Preacuerdo de la fiscalía con Blasco por el fraude en Cooperación para reducir su petición de pena de 16 a menos de 4 años

El exconseller valenciano de Solidaridad Rafael Blasco a su llegada a la Ciudad de la Justicia

La Fiscalía Anticorrupción tiene cerrados preacuerdos de reducción de penas con los principales acusados del caso Blasco a cambio de que confiesen los delitos y devuelvan parte de los cuatro millones de euros desviados. La Abogacía de la Generalitat está a punto de sumarse a algunos acuerdos, aunque reclama más dinero y la Coordinadora Valenciana de ONGD también quiere recuperar el máximo para las arcas públicas y que, posteriormente, se reinvierta en el sector que fue denostado por los escándalos.

De momento, las tres acusaciones sí que han cerrado un pacto con tres de los empresarios comisionistas, Rosa María Castelo, Alberto Pampín y Carlos Andrés Chust, acusados menores en el proceso, pero que ayudan a apuntalar otras acusaciones contra los cabecillas.

Según ha podido saber eldiario.es de fuentes conocedoras de la negociación, la Fiscalía Anticorrupción ha propuesto reducir la petición de penas a menos de cuatro años a los dos cerebros de la presunta trama, el exconseller de Solidaridad Rafael Blasco y el empresario Augusto César Tauroni. A cambio, reconocerán los delitos y cada uno se compromete a pagar parte de lo defraudado, lo que no convence por el poco dinero que representa a la Abogacía de la Generalitat y a la Coordinadora de ONGD.

Rafael Blasco ofrece los bienes que ya tiene embargados y no ha propuesto ninguna de las obras de arte que ha tenido en su vivienda, hecho que demostró el programa de À Punt El Clan Blasco. En ese documental se reveló que el domicilio particular en la Barraca d'Aigües Vives ha estado lleno de cuadros y esculturas de arte moderno que podrían servir para recuperar parte del dinero desviado. Ni Blasco lo ha propuesto ni la fiscalía se lo ha pedido. Al exconseller también se le ha embargado parte de la pensión.

Por su parte, Tauroni ofrece desbloquear los dos pisos de Miami que compró con dinero de la cooperación. En estos momentos, esos bienes no están embargados porque están a nombre de una sociedad y en EEUU, país que impide legalmente a otros países a apropiarse de bienes dentro de sus fronteras. De esta manera, la voluntad de Tauroni sería crucial para recuperar el dinero. El yate, por su parte, está en paradero desconocido.

Fuentes de la Coordinadora de ONGD aseguran que la propuesta de Tauroni es poco realista, puesto que uno de los dos pisos de Miami está hipotecado y se desconoce el paradero de la embarcación. 

Tanto Blasco, que se encuentra cumpliendo el tercer grado de la primera condena, como Tauroni han pasado por prisión con condenas superiores a seis años por la pieza número 1 del caso Blasco. Así que la condena que deberían cumplir ante un fallo contrario a sus intereses no podría ser superior a dos años, puesto que la pena total no puede superar el triplo del delito más grave. Aunque los condenaran a 21 y 16 años.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats