnietos. Ha sido muy emocionante y agradecemos la gran tarea de los miembros de la asociación de la Memoria Histórica, así como la atención y sensibilidad recibida", ha señalado.

El equipo de la excavación, formado por dos antropólogos forenses, dos arqueólogos y dos historiadores, ha sido financiado por la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática que dirige Rosa Pérez Garijo. "La apertura de las fosas comunes nos permite localizar y recuperar a las víctimas, identificarlas, devolverlas a sus familias. Es el ejercicio más grande de verdad, justicia y reparación que este país necesita", defiende la consellera Rosa Pérez.

En la provincia de Castelló, la represión franquista fue aún más salvaje que en el resto del territorio. "Las tierras castellonenses experimentaron una represión franquista muy superior a la media del País Valenciano", escribe el historiador Vicent Grau en el libro colectivo La repressió franquista al País Valencià (Tres i Quatre, 2009). La actualización más completa sobre la represión en la provincia del historiador José Luis Porcar, miembro del Grup per a la Recerca de la Memòria Històrica de Castelló, en Un país en gris i negre (UJI, 2020), sostiene que 1.227 personas fueron fusiladas en la provincia (de las cuales 1.157 eran oriundas de Castelló).

Identificación de las víctimas encontradas en las cajas de reducción a 50 cm de profundidad de la fosa: 

1. Luis Picó Salvan (Segorbe), miliciano de la CNT, alfarero, fusilado el 15 de junio de 1944 

2. Bautista Palatsí Montull (Salzadella), presidente CNT regidor, jornalero, fusilado el 15 de junio de 1944 

3. Benigno Morata Roca (Sot de Ferrer), contable, miembro de la CNT-IR, fusilado el 1 de julio de 1943 

4. Salvador Peris Llorens (Onda), miliciano de la CNT-FAI, fusilado el 1 de julio de 1943 

5. Eduardo Pallarés Barrachina (Sant Joan de Moró), chófer, CNT-FAI, fusilado el 23 de mayo de 1943 

6. Vicente Julián Asensio Reverter (Vila-real), labrador, miliciano, fusilado el 6 de junio de 1943 

7. Vicente Claramonte Martínez (Almassora), presidente del Comité Confed. CNT-FAI, podador, fusilado el 6 de junio de 1943 

8. Clemente Garcia Beltrán (Sant Mateu), miembro del Comité PSOE, labrador, fusilado el 20 de abril de 1943 

9. Ramón Aicart Andrés (l'Alcora), ladrillero, miliciano CNT-FAI, fusilado el 18 de febrero de 1943 

10. José Tormo Granell (l'Alcora), vendedor ambulante, miliciano CNT-FAI, fusilado el 13 de febrero de 1943 

11. Álvaro Barberá Segarra (Albocàsser), CNT regidor del ayuntamiento, obrero de villa, fusilado el 13 de febrero de 1943 

12. Ramón Albella Peris (l'Alcora), manobre, miembro de la CNT, fusilado el 12 de febrero de 1943 

Identificación de las 8 víctimas que se buscan a 1'5 m de profundidad de la fosa: 

1. Ricardo Sánchez Vila (Canals), curtidor, soldado IR-UGT, muerto por hemorragia en la prisión el 16 de marzo de 1939 

2. José Garí Boix (Burriana, alq. Sta Bárbara), labrador, miliciano UGT, muerto por hemorragia el 16 de marzo de 1939 

3. Manuel Bueso Puig (Coves de Vinromà), jornalero y alguacil, miembro de la CNT, muerto por asfixia por suspensión el 4 de mayo de 1939 

4. Marcelino Ora Ribera (Castelló), labrador, miembro la UGT, fusilado el 22 de agosto de 1939 

5. Agustín Martí Mateu (Useres), labrador, miliciano IR-CNT, fusilado el 3 de noviembre de 1939 

6. Francisco Bachero Bartol (Argelita), jornalero, CNT regidor del ayuntamiento, fusilado el 3 de noviembre de 1939 

7. Casimiro Isidro Beltrán (Lucena del Cid), practicante, alcalde IR, muerto por hemorragia el 16 de marzo de 1939 

8. José Llach Ibañez (Villahermosa del Río), comerciante, alcalde UGT-CNT, fusilado el 3 de noviembre de 1939

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 22:48 h

Descubre nuestras apps

stats