El pacto entre la fiscalía, los acusados y las víctimas del accidente del metro de València evita el juicio y confirma los 43 homicidios imprudentes

Concentración convocada por la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de julio del 2006.

Accidente de metro de València: 13 años después, pendientes del juicio

Las defensas de los acusados por el accidente del metro de València (en el que murieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas) y la Fiscalía han cerrado un acuerdo de conformidad para evitar el juicio y el ingreso en prisión, según ha avanzado Las Provincias y ha confirmado este diario.

Los procesados admitirán los hechos este próximo lunes, día de inicio del juicio, y obtendrán una reducción de la condena. Cuatro de los procesados aceptan 22 meses de cárcel (en la que no ingresarán) y la Fiscalía retira la acusación contra el resto de los acusados, entre ellos la exgerente de Ferrocarrils de la Generalitat valenciana, Marisa Gracia.

Beatriz Garrote, de la Asociación de Víctimas del metro del 3 de julio del 2006 (AVM3J) y que ejerce como acusación particular, ha declarado a eldiario.es que valoran "muy positivamente" los pactos de conformidad. "Estamos contentísimos y satisfechos por el resultado porque valida que todas nuestras reivindicaciones eran tal cual y supone el broche final de toda la lucha de la asociación", afirma Garrote. La AVM3J siempre ha sostenido que hubo responsabilidad penal en el accidente.

El Ministerio Público reclamaba tres años y siete meses de prisión para los ocho exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat acusados de 43 delitos de homicidio por imprudencia profesional grave y otros 37 delitos de lesiones mientras que la acusación particular que representa a la Asociación de Víctima del Metro del 3 de julio del 2003 (AVM3J) solicitaba cuatro años de prisión y seis de inhabilitación profesional.

Los pactos de conformidad entre las defensas, la Fiscalía y la acusación particular de la AVM3J evitarán un juicio que tenía previsto prolongarse desde este mes de enero hasta el próximo junio, en 66 sesiones por las que desfilarían casi 300 testigos y peritos. En el banquillo de los acusados se sentarán la ex gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, Marisa Gracia, y otros siete directivos de la empresa pública, todos ellos miembros del Comité de Seguridad en la Circulación de FGV.

La magistrada que investigó el terrible accidente, Nieves Molina, archivó el caso en dos ocasiones pero la Audiencia de València obligó a reabrir la investigación. Tras los pactos de conformidad alcanzados, los ocho acusados comunicarán este próximo lunes a la titular del Juzgado de lo Penal número 6 de València que admiten los hechos. Ninguno de los acusados entrará en prisión y no se les reclama responsabilidad civil.

La acusación particular, consciente de que más que probablemente ninguno de los acusados iba a entrar en prisión (hubo dilaciones indebidas y en el momento de los hechos ninguno de ellos contaba con antecedentes penales), valora "muy positivamente" los pactos de conformidad alcanzados. Las 66 sesiones del juicio supondrían "alargar un vía crucis que bastante doloroso y largo ha sido ya", dice Beatriz Garrote, portavoz de la AVM3J.

"Lo que no hemos podido llevar a juicio, por la prescripción, ha sido cómo se manipuló la [primera] comisión de investigación parlamentaria y la gestión penosa e indigna con las víctimas" del Gobierno autonómico presidido por Francisco Camps. "La condena confirmará que faltaban medidas de seguridad", añade Garrote.

Etiquetas
Publicado el
24 de enero de 2020 - 10:54 h

Descubre nuestras apps

stats